La hija de Enrique Cerezo se casa ante Santiago Segura, Miró e Ignacio González
  1. Noticias
SE CASÓ EL SÁBADO

La hija de Enrique Cerezo se casa ante Santiago Segura, Miró e Ignacio González

La misma tarde en que Fran Rivera se casaba por tercera vez, Lucía, la hija pequeña del presidente Atlético de Madrid, hacía lo propio en la intimidad

La misma tarde que Francisco Rivera se casaba por tercera vez con toda la parafernalia de una exclusiva, Lucía, la hija pequeña del presidente Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, hacía lo propio con su novio Raúl Pérez Acebo. En este caso, en la intimidad y sin foco público. La pareja eligió para darse el ‘sí, quiero’ la finca familiar La Granjilla en San Martín de Valdeiglesias. En este lugar es donde se celebran los acontecimientos importantes de los Cerezo. En el año 2009, allí contrajo matrimonio María, la mayor de la casa, y en aquella ocasión hubo más personajes mediáticos, pues el enlace contó con la presencia de Natalia Verbeke, Fernando Tejero o Eugenia Martínez de Irujo, que salía por entonces con Gonzalo Miró.

El sábado todo fue mucho más discreto. Los novios así lo querían. Lucía es responsable de marketing en una empresa española, Espacio Rack, dedicada a vender infraestructura, y Raúl es el fundador de la plataforma de vídeo Tucut. Al igual que sus otras dos hermanas, Lucía mantiene un perfil totalmente anónimo. Que su padre sea el presidente del Atlético de Madrid, productor de cine y propietario de los derechos de la mayoría de las películas españolas de los años 50 hasta los 80 son cuestiones que no les afectan.

La discreción como marca de la casa. Incluso para el diseño del vestido nupcial, Lucía no se fue a las grandes marcas que regalan el traje a la protagonista a cambio de publicitarlo. Ella prefirió a Mercedes Rodríguez, la modista de toda la vida que diseña y cose a las chicas Cerezo.

Fernández Tapias y su esposa, entre los invitados

Mientras se servía el aperitivo a base de salmón, jamón, taquitos de foie, queso derretido, champiñones y champán a demanda, tal y como cuentan invitados al enlace a Vanitatis, una orquesta tocaba música jazz y temas de siempre que después una cantante repetiría como solista en la cena paseando por las mesas de los invitados, también decoradas con flores de colores y velas. El menú organizado por Carmelo, que fue alma, corazón y vida de Jockey y ahora de Zalacain, consistió en una sopa fría de tomates verdes, ensalada de bogavante, solomillo con tambor de patas y de postre un pastel de hojaldre acompañado de helado. Después baile hasta la madrugada y resopón.

Tampoco fue muy llamativa la lista de invitados conocidos. No hubo jugadores del equipo que preside el padre. Sólo la directiva y amigos de toda la vida deCerezo y de su mundo empresarial, futbolero y cinematográfico. Estuvieron presentes los dos Arturo Fernández, el empresario y el actor. También el productor Andrés Vicente Gómez, Juan Palacio -dueño de Viceroy-, José Luis Peña (azulejos Peña), Fernando Fernández Tapias y su esposa Nuria González, los hermanos Gil Marín, Vicente del Bosque, las mujeres de la familia Tablada (Elenita, Naele, Vivian) con Elena Moure, la jefa de la saga femenina, al frente; Gonzalo Miró, Santiago Segura, Álvaro Sáenz de Heredia, el periodista Antonio Jiménez y otros colegas de los diarios deportivos. Del sector político sólo Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, y Salvador Victoria, su consejero.

Uno de los detalles de la noche preparados por María Jesús, la madre de la novia, fueron unos cestos donde había alpargatas de todos los colores y números para que las mujeres pudieran bajarse del tacón una vez comenzó el baile discotequero. También pashminas para abrigarse de madrugada. Una boda sencilla, pero que los invitados definieron como bonita y divertida.

Enrique Cerezo Natalia Verbeke Fernando Tejero Santiago Segura