Patricia Rato y Nuria González le hacen 'la ola' a Dora la Exploradora
  1. Noticias
el miércoles en el parque de atracciones

Patricia Rato y Nuria González le hacen 'la ola' a Dora la Exploradora

Rostros conocidos con prole para un acto familiar. Como buenas madres, Patricia Rato y Nuria González fueron protagonistas de la inauguración

Rostros conocidos con prole para un acto familiar. Como buenas madres, Patricia Rato y Nuria González fueron protagonistas de la inauguración de la zona infantil del parque de atracciones de Madrid. Los organizadores de las fiestas promocionales procuran que los personajes que sirven de reclamo tengan un perfil de acuerdo con el nivel de la convocatoria. Si es un estreno como el de Paco León y su Carmina y amén, el mundo del cine y de la tele se vuelca. En el caso de la comedia teatral de Fernando Candela Los pijos también lloran, lo mismo. En este caso, el título de la divertidísima obra ya llevaba implícito que el mundo choni no tiene representación aunque en ocasiones el chonismo y el falso pijerío sea muy parecido. A menudo parece mejor ua ‘poligonera real’ que una ‘megapija’ como Tamara Falcó, que además de no resolver la convocatoria, vuelve a su tema sobre entrar en un convento. Eso debieron pensar en este caso los organizadores de la fiesta familiar del parque de atracciones de Madrid.

El preámbulo viene a cuento porque la inauguración de la zona infantil del mismo requería como personajes a famosos con un perfil familiar y de niños. Y por eso, en la fiesta a la que también acudieron Rato y González, los organizadores eligieron a Carlos Moyá y Carolina Cerezuela como anfitriones del evento. Y no a Gloria Camila, la hija de Ortega Cano, cuyo perfil es más cercano a San Isidro.

Carolina y Carlos acudieron con sus hijos y no pusieron pegas para que se les fotografiara. Con buena lógica explicaron que “si acudimos a una fiesta infantil con los hijos lo absurdo es que les escondamos y más si quieren hacerse fotos con Dora Exploradora”. Nuria Gonzalez y Patricia Rato, tres cuartos de lo mismo. Cada una acudió con su prole y sin problemas a la hora de posar, sino todo lo contrario. La mujer de Fernández Tapias acudió con Ivan y Alma de 10 y 6 años. Ambos se mostraron muy educados y parecen no incordiar cuando su madre está hablando con la prensa. Nuria, que es una de las personas que más sabe del mundo taurino, contaba, junto a la hermana de El Juli, que esperaba tener una buena Feria de San Isidro.

La mujer de Fernández Tapias es fija en Las Ventas y ha rechazadola oferta que en ocasiones la han planteado para convertirse en crítica taurina. Pese a todo, de sus conversaciones se deduce que tiene conocimiento suficiente. A su hijo Ivan también le gusta la tauromaquia y, al preguntarle cuales eran sus toreros preferidos contestó, con absoluta seguridad, que “El Juli', Manzanares, Ponce y Talavante”.

A diferencia de otros famosos que escapaban este puente, Nuria se quedaba en Madrid igual que Patricia Rato. Esta última sigue volcada en sus entrevistas en la revista Telva y el trabajo en las fundaciones familiares. Con respecto a su amistad con Javier Moro, no hay ninguna variación a las declaraciones que en su día concedió a Vanitatis, que vienen a decir algo así como “sin novedad en el frente”.

Atención sobre Gloria Camila

Gloria Camila, en una fotografía de archivo (Gtres)Todos los personajes que asistieron a la cita lúdica eran de primera fila y por lo tanto con experiencia suficiente para saber que cuando se acude a un encuentro de estas características no hay que organizar momentos estelares ajenos a la convocatoria como fue el caso de Gloria Camila, la hija de Ortega Cano y Rocío Jurado. La joven parecía desentonar en la fiesta dada la situación familiar que vive: el padre está en la cárcel, el hermano en periodo de recuperación después de haber salido también de prisión y su hermana, Rocío Carrasco, desaparecida. Oficialmente no cobró un euro por acudir al evento, al menos por parte del parque de atracciones, cuyos responsables de eventos lo confirmaron a Vanitatis pero sin negar que no lo hiciera de otra firma. La joven posó y habló lo justo porque ya había apalabradas unas entrevistas.En las declaraciones públicas no se quiso mojar y, a pesar del mosqueo que mantiene con su hermano porque no sigue las pautas para reconducir su vida aseguró que se llevan “muy bien”.

Lo llamativo del acto es que, una vez que terminó el photocall, en vez de marcharse por la puerta principal, como hicieron después el resto de famosos, ella se subió a un coche de seguridad con sirena como si fuera una autoridad o hubiera cometido un delito. Gloria Camila es una chica normal, como así lo ha demostrado y no necesitaba tanta parafernalia.

Nuria González Patricia Rato Madrid Paco León Las Ventas El Juli Prensa
El redactor recomienda