Javier Soto declara como imputado: "No he usurpado nada. Es mi casa, no la suya"
  1. Noticias
imputado por apropiarse de lindes públicas

Javier Soto declara como imputado: "No he usurpado nada. Es mi casa, no la suya"

El sobrino de la duquesa de Alba se muestra satisfecho tras prestar declaración. "Hemos acreditado todo, incluso planos, y presentado el título de propiedad”

placeholder Foto: Francisco Javier Fitz-James Stuart de Soto saliendo este lunes de los juzgados de Majadahonda (Vanitatis)
Francisco Javier Fitz-James Stuart de Soto saliendo este lunes de los juzgados de Majadahonda (Vanitatis)

De traje y con una carpeta de gran tamaño debajo del brazo, Francisco Javier Fitz-James Stuart de Soto salía este lunes del Juzgado de Instrucción número 1 de Majadahonda después de declarar ante el juez como imputado por supuestamente apropiarse de lindes públicas en esa localidad, una información que fue adelantada en exclusiva por Vanitatis.

A pesar del gesto serio de Javier Soto en las imágenes a las que ha tenido acceso este medio, el sobrino de la duquesa de Alba se muestra satisfecho con su declaración. “Confiamos en la justicia y esperamos que no haya delito. Es una finca de nuestra familia. Este lunes hemos acreditado todo, incluso planos, y presentado ante el juez el título de propiedad”, asegura en conversación con Vanitatis. "Esto no es más que un conflicto de titularidad de caminos que no se sostiene. Ni el ayuntamiento ni quien nos han demandado tienen un título de la propiedad de la finca”.

La causa, aún abierta, se inició hace algo más de un año, cuando la Asociación de Amigos de los Caminos de Majadahonda denunció tanto a Javier Soto como a su tío, Jacobo Hernando Fitz-James Stuart, por haber cortado el paso de carreteras públicas y hacer desaparecer caminos considerados históricos en una finca propiedad de la familia llamada Los Romanillos, situada entre dicha localidad y Boadilla del Monte. “La gente que nos ha denunciado son paseantes, vecinos… que lo que hacen es colarse. Y nosotros, lo que hemos hecho, es vallar nuestra finca con los permisos municipales. Es mi casa, no la suya”, subraya.

Según aparece en el documento oficial de la denuncia, la asociación asegura que cualquier ciudadano que quisiera atravesar esos caminos ‘públicos’ se encontraba a su paso con carteles que ellos mismos califican como “amenazantes” y ponían algunos ejemplos. “Zona de tiro. Prohibido el paso. Propiedad privada”, rezaba uno de los carteles de la finca al lado de un dibujo de una calavera de color negro. “Nosotros no hemos usurpado nada como dicen por ahí. Es nuestra finca, repito. Lo que está claro es que se siguen colando y que la propiedad privada no va con el presidente de esa asociación”, dice Javier Soto.

Sin fecha definitiva para conocer cuál es la sentencia final, tanto Javier Soto como su tío, que no acudió al juzgado, mantienen la esperanza. “Ahora, hay que esperar. Todas las alegaciones están hechas”.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Javier Fitz-James de Soto