Logo El Confidencial
los ha celebrado de forma íntima

Los discretos 40 años de Luis Alfonso de Borbón

El hijo de Carmen Martínez Bordiú ha cumplido cuarenta años y ha preferido celebrarlo de una manera discreta, como ha hecho en otras ocasiones

Foto: Una imagen de archivo del hijo de Carmen Martínez Bordiú (Gtres)
Una imagen de archivo del hijo de Carmen Martínez Bordiú (Gtres)

Luis Alfonso de Borbón ha cumplido cuarenta años y ha preferido celebrarlo de una manera discreta. En realidad, desde que tomó las riendas de su vida ha sido así. Aunque se esperaba que los cuarenta  los celebrara por todo lo alto al ser una fecha redonda, finalmente no ha sido así.  El año pasado, reunió a un grupo de amigos en un restaurante de Madrid y esta vez ha preferido una reunión más intima a la que, por supuesto, no faltó su abuela, que ha sido siempre su referente.  Cuando murió el duque de Cádiz, Luis Alfonso no quiso vivir en Paris con su madre y Jean Marie Rossi, que en aquel momento era su segundo marido. La duquesa de Franco ha sido y es una de las personas que más quiere y la que siempre ha estado presente en su vida.

Al hijo de Carmen Martínez Bordiú no le gustan las grandes concentraciones sociales y procura pasar lo más desapercibido posible aunque, cuando se le  pregunta por su historial, dice que asume quién es pero que “eso no quiere decir que me guste aparecer en los medios. Tengo una vida muy tranquila y normal con mi mujer, mis hijos y mis amigos, mi trabajo”.  Para figurar ya está  Carmen Martínez Bordiú, que es la imagen más excéntrica de la familia. Si al principio a él le disgustaban  los líos amorosos de su madre con novios de quita y pon y maridos estacionales, el tiempo le acabó dando la razón. A Luis Alfonso el último amigo/novio de su madre, Luis Miguel Rodríguez, le cae muy bien y, de hecho,  han compartido algún almuerzo y cena. 

Luis Alfonso con su esposa, Margarita Vargas (Gtres)
Luis Alfonso con su esposa, Margarita Vargas (Gtres)

Luis Alfonso nació el mismo día en que en Portugal se conmemora la revolución de los claveles. Casualidades de la vida ya que,  a diferencia de su tío Francis Franco,  Luis Alfonso no ha  entrado nunca en temas políticos. Ejerce de duque de Anjou  con  las tradiciones que  conlleva  el titulo y el ser  heredero legítimo al trono de Francia, una quimera que no le quita el sueño. Con una vida marcada por la tragedia de la muerte de su padre, hoy Luis Alfonso de Borbón  es un hombre feliz junto a su mujer Margarita Vargas, una mujer  simpática y sin pretensiones sociales. Ella se ha acoplado perfectamente a la vertiente más publica de lo que significa estar casada con él  y procura mantener un perfil bajo.

El matrimonio de sus padres,  Víctor  Vargas y Leonor Santaella, se derrumbó de un día para otro, cuando se su supo públicamente que el magnate venezolano esperaba un hijo de una diseñadora de joyas con que la que convive actualmente porque aun no se pueden casar. La suegra de Luis Alfonso pasa mucho tiempo en Madrid con su hija y sus tres nietos.  Luis Alfonso es  vicepresidente del  Banco Occidental  de Descuento,  cuyo dueño es su suegro.  Se encarga de la parte internacional y eso le obliga a viajar continuamente. Margarita, su mujer lo tiene asumido y  asegura que no lo lleva mal. El día que se mudaron a Madrid desde Caracas, donde prácticamente vivían enclaustrados, y  rodeados de un ejército de guardaespaldas, sabían que, a cambio de esa libertad, Luis tendría que viajar a menudo a Venezuela, como así ha sido.  

 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios