Logo El Confidencial
TIENE QUE HACER FRENTE A UNA MULTA

La Policía Nacional incauta siete gramos de cocaína a José Fernando Ortega

Después de reconocer su adicción a las drogas y al alcohol e ingresar en un centro de rehabilitación, la Policía Nacional le ha incautado 7 gramos de cocaína

Foto: José Fernando en una fotografía de archivo (Gtres)
José Fernando en una fotografía de archivo (Gtres)

El hijo de José Ortega Cano vuelve a las andadas. Después de reconocer su adicción a las drogas y al alcohol e ingresar en un centro de rehabilitación, la Policía Nacional han incautado a José Fernando siete gramos de cocaína. Los hechos ocurrieron el pasado fin de semana cuando varios agentes vestidos de paisano patrullaban la zona en la que se encontraban José Fernando y sus amigos, según ha desvelado este jueves El Diario de Sevilla.

Después de pedirle la documentación y ser cacheado, la Policía le requisó la droga y levantaron un acta por tenencia de estupefacientes. En esta ocasión, José Fernando no ha sido detenido debido a que la cantidad decomisada estaba dentro del límite que considera el Tribunal Supremo y que está establecido en 7,5 gramos, es decir, medio gramo más de lo que el hijo de Rocío Jurado llevaba encima.

Sin embargo, y aunque no se ha levantado ningún atestado, José Fernando tendrá que hacer frente a una sanción administrativa y a una multa que aún no ha trascendido ya que, en ningún momento, la Policía sospechó que el joven pudiera estar inmerso en el tráfico de drogas.

Fuentes cercanas a la familia aseguran a Vanitatis que ya han tirado la toalla después de las últimas idas y venidas de José Fernando, que parece atender a las peticiones de sus más allegados.

Ante el juez el pasado mes de marzo (Gtres)
Ante el juez el pasado mes de marzo (Gtres)
Hace apenas tres meses, un arrepentido José Fernando reconoció ante el juez haber consumido “alcohol, cocaína y porros” la noche en la que él y un grupo de amigos por agresión y robo de un vehículo a las puertas del club de alterne El Rey 2000, situado en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta.

Tras ingresar en prisión el pasado 14 de noviembre acusado de otros delitos, entre ellos contra la seguridad vial y robo con violencia, finalmente la juez decidió dejarle en libertad el pasado 14 de marzo después de que la Fiscalía rebajase su petición de condena de cinco a tres años de cárcel y la acusación particular de ocho a dos.

Dos semanas después, la magistrada hizo pública la sentencia, en la que se dictaminó un año y nueve meses de prisión para José Fernando por un delito de robo con violencia, una pena en la que se aplicaron los atenuantes de drogadicción, confesión y reparación del daño. Además de ser considerado responsable de los hechos, la jueza encontró a José Fernando culpable de un delito de falta con lesiones y de conducción sin permiso por el que fue condenado a pagar una cuota diaria de 5 euros durante un mes y a 31 días de trabajo para la comunidad.

Sólo cuatro días después, y coincidiendo con el Día del Padre, José Fernando ingresó por su propia voluntad en el Instituto Hipócrates para tratar sus adicciones. Dos semanas después, abandonaba el tratamiento e ingresaba en la clínica que Pepe El Marismeño tiene en Sevilla, el Instituto Galeano, de donde fue expulsado a los veinte días por incumplir las normas.

José Fernando en el Instituto Hipócrates (Gtres)
José Fernando en el Instituto Hipócrates (Gtres)

 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios