Sebastián Palomo Danko da el salto del mundo del toro a la fotografía
  1. Noticias
PREPARA UN LIBRO CON SUS MEJORES INSTANTÁNEAS

Sebastián Palomo Danko da el salto del mundo del toro a la fotografía

El torero se ha tomado muy en serio lo que en su momento fue un hobby. Ahora es algo más. De hecho, está preparando un libro de fotografías

Jueves 26 junio. 22:00 horas. Calle Jorge Juan de Madrid. Es la noche de GQ de San Jorge Juan. Cientos de personas pasean por la calle disfrutando de las tiendas, que a esa hora organizan pequeños cócteles para sus clientes habituales. Hay música y ambiente festivo. Entre todos los rostros anónimos que van y vienen hay uno que no deja de captar con su cámara todo lo que le llama la atención. Para muchos es uno más, seguro que alguno piensa que es un reportero de algún medio, pero hay quien le reconoce o, al menos, le resulta familiar. Es el torero Sebastián Palomo Danko, hijo del también matador Sebastián Palomo Linares y Marina Danko.

Va con un look algo hippy haciendo fotografías a todo lo que se mueve. Pero todo tiene una explicación. Desde hace algún tiempo, Sebastián se ha tomado muy en serio lo que en su momento fue un hobbie, la fotografía. Ahora es algo más. De hecho, está preparando un libro de fotografías en blanco y negro que se publicará a finales de año. En él plasmará momentos cotidianos que ocurren en cualquier calle de Madrid. (Vea aquí un adelanto en exclusiva)

Una lesión de rodilla le ha mantenido alejado de los ruedos, lo que le ha permitido centrarse en esta disciplina. Cuando se pregunta de dónde nace su afición por la fotografía, el torero indica que “siempre he sido muy observador y me ha gustado analizar el comportamiento de la gente a mi alrededor. Hace tiempo conocí a un gran fotógrafo, Enrique Sáenz de San Pedro, que me despertó el gusanillo por este mundo y me está enseñado todos sus secretos”, explica a Vanitatis.

En el libro que estoy preparando, “mi intención es captar escenas cotidianas que además llevarán una leyenda escrita por mí, describiendo qué estaba pasando en ese momento", comenta el diestro. Sebastián está incluso construyendo su propia una página web en la que podrán verse todos sus trabajos. Tan en serio se ha tomado la fotografía que actualmente está exponiendo algunas imágenes relacionadas con el mundo del toro en la calle Castelló 24, en Madrid, y el año que viene hará otra exposición sobre “La cara B de la Feria de San Isidro, con la que pretendo trasmitir, no la fiesta en sí, sino cómo la viven los madrileños, esos días".

Además de este proyecto, el pasado mes de noviembre Sebastián creó una escuela de tauromaquia en el municipio madrileño de Chinchón, en la finca La Tendera. "Es una escuela para aficionados. Impartimos cursos de cuatro horas los fines de semana a precios muy asequibles. Y una vez al mes hacemos tentaderos. Lo que pretendo con todo esto es incentivar el mundo del toro entre los más jóvenes", nos comenta un ilusionado Sebastián, que aunque se retiró de la primera línea como matador, de vez en cuando, participa en alguna corrida benéfica.

En relación a la boda de su exnovia Olivia de Borbón con el empresario Julián Porras –el próximo 4 de octubre, en Marbella–, Sebastián asegura que está “muy feliz por ella. Sé que está muy enamorada. Si me invita a la boda, iré", concluye el torero, ahora reconvertido en fotógrafo, quien ha cedido a este portal una muestra de lo que será su próximo libro.

Palomo Linares Sebastián Palomo Danko Fotografía
El redactor recomienda