Logo El Confidencial
OLIVIA VIENE CON UN RESTAURANTE BAJO EL BRAZO

Martín Berrocal y Cayetana Guillén Cuervo, conejillos de indias de Rosauro Varo

El novio de Amaia Salamanca, que abrirá en breve un restaurante en la capital, ha dado una cena en ‘petit comité’ para selectos invitados

El empresario Rosauro Varo tiene mucho que celebrar. Acaba de ser padre junto a la actriz Amaia Salamanca de su primera hija, Olivia, y los negocios le van bien. De hecho, el sevillano está a punto de abrir un nuevo restaurante en la zona centro de Madrid. Pero antes, quiso invitar a un grupo de selectos amigos para que probaran las viandas que vestirán la carta del establecimiento.

El pasado sábado, coincidiendo con el partido de fútbol que decidía la Liga entre el FC Barcelona y el Atlético de Madrid- Barcelona, Rosauro decidió hacer una pre-inauguración en petit comité para unos clientes muy exclusivos. Además de Amaia Salamanca, que actuó de anfitriona, a la mesa se sentaron Álvaro Fuster con su mujer, Beatriz Mira; Eugenia Martínez de Irujo, quien fue su novia hace muchos años y con la que mantiene una estupenda relación de amistad; Rafael Medina, acompañado por su mujer, Laura Vecino; Cayetana Guillén Cuervo, Ariadne Artiles, Vicky Martín Berrocal y Boris Izaguirre, entre otros.

Tomás Alía, la 'duquesita' y Cayetana Guillén Cuervo (Instagram)
Tomás Alía, la 'duquesita' y Cayetana Guillén Cuervo (Instagram)

Según cuenta uno de los invitados a Vanitatis: "Tanto Rosauro como Amaia están en su mejor momento, y se les nota. Tienen mucho que celebrar". Era un evento privado, entre amigos, sin el rigor del protocolo y sin prisas por terminar. De hecho, salieron del restaurante ya entrada la madrugada, tras disfrutar de varias recetas mediterráneas y algún que otro Gin Tonic. En cierto modo, los allí presentes ejercieron de conejillos de indias. Rosauro invitó a este selecto grupo para conocer su opinión tanto de la cocina como del propio local. Según cuentan a Vanitatis, aún están con los últimos detalles y lo que el empresario pretende es que el negocio haya tenido un rodaje antes de hacer una inauguración oficial. Los escogidos comensales pudieron probar varios de los platos de una carta que está basada en comida mediterránea.

Imagen del interior del restaurante
Imagen del interior del restaurante
Según ha podido conocer Vanitatis, el empresario y sus socios estuvieron durante muchos meses negociando la adquisición de este local. El restaurante, al que Varo le ha bautizado como Otto, fue traspasado el pasado mes de noviembre por su anterior propietario, el empresario hostelero Chema Sastre. Tras su adquisición, emprendieron un completo lavado de cara. El local ha sido totalmente restaurado por el conocido diseñador de interiores Tomás Alias, quien tiene en su haber obras como el hotel Oscar Room Mate de Madrid, propiedad de Kike Sarasola, o los conocidos restaurantes Larios Café o Zaranda.

El nuevo restaurante, que pronto se convertirá en uno de esos lugares que reunirá a lo más chic de la capital, consta de dos plantas. La de entrada posee una gran barra y varias mesas para comer con vistas a la Castellana. En ambos pisos hay diferentes comedores, algunos privados, y espacios decorados con temáticas distintas, uno de ellos simulando una biblioteca. También goza de una terraza para los que quieran disfrutar del aire libre.

Según cuentan a Vanitatis, las obras concluirán estos días y está previsto que el restaurante se inaugure la próxima semana

Fachada exterior del restaurante otto
Fachada exterior del restaurante otto

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios