La boda de la hija de Vilarrubí revoluciona a la alta sociedad catalana
  1. Noticias
se bloqueó un campo de golf de cerdanya

La boda de la hija de Vilarrubí revoluciona a la alta sociedad catalana

Carlota, la hija mayor del vicepresidente del Barcelona, Carles Vilarrubí, celebraba su boda con Vincent Goehrs este sábado en el Real Club de Golf Cerdanya

placeholder Foto: Real Club de Golf Cerdanya y Vilarrubí junto a su hija Carlota (Gtres / Facebook)
Real Club de Golf Cerdanya y Vilarrubí junto a su hija Carlota (Gtres / Facebook)

Carlota, la hija mayor del vicepresidente del Barcelona, Carles Vilarrubí, celebraba su boda con Vincent Goehrs este sábado en el Relais Châteaux de Torre del Remei, en la Cerdanya, Girona.Pero parte de los festejostuvieronlugar en los 500 m2 de carpa habilitados a lo largo de diez días en elReal Club de Golf Cerdanya. Allí se organizóun campeonato de golf para agasajar a algunos de los invitados al enlace, la mayoría de ellos franceses debido a la procedencia del novio.

A la ceremonia acudieron grandes nombres de los poderes políticos, sociales y deportivos de Cataluña. Prueba de ello fue que, en el cercano hotel que alojó a parte de losinvitados, anexo al campo de golf y propiedad de la segunda mujer de Vilarrubí, Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola Iberia Partners y una de las máximas accionistas de la compañía, se pudo ver, por ejemplo, al portavoz de CIU, Francesc Homs, o aArtur Mas. También estuvieron miembros de losGodó, Jaime Castellanos, Antonio Hernández de Ebro, Luis Carulla -de Agrolimen-, Helena Revoredo -Prosegur-, entre otros.En ese hotel se cuidó el bienestar de los invitados hasta el punto de colocar, en el salón de carpas, una peluquería provisional. De ese modo, muchas de las invitadas fueron vistas en batín por el hall del hotel, yendo y viniendo para que les arreglasen el pelo. El otro hotel que alojó a algunos asistentes al enlace fue el de la Torre del Remei. El lugar, con una impresionante torre rodeada de árboles y vegetación, está regentado por el chef Josep María Boix.

La novia, Carlota Vilarrubí Jordá, que iba vestida de Rosa Clará, es hija del primer matrimonio del vicepresidente del FC Barcelona y conoció a su novio, un chico francés de ojos claros e impecable currículum, estudiando en la Sorbona francesa, lugar en el que cursó medicina. Aficionada a la hípica, ha compartido muchas competiciones con Carlota Casiraghi, Marta Ortega o la infanta Elena. Hace tres años, por ejemplo, fue descalificada en el Trofeo Valencia 2011, en el que también ocurrió lo propio con la hija de Carolina de Mónaco. Carles Villarubí era el consejero delegado de Oxer, la empresa encargada de organizar el evento. También ha competido en el equipo de la Federación Española de Hípica.

Un matrimonio que ha dado mucho que hablar

Desde que el padre de la protagonista del enlace y hombre clave del Barça, Carles Vilarrubí, se casase con Sol Daurella, ambos han formado un matrimonio envidiado y analizado por la alta sociedad catalana a partes iguales. Amigo de Javier de la Rosa o de Jordi Pujol Ferrusola, Villarubí llegóhasta la dirección de Cataluña Radio o la Entidad Autónoma de Juegos y Apuestas.Actualmente es vicepresidente de Rotschild España, una banca de inversiones especializada en fusiones y adquisiciones, presidente de CVC Grupo Consejeros, un ‘holding’ de inversiones patrimonial que agrupa participaciones en empresas de consultoría) y presidente de la compañía de seguros Willis S & C. Anteriormente fue consejero en Telefónica y Antena 3 TV.

Su segunda esposa, Daurella, pertenece a la familia que controla la distribución de Coca Cola en nuestro país, así como la comercialización de Nespresso. Por si fuera poco, también es accionista del Banco Sabadell y cónsul honoraria de Islandia en Barcelona. Lahija de José Daurella Franco es una de las empresarias más poderosas del país y se ha ganado a pulso el título de la más poderosa de Cataluña. Ambos pertenecen a unampliado un círculo de amistades que incluye a Sandro Rosell o Florentino Pérez. Analizados con lupa a pesar de su alergia manifiesta a cualquier tipo de prensa de sociedad, a pesar de que se ha dicho lo contrario, no están ni separados ni divorciados.

Sea como sea, ambos han unido fuerzas para esta boda, una de las más privadas y ostentosas de las que se recuerdan en Puigcerdá, un lugar dondehasta los emblemas del lujo y el dinero pueden pasar desapercibidos.

Jordi Pujol Florentino Pérez FC Barcelona Marta Ortega
El redactor recomienda