Telma Ortiz se esconde de los paparazzi en el Trofeo Godó
  1. Noticias
intentó pasar desapercibida entre la gente

Telma Ortiz se esconde de los paparazzi en el Trofeo Godó

A pesar de que Rafa Nadal no jugaba en la final del 62º Trofeo conde de Godó, Telma Ortiz decidió acudir al Real Club de Tenis de Barcelona al lado de amigos

Foto: La hermana de la Princesa, en una imagen de archivo (Gtres)
La hermana de la Princesa, en una imagen de archivo (Gtres)

A pesar de que Rafa Nadal no jugaba en la final del 62º Trofeo conde de Godó, Telma Ortiz decidió acudir al Real Club de Tenis de Barcelona junto a un matrimonio y su hija Amanda para ver el último partido de la competición disputado entre el colombiano Santiago Giraldo y el japonés Kei Nishikori, que finalmente ganó en sólo dos sets (6-2 y 6-2).

Iba vestida de una forma tan normal con minifalda tejana, camiseta color café, gafas de sol, sombrero estilo vaquero y un collar dorado grande, que pasó totalmente desapercibida entre el gentío. Telma está feliz porque nadie se había percatado de su presencia hasta que una fotógrafa, vinculada al mundo del tenis, dio la voz de alarma al resto de sus compañeros. “Ahí va Telma, chicos” y, en seguida, todos empezaron a seguirla.

Telma jugó al despiste y se escondía de los paparazzi. No quería saber nada de ellos y, cabizbaja, intentaba evitar que se le hicieran fotos. Y, por supuesto, hizo caso omiso a los micros. No soltó ni ‘mu’ sobre cómo había conseguido su puesto como directora de relaciones internacionales en la escuela de negocios ESERP. A su entorno más cercano le comenta que no quiere tratos preferentes por ser hermana de la princesa de Asturias, pero lo cierto es que sus últimos trabajos han estado en el punto de mira.

Otro año sin Cristina

placeholder La infanta, Urdangarin, Rafa Nadal y David Ferrer en 2008 (Gtres)

Desde que saltara el escándalo de Iñaki Urdangarin, la infanta Cristina no ha vuelto a entregar el trofeo para evitar los insultos que tanto a ella como a su marido le proferían ciertos miembros del club así como algunos de sus vecinos. Este selecto club está a pocos minutos caminando de su palacete barcelonés.

Además, durante su estancia en el torneo Godó, esperó a que todo el mundo se hubiera sentado en la grada para que ella pudiera entrar. Una vez sentada, el personal de las instalaciones la cambió de sitio para que no le diera el sol. A este gran evento deportivo del año en la ciudad condal también asistieron una embaradísima Crsitina Valls Taberner; el director Alejandro Bayona y Silvia Abascal, bastante recuperada de su ictus cerebral, que se mostró muy distante con la prensa y fue acompañada por la también actriz Irene Visedo.

Infanta Cristina Iñaki Urdangarin
El redactor recomienda