Amancio Ortega abandona su habitual discreción por su nieto
  1. Noticias
EJERCIÓ COMO ABUELO EN EL TORNEO DE CASAS NOVAS

Amancio Ortega abandona su habitual discreción por su nieto

Si algo ha caracterizado al español más rico ha sido la discreción. Sin embargo, la boda de su hija Marta y el nacimiento de su nieto han supuesto un cambio

placeholder Foto: Amancio Ortega junto a su hija Marta en una imagen de archivo en A Coruña (Gtres)
Amancio Ortega junto a su hija Marta en una imagen de archivo en A Coruña (Gtres)

Si algo ha caracterizado a Amancio Ortega a lo largo de su vida ha sido la discreción. El hombre más rico de España y la tercera fortuna del mundo, con un patrimonio estimado de 47.000 millones de euros, ha destacado siempre por el ‘perfil bajo’ que ha mantenido. Cuenta la leyenda que la primera vez que la revista Forbes le incluyó en la lista de los más ricos, se las vio y se las deseó para encontrar una foto del magnate. Y no era para menos. Contadas han sido las ocasiones que Ortega se ha dejado ver.

Con la boda de su hija Marta, Amancio renunció en parte al anonimato. Aunque fue un enlace discreto, el interés que despertó fue inevitable. El dueño de ZARA tampoco se escondió, ya que era el día más importante en la vida de su ojito derecho, su gran heredera. Y ese gran cambio aperturista se hizo visible el pasado fin de semana.

La pasión de Marta por los caballos hizo que su padre creara hace años el torneo hípico de Casas Novas, uno de los más importantes del país. En él, compitieron este sábado y domingo su hija y su yerno, el jinete Sergio Álvarez Moya. Mientras tanto, Amancio y su esposa, Flora, ejercieron de abuelos del pequeño Amancio, su nieto. Moya, al que Amancio le regaló en su momento un caballo valorado en 12 millones de euros, quedó en cuarta posición en la modalidad en la que competía.

De Amancio a Amancio

El retoño, de poco más de un año, es el causante de la gran metamorfosis de su discreto abuelo. Amancio ha paseado y lucido a su nieto por todo el torneo, hablando con todas las señoras que venían a saludarle, atraídas por el encanto del bebé. No parecía el mismo hombre hermético y cerrado de otras tantas ocasiones. Ortega ejerció de abuelo orgulloso y cariñoso con el único nieto con el que tiene relación fluida a día de hoy.

Amancio Ortega Sergio Álvarez Moya Noticias de Inditex Hípica Marta Ortega
El redactor recomienda