Logo El Confidencial
APUESTA POR INVERTIR EN LADRILLO

Los negocios acercan de nuevo a Banderas a España

En los últimos tiempos, el actor malagueño se ha dedicado a adquirir varios inmuebles en su rincón preferido de Andalucía: el casco viejo de Málaga

Foto: El actor malagueño Antonio Banderas en una imagen de archivo (Gtres)
El actor malagueño Antonio Banderas en una imagen de archivo (Gtres)

La casa que Antonio Banderas ha adquirido recientemente en el centro de Málaga constituye solo una pequeña parte de las inversiones inmobiliarias que el actor lleva un tiempo efectuando en el casco antiguo de su ciudad natal. A esta última adquisición se le suman varios apartamentos y locales en la misma zona. Según ha podido saber Vanitatis, Banderas aprovecha las gangas, paga siempre al contado y ante el fracaso de algunos de sus anteriores negocios dirigidos al mundo de la hostelería o el entretenimiento ha decidido apostar por el ladrillo.

A pesar de que nunca suele intervenir de manera directa en las negociaciones previas a la compra y delega en su hermano Javier, en esta ocasión Antonio Banderas no ha querido dejar ningún cabo suelto. Durante el último año el actor ha pasado más tiempo en Málaga de lo habitual y ha participado en varias de las operaciones de compra-venta que ha realizado. Según ha podido saber este medio en el caso del ático, su última adquisición, Antonio quiso estar presente en la reunión. La misma, que se alargó durante casi siete horas, tuvo lugar en un céntrico restaurante de la capital al que acudió en compañía de su hermano.

La pareja durante la Semana Santa de Málaga 2013
La pareja durante la Semana Santa de Málaga 2013

“La crisis es el mejor momento para invertir, eso Antonio lo sabe muy bien. Sus contactos le ofrecen importantes gangas que él sabe aprovechar. No tiene necesidad de hipotecas y paga al contado, sabiendo que un día se puede revalorizar”, comenta a Vanitatis una de las personas que durante varios años ha investigado los negocios de Banderas.

Esta coyuntura económica le ha permitido hacerse en los últimos tiempos con un importante patrimonio en Málaga, donde además del ático ha comprado varios locales y apartamentos.

“Es un negocio mucho más sencillo y seguro. Al principio de su ascenso profesional, Antonio invirtió en otro tipo de empresas que necesitaban un amplio desembolso económico y donde se corrían riesgos. Su mayor activo era su imagen. Banderas se asociaba a empresarios que veían en el actor un seguro de promoción, pero esto no siempre funcionó. Ahora, a pesar de mantener algunas de sus sociedades activas, apuesta por el ladrillo en un momento en el que el mercado es favorable para los inversionistas”, señala la misma fuente.

Los batacazos económicos de Banderas

Hostelería, centros de ocio, vinos, embarcaciones de recreo, patrocinios. El abanico de negocios en los que Banderas decidió invertir tras su éxito en Hollywood ha sido amplio y con resultados muy dispares.

El primer sueño roto del actor se llamó La Posada de Antonio. Banderas intentó crear una cadena de más de cien restaurantes repartidos por todo el mundo, pero que a los pocos años de poner en marcha tuvo que liquidar tras inaugurar tan sólo unos cuantos locales. Las cifras en pérdidas que se manejaron llegaron a alcanzar varios millones de euros.

El actor en una scooter durante la MotoGP de Cataluña 2010 (Gtres)
El actor en una scooter durante la MotoGP de Cataluña 2010 (Gtres)

A este primer batacazo se sumó el proyecto de teatro ideado por Banderas en la antigua estación Príncipe Pio de Madrid que nunca llegó a concluirse y cuya cuenta de resultados dio importantes pérdidas.

Otra de las empresas que dio quebraderos de cabeza al actor fue Doncel, una empresa de alquiler de barcos de recreo en Málaga, de la que su hermano Javier fue socio. La empresa bajó de manera notable su facturación y los beneficios fueron escasos.

El actor se llevó otro disgusto el pasado mes de abril. Tal y como informó Vanitatis en exclusiva, el ex jugador de baloncesto José Miguel Antúnez le reclamó los más de 55.000 euros impagados por el servicio de mediación y captación de patrocinadores prestada al equipo Jack & Jones by Antonio Banderas. Un acuerdo a última hora libró el embargo.

La casa de Marbella, el capricho de Melanie Griffith

Tal vez, después de estas experiencias, el actor haya decidido apostar sobre seguro, sin necesidad de socios y volcarse de lleno en el terreno inmobiliario.

Obras en la casa de Banderas en Marbella (Gtres)
Obras en la casa de Banderas en Marbella (Gtres)

La pregunta ahora es qué pasará con la casa de Marbella tras su separación de Melanie Griffith. En estos momentos, en los que en la zona no existe ninguna casa a pie de playa, su precio se ha revalorizado y más de un inversionista ha puesto los ojos en ella, convirtiéndose en la joya de la corona de su patrimonio.

“Esa casa se compró por Melanie. La popularidad de la actriz y su estrellato le impedían ubicarse en otras zonas menos lujosas, donde Antonio disfrutaba de sus vacaciones cuando estaba casado con Ana Leza. En estos momentos aquella inversión en la que intervino Jesús Gil se ha revalorizado y el mercado Ruso interesado en la zona está dispuesto a comprarla”, comenta una de las personas que siguió de cerca la gestión de compra en la era ‘gilista’.

Solo Melanie y Antonio tienen la respuesta sobre el futuro de la casa. Mientras tanto, el actor acumula propiedades en su rincón favorito de Andalucía: el casco antiguo de Málaga.  

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios