El ‘'baby shower' rosa de Cristina Valls Taberner, que espera una niña
  1. Noticias
EN UN MES SALE DE CUENTAS

El ‘'baby shower' rosa de Cristina Valls Taberner, que espera una niña

Un total de 30 amigas se dieron cita en la ‘party’ organizada para celebrar el próximo alumbramiento de la hija del ex presidente del Banco Popular

Foto: Cristina Valls Taberner y Francisco Reynes (Gtres)
Cristina Valls Taberner y Francisco Reynes (Gtres)

El bebé que espera Cristina Valls Taberner y su marido, Francisco Reynes, es una niña, por eso la fiesta que le organizaron las amigas en su casa de Barcelona este jueves tenía como temática el color rosa. Todo iba en ese tono: los globos, las flores, la decoración de la mesa, los manteles, los cupcakes, hasta el champán, que era rose. Incluso, la futura mamá iba vestida en este color. Si las cuentas no le fallan queda menos de un mes para el nacimiento de la primera hija de la empresaria y el cuarto para el consejero delegado de Abertis, que tiene tres hijos de un matrimonio anterior.

Cristina y sus amigas se citaron en este baby shower, lo que antes se llamaba fiesta de chicas para festejar el embarazo de la amiga y que sirve para hacer entrega de los regalos que se han comprado para el recién nacido. El origen de esta convocatoria tenía un fin solidario, ya que era una manera de echar una mano a los padres facilitando la canastilla y otras muchas cosas que necesita un bebé. De esta manera se mitigaba el gran gasto inicial que supone a unos padres la llegada de un bebé. No es el caso del matrimonio Reynes-Valls, que no necesitan esa ayuda, pero estas reuniones hoy en día están más enfocadas a pasar un buen rato con la futura madre.

El baby shower comenzó a las 19:00 horas. Las 30 amigas que acudieron al domicilio de Cristina lo hicieron con un estilismo muy parecido. Todas ellas con dos coletas adornadas con lazos rosas. Uno de los regalos consistía en un cuadro collage con fotos de las invitadas cuando eran pequeñas. Durante la merienda había que identificar a cada una de las que aparecían retratadas y quien tuviera más aciertos recibía un premio. La mayoría de los obsequios tenían que ver con el mundo infantil y uno de los que más sorprendió a la embarazada fue una tarta realizada con pañales. Al igual que se hace con las bodas, el bebe también tiene sus propia lista de nacimiento en Tartine et Chocolat. Con lo cual, las amistades no tienen que preocuparse en si el regalo es el adecuado o si gustará a los papás. Fueron más de tres horas de baby shower, que terminó pasadas las 22:00 horas.

Embarazo Regalos Cristina Valls Taberner
El redactor recomienda