Logo El Confidencial
TAMBIÉN ACUDIERON KOPLOWITZ Y PITITA

La infanta, Bordiú y Naty Abascal arropan a Marichalar en el funeral por su madre

La hija del Rey quiso estar al lado de la familia de su ex en el funeral por la condesa viuda de Ripalda. Ocupó un discreto segundo plano lejos de su hijo

La misa funeral por Concepción Sáenz de Tejada, condesa viuda de Ripalda y madre de Jaime de Marichalar, congregó este lunes a amigos y conocidos de la familia en la iglesia de los Jesuitas de la calle de Serrano de Madrid. A las ocho de la tarde comenzó la misa funeral oficiada por el cardenal de Pamplona y cuatro sacerdotes más, en una liturgia emotiva donde la infanta Elena optó por pasar lo más desapercibida posible. Muchos de los asistentes no se percataron de su presencia hasta su salida del templo, porque en todo momento quiso ceder el protagonismo a los hijos y nietos de la que fuese durante años su suegra. Ni tan siquiera permaneció junto a su hijo Froilán, que se sentó con sus primos detrás de su padre y sus tíos, que ocupaban el primer banco a la izquierda del altar. Las mujeres de la familia lo hicieron en el derecho y la infanta, por decisión propia, en otro lugar menos destacado. Con ella se encontraban sus primas, María Zurita y Simoneta Gómez Acebo, además de Miriam Ungría, que a pesar de no ser familia directa es tratada como tal.

Álvaro de Marichalar en el funeral por su madre (Gtres)
Álvaro de Marichalar en el funeral por su madre (Gtres)
En todos los bancos reposaba un cuadernito para seguir la liturgia con los temas musicales elegidos por los hijos e interpretados por el Coro Villa de Las Rozas. En el anverso, un carboncillo de la iglesia de Santo Domingo de las Clarisas de Soria. En el reverso, la letra en latín de la oración Salve Regina, que cantaron los asistentes al finalizar la liturgia. Infanta incluida.

A las siete y media, antes de comenzar la misa y mientras llegaban los asistentes, se escuchaban en la iglesia piezas de Bach, Mozart y Fauré. En el ofertorio impresionó el Ave María de Schubert, el cual cantó la soprano Laura Fernández Alcalde. Amalio, el hijo mayor de la condesa viuda de Ripalda, leyó la primera lectura y después le siguieron sus nietos, que se hicieron cargo de las siguientes epístolas. En mitad de la liturgia  sonó el himno nacional con los acordes del organista Jesús de los Ríos.

Llamó la atención el semblante compungido de Froilán. Quería mucho a su abuela, con la que pasaba vacaciones en Soria y Sotogrande. El adolescente, con corbata negra y chaqueta de idéntico color, arropó a su padre y, cuando llegó el momento de la paz, le abrazó con mucha ternura para su consuelo. Jaime de Marichalar, visiblemente afectado por la pérdida de su madre, explicó a sus amigos cómo estaba llevando el proceso de duelo: “Poco a poco voy remontando. Es duro porque mi madre ha sido siempre nuestro principal apoyo”.

Ignacio de Marichalar junto a su mujer y sus dos hijos (Gtres)
Ignacio de Marichalar junto a su mujer y sus dos hijos (Gtres)

Jaime recibió el cariño de todas sus amistades. Sobre todo de su núcleo principal de íntimos, que está formado por Naty Abascal, Conchita March, Marisa de Borbón y Carmen Martínez Bordiú, que en esta ocasión acudió sola. En el templo coincidió con su hijo Luis Alfonso y la mujer de este, Margarita de Vargas, que, aunque por edad no forman parte del mismo grupo social, si han coincidido en cenas y almuerzos en casas de amigos comunes.

Pitita Ridruejo y Mike Stilianopoulos (Gtres)
Pitita Ridruejo y Mike Stilianopoulos (Gtres)
Pitita Ridruejo y su marido Mike Stilianopoulos también quisieron dar el pésame a los Marichalar: “Son una familia estupenda. Los conocemos a todos desde pequeños porque nosotros también tenemos casa solariega en Soria. Concha, la madre, era una mujer excepcional, luchadora, que sacó adelante ella sola a sus hijos cuando se quedó viuda”. Pitita contaba que también conocía “de siempre al cardenal que está oficiando la ceremonia. Antes de ser cardenal de Pamplona, se encargaba de la diócesis de Osma-Soria y mantenemos una relación muy directa”.

Antes de finalizar la misa apareció Esperanza Aguirre, que venía del funeral de Estado en honor al expresidente de Gobierno Adolfo Suárez en la catedral de la Almudena de Madrid. También se encontraban en el funeral por la madre de Marichalar, Paloma Segrelles, Coqui Font, Carlos Mundy, la princesa Beatriz de Orleans, Antonio Camuñas, María Escudero y Alicia Koplowitz. La empresaria mantiene una excelente relación con Jaime de Marichalar, a quien mantuvo en los consejos de administración de sus empresas hasta que vendió su parte a su hermana Esther. Es por eso que Koplowitz quiso estar presente en este difícil momento para el exduque de Lugo, como así hizo su exmujer, la infanta Elena. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios