La familia Biondo acosa al entorno de Raquel Sánchez Silva
  1. Noticias
HAN VIAJADO A Madrid y plasencia

La familia Biondo acosa al entorno de Raquel Sánchez Silva

El próximo 30 de mayo se cumple un año de la muerte de Mario Biondo, un tiempo en el que ni Raquel Sánchez Silva ni la familia del cámara italiano han conseguido superar sus diferencias

Foto: Raquel, junto a la madre y a la hermana de Mario Biondo el día de su entierro en Palermo en junio de 2013 (Gtres)
Raquel, junto a la madre y a la hermana de Mario Biondo el día de su entierro en Palermo en junio de 2013 (Gtres)

El próximo 30 de mayo se cumple un año de la muerte de Mario Biondo, un tiempo en el que ni Raquel Sánchez Silva ni la familia del cámara italiano han conseguido superar sus diferencias. Aquel jueves, Vilma Graciela, la asistenta del matrimonio, encontró el cuerpo sin vida del cámara de MasterChef a las 17:00 horas. Acudió a la casa por petición de Raquel, que había recibido una llamada del programa de TVE advirtiéndola de que su marido no había ido a trabajar ese día. Nerviosa después de ver a Biondo “en suspensión parcial y con un pañuelo anudado en un extremo alrededor de su cuello y el otro en una de las estanterías del salón”, según recogió el atestado policial, al que tuvo acceso Vanitatis, Vilma salió corriendo a la calle para parar un coche de Policía. El forense decretaría la muerte de Biondo poco después.

La asistenta llamó a la policía porque intentaron entrar en su casa. La madre de Biondo puso el pie en la peurta para que no la cerrara

Casi once meses después de aquello, los padres de Mario, Pipo y Santina, se han desplazado hasta Madrid acompañados por un equipo de la televisión italiana, con la que han firmado una exclusiva para grabar un reportaje sobre la muerte de su hijo. Sin embargo, sus ‘particulares’ investigacioneshan ido demasiado lejos. Este miércoles por la tarde, Pipo, Santina y los periodistas italianos se desplazaron hasta el madrileño barrio de Oporto, donde actualmente vive Vilma Graciela, para intentar hablar con la persona que encontró el cuerpo de Mario Biondo.

La situación fue tan tensa que Vilma se vio obligada a telefonear a la policía que, según confirman fuentes del cuerpo a Vanitatis, recibió una llamada de la que fuera asistenta del matrimonio en la que declaraba que estaban intentando entrar en su casa. A su llegada, la familia Biondo y la televisión italiana ya se habían marchado, por lo que Vilma decidió no poner una denuncia, pero sí declaró ante los agentes que la madre de Biondo, Santina, ante su negativa de no querer narrar ante la cámara cómo fue el momento en el que encontró el cuerpo de Biondo, puso el pie en la puerta para que no la cerrara.

Este medio se ha puesto en contacto con Vilma, quien no ha querido hacer ningún tipo de declaración, ya que se encontraba “muy nerviosa”. Entre otras cosas, porque fue madre hace apenas 15 días. Sus representantes legales, con los que también se ha puesto en contacto Vanitatis, reconocen los hechos y denuncian que su cliente “se sintió acosada”.

placeholder Raquel y Mario el día de su boda en Sicilia. (Gtres)

“Sentí que era objeto de chantaje psicológico”

Sin embargo, esta no fue la única visita que realizaron los Biondo y la televisión italiana en Madrid. Sólo unas horas antes del incidente en casa de Vilma, se presentaron en el antiguo piso que compartían Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo cerca de la plaza de Tirso de Molina y que la presentadora puso en alquiler el pasado mes de noviembre para mudarse a un piso en la calle Génova de Madrid, muy cerca de la sede del Partido Popular, huyendo del recuerdo.

A primera hora de la mañana, el nuevo inquilino recibió la visita de cuatro personas, quienes le pidieron que les dejase pasara ver la casa. Sorprendido, les preguntó cuál era el motivo por el que estaban allí, ante lo que uno de ellos, una periodista, señaló a dos de sus acompañantes y dijo: “Estos son los padres de Mario Biondo”. Ante esto, Santina tomó la palabra: “Esta fue la casa de mi hijo… por favor”.

La madre de Biondo, Santina, quiso entrar en la casa donde murió su hijo.

“Sentí que era objeto de un chantaje psicológico. No fue nada agradable. Entiendo su dolor, de verdad, pero estoy alquilado por Raquel, ella es mi casera y aquí no hay nada que ver”, afirma el actual inquilino a este medio. Ante la insistencia de los cuatro y, sobre todo, tras un encontronazo con la periodista italiana, el tono de la conversación cambió. “Si queréis algo, hablad con ella”, concluyó el inquilino, tal y como él mismo explica.

Esta no es la primera ocasión en la que arrendatario dice haber recibido una visita de este tipo. “La primera vez que vinieron lo hicieron engañando. Preguntaron por una casa que se vendía o se alquilaba y pensé que venían rezagados. Les abrí, me preguntaron por el edificio y en un movimiento raro de uno de los chicos vi que tenían una cámara y les cerré la puerta. Al rato, bajé a la calle y ahí estaban. Sólo les dije que no tenían autorización para grabar dentro del edificio y esa frase salió poco después en la televisión italiana”, confiesa. Pero no todo quedó en esa anécdota. “Hace tres semanas vino otra avanzadilla y estuvieron todo el día en la calle después de que les echaran del inmueble. Me preguntaron si conocía a Raquel y les dije que no”.

Según ha podido confirmarVanitatis, el periplo españolde los Biondo ha continuado en las últimas horas,ya que en la mañana de este jueves han viajado hasta Plasencia, localidad cacereña en la que vive la familia de Raquel, para hablar con su madre, quien les ha visto en las inmediaciones de su vivienda.

¿Caso abierto?

Raquel en 'Supervivientes'A más de 8.000 kilómetros de distancia y volcada en su nuevo proyecto en Supervivientes, Raquel Sánchez Silva continúa recuperándose del golpe que sufrió hace casi un año. Es una incógnita aún sia su vuelta de Honduras deberá enfrentarse o no a las preguntas del juez italiano que ordenó la exhumación del cuerpo de su marido el pasado 23 de diciembre. A pesar de que el pasado mes de septiembre la justicia española descartó el asesinato de Mario Biondo y archivó la causa, la familia del cámara logró reabrir el caso en Italia. “La hipótesis del suicidio nunca ha convencido a nuestra familia. Mario ha sido asesinado. Y fue premeditado. Seguramente mi hermano había descubierto algo”, aseguraron Andrea y Emanuela Biondo, los hermanos, hace varios meses. Por el momento, se desconoce cuál ha sido el resultado de la segunda autopsia, realizada en Italia hace ya tres meses, pero los Biondo continúan elucubrando sobre las causas que provocaron la muerte de su hijo. Y parecen más dispuestos a todo que nunca.

El redactor recomienda