Logo El Confidencial
SOLICITÓ LA NULIDAD EN 2009

Fran Rivera ya tiene vía libre para casarse por la iglesia: "Ya tengo la nulidad"

Después de que en noviembre de 2009 solicitara la nulidad eclesiástica de su matrimonio con Eugenia Martínez de Irujo, Fran Rivera ya puede cumplir su sueño de casarse por la iglesia

Foto: Francisco Rivera y Lourdes Montes, en una fotografía de archivo. (Gtres)
Francisco Rivera y Lourdes Montes, en una fotografía de archivo. (Gtres)

Francisco Rivera y Lourdes Montes ya pueden cumplir con su sueño de casarse por la iglesia. Después de que en noviembre de 2009 el torero solicitara ante el Tribunal de la Rota la nulidad eclesiástica de su matrimonio con Eugenia Martínez de Irujo, con quien se casó en Sevilla en 1998, el torero ha confirmado a Vanitatis lo que lleva más de cuatro años esperando. “Sí, ya tengo, por fin la nulidad”.

Empeñado desde el primer momento en anular su matrimonio con la madre de su única hija, Cayetana, esta decisión nunca encontró la oposición de Eugenia, que poco tuvo que aportar en sus justificaciones ante La Rota, papel que dejó a su exmarido. Frente a las autoridades eclesiásticas fue Francisco Rivera quien cargó con toda la culpa sobre sus hombros. “Soy un conquistador insaciable, incapaz de cumplir con mis obligaciones en la pareja”, una contundente frase cuyo único objetivo era obtener la nulidad lo más rápido posible. Con el error ya admitido, la documentación que presentó ante La Rota desvelaba que se casó con Eugenia Martínez de Irujo por la presión de los medios y porque no tenía otra salida.

Eugenia y Francisco el día de su boda (Gtres)
Eugenia y Francisco el día de su boda (Gtres)
Desde su boda, los desplantes a la hija de la duquesa de Alba pasaron de hacerse en privado a ser publicados en los medios de comunicación. Sin unos cimientos sólidos entre ellos, ambos decidieron separarse en 1999, un año y medio después de su boda. Tres años después, se anunció públicamente un hecho que ya era evidente tras la escasa falta de compromiso y las continuas infidelidades por parte de Fran, que no cesaron ni tan siquiera con el nacimiento de Cayetana.

Tras varias relaciones infructuosas, finalmente Fran Rivera encontró en Lourdes Montes la mujer con la que volver a pasar por el altar. Sin la nulidad todavía en la mano, la única posibilidad que ambos tenía eran celebrar una boda civil. Así, el pasado mes de septiembre en Ronda la pareja se convirtió en marido y mujer a ojos de la ley. Su sueño de hacerlo ante los de Dios ya es un hecho que aún no tiene fecha pero sí sitio. “Tengo fe y soy un hombre de fe, soy católico y mi fe y a quien pienso y me encomiendo es a mi Cristo de las Tres Caídas de la Esperanza de Triana y casarme allí, para mí sería… Casarme con Lourdes allí, no habría mejor sitio”, ha confesado Rivera a la revista ¡Hola! 

 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios