Logo El Confidencial
Oscilan entre los 200 y los 500 millones

Los magnates rusos y los jeques árabes se reparten los 10 yates más caros del mundo

Jeques árabes y multimillonarios rusos suelen ser los que más dinero están dispuestos a desembolsar para adquirir la embarcación más exclusiva

Cada verano, las mayores fortunas del mundo exhiben sus yates con el objetivo de liderar el ranking de la opulencia. Todos quieren tener el más grande. Y por eso cada año hay cambios en el top tenVanitatis reúne los 10 yates más caros del mundo en este momento. La mayoría de ellos están en manos de magnates rusos y jeques árabes.

1. Azzam: Su dueño es el jeque Jalifa bin Zayed Al Nahayan, el actual presidente de los Emiratos Árabes Unidos, que llegó a pagar por su embarcación 461 millones de euros. Con 180 metros de eslora es el yate más largo del mundo jamás construido. Su diseño está basado en la elegancia, la ostentosidad y cierto aire moderno. Llaman la atención las medidas de seguridad llevadas de la suite principal, ya que no sólo está blindada, sino que cuenta con un sistema a prueba de explosiones que frustraría cualquier intento de atentado contra el máximo representante de los Emiratos. También dispone de un sistema de defensa antimisiles, dos helipuertos, una sala de cine, dos piscinas y su propio submarino.

2. Eclipse: Hasta la construcción del Azzam, este yate ocupó durante años el primer puesto de este ranking. Su dueño, Roman Abramovich, ha sido por mucho tiempo en su país, Rusia, una de las diez mayores fortunas. Fue capaz de desembolsar la friolera de 356 millones de euros por esta lujosa embarcación. El Eclipse, de 170 metros de eslora, cuenta con un escudo 'antipaparazzi' basado en un sistema láser que bloquea las lentes de cualquier cámara digital cercana. Además de estas prestaciones, más propias de 007 que de un millonario, dispone de dos helipuertos, espacio para 62 invitados y 50 miembros de la tripulación, dos piscinas, spa y pantallas de cine en cada una de las 24 habitaciones. Pero las excentricidades del ruso van más allá. Cristales antibalas y un pequeño submarino interior, además de un sistema de defensa antimisiles, completan las características del que se ha convertido en el cuarto yate del oligarca (ha surcado los mares con el Pelorus, el Sussurro y el Exctasea). 

Serene, el yate de Yury Shefler (Reuters)
Serene, el yate de Yury Shefler (Reuters)
3. Serene: Propiedad del mayor distribuidor mundial de vodka Stolichnaya, Yuri Scheffler, este yate de 134 metros de longitud puede albergar hasta 25 personas más los 52 miembros de la tripulación que son necesarios para ponerlo en marcha. Tiene dos helipuertos, uno de los cuales  se convierte en piscina, un submarino, una librería, un spa y una impresionante piscina interior de agua azul turquesa que hace las delicias de todos aquellos que la disfrutan. El multimillonario ruso pagó por este capricho 242 millones de euros y en la actualidad se alquila por unos 350.000 euros a la semana.

4. A: Su dueño, también ruso, es el magnate Andrei Melnichenko, que mantiene una gran rivalidad patrimonial con su compatriota Abramovich por lucir el yate más caro del mundo. Al final ha salido perdiendo. Aunque sus prestaciones bien podrían valerlo, no supera en cuantía a la de su competidor, ya que cuesta solamente 237 millones de euros. Su nave, caracterizada por un arriesgado diseño obra de Philippe Starck, tiene 120 metros de largo y una proa en forma de U invertida que lo hace diferenciarse del resto a simple vista.  Además, cuenta con un helipuerto, tres piscinas, cristales tintados, inhibidores de radar, 44 cámaras de seguridad con sensores de movimiento, un sistema de seguridad por huellas digitales y varias discotecas. Este superyate fue un regalo de Melnichenko a su mujer, la ex-Miss Yugoslavia Aleksandra Nikólich.

5. Dubai: Junto con los rusos, también los árabes dominan el top ten de las embarcaciones más lujosas. El Dubai fue adquirido por Mohammed bin Rashid Al Maktoum, el gobernante de Dubai y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos, por 220 millones de euros; su compra no estuvo exenta de polémica. En un primer momento, este yate fue propiedad del príncipe Jefri Bolkiah, que, acusado de gastar 14,8 millones de dólares del dinero público en inversiones personales y otros 13 millones en fines desconocidos, se vio obligado a firmar un acuerdo en el año 2000 por el cual se comprometía a devolver sus bienes –entre ellos, el yate– al Estado de Brunei. Estos activos fueron vendidos a través de consultores de productos de lujo y el Dubai acabó en manos de su actual propietario. Este yate puede alojar a 24 huéspedes en 11 apartamentos VIP y cuenta con varios teatros, un cine, discoteca, pista de squash y un helicóptero.

Pelorus, el yate de David Geffen (Twitter)
Pelorus, el yate de David Geffen (Twitter)

6. Pelorus. También fue propiedad de Roman Abramovich, pero en 2011 fue adquirido por el magnate de la comunicación David Geffen por 220 millones de euros después de que la ex del multimillonario ruso lo vendiese tras hacerse con él en su acuerdo de divorcio. Su nombre significa “mantener el rumbo” y cuenta con dos helipuertos, dos piscinas y la suite principal tiene vistas panorámicas de 180 grados y terraza privada. 

7. Radiant: En España es de sobra conocido por los aficionados a estas naves. Hasta en tres ocasiones ha atracado en Valencia para sorpresa de los lugareños, además de dejarse ver en reiteradas ocasiones en Málaga e Ibiza. Su dueño es el jeque Al-Futtain de los Emiratos Árabes y por él desembolsó alrededor de 210 millones de euros. Entre las peculiaridades del Radiant están las fuertes medidas de seguridad con las que está dotado: tiene capacidad para responder a ataques de otras embarcaciones a una distancia de 100 metros y dispone de una lancha que alcanza los 75 nudos de velocidad para huir ante cualquier amenaza.

8. Dilbar: El oligarca ruso Alisher Usmanov, uno de los 30 hombres más ricos del mundo, es su propietario, que nombró así a esta embarcación en honor a su madre. Costó 210 millones de euros y destaca por ser el megayate menos contaminante, ya que su construcción estuvo basada en un criterio ecológico que redujese al mínimo la emisión de partículas de dióxido de carbono a la atmósfera. Tiene 110 metros de eslora y, como el resto de las embarcaciones del ranking, cuenta con piscina, helipuerto y sala de cine.

Al Said (Reuters)
Al Said (Reuters)
9. Al Said: Este yate, propiedad del sultán de Omán, estuvo atracado en el puerto de Málaga durante un casi un mes dejando boquiabiertos a todos los que observaron su llegada escoltado por la marina de guerra de su país. Por los 186 millones de euros que pagó el sultán, se puede disfrutar de la orquesta compuesta de 50 músicos que hace las delicias de los huéspedes de esta superembarcación.

10. Al Mirqab: Este yate, que en su día fue catalogado por Forbes como el segundo más bello del mundo, es el juguete de Hamad bin Jassim bin Jaber Al Thani, primer ministro de Qatar y amigo del rey Juan Carlos.  Tiene una capacidad para 10 huéspedes en 5 apartamentos de invitados –cada uno con baño propio, dormitorio doble y salón–, además de una suite privada para el propio Hamad bin Jassim bin Jaber Al Thani, que ocupa su cubierta superior.

Entre las comodidades con las que cuenta a bordo se encuentra una sala de cine, bares al aire libre, un jacuzzi exterior y otro interior, lugares para tomar el sol y un helipuerto, además de una equipación completa para practicar deportes acuáticos. 

Al Mirqab, el yate del Primer Ministro de Qatar (Gtres)
Al Mirqab, el yate del Primer Ministro de Qatar (Gtres)
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios