La misteriosa mujer que ha pagado 30.000 euros por cenar con Banderas
  1. Noticias
DURANTE LAS SUBASTAS DE STARLITE

La misteriosa mujer que ha pagado 30.000 euros por cenar con Banderas

Es rubia, de origen venezolano y se llama Raquel. Ha desembolsado dicha cantidad, destinada a fines sociales, para disfrutar de una velada con el actor malagueño

Foto: Antonio Banderas durante la presentación de la gala Starlite (Gtres)
Antonio Banderas durante la presentación de la gala Starlite (Gtres)

"Esta noche soy capaz de darlo todo con tal de conseguir que vosotros colaboréis en esta subasta". Así de claro lo dejó Antonio Banderas durante la gala de Starlite. Era el momento más esperado de la noche, el de las subastas, un ritual que se lleva a cabo todos los años para reunir fondos y que resultó ser todo un éxito.

Desde una cena con Julio Iglesias en su casa de Punta Cana, pasando por un reloj Cartier propiedad de Valeria Mazza, que la modelo cedió para esta ocasión, hasta una cena con el mismísimo Antonio Banderas. Y este fue el gran momento de la noche. La velada con el malagueño comenzó en un precio de salida de 5.000 euros. Inmediatamente la cantidad comenzó a subir: 6.000, 7.000, 8.000… y así hasta que Eugenia Martínez de Irujo levantó la mano para ofrecer 13.000 euros.

Pero cuál sería la sorpresa para la duquesa de Montoro, que ya se veía cenando con el actor malagueño, y para el resto de los asistentes, cuando el empresario y productor venezolano Miguel Sierralta, que además donó 25.000 euros para la causa, subió al escenario y le comunicó al propio Banderas y al publico que entre los asistentes se encontraba una mujer que estaba dispuesta a pagar 30.000 euros por tener el honor de cenar con él.

Inmediatamente se hizo un silencio y lo que al principio parecía una broma, se hizo realidad. Aunque la misteriosa dama que le ganó el pulso a la hija de la duquesa de Alba prefirió mantenerse en el anonimato, Vanitatis ha podido confirmar que se trata de una rica empresaria venezolana que vive entre Miami y Madrid, cuyo nombre es Raquel.

La misteriosa y exuberante rubia, que dejó deslumbrados a quienes pudieron charlar con ella, tuvo la oportunidad de conocer a Banderas después de la subasta. Al menos parece que hubo muy buen feeling entre ellos. Ahora, tendrán que cuadrar sus agendas para fijar la fecha y el lugar de una de las cenas más caras de la historia de este festival. "Estoy feliz. Lo más importante, además de compartir cena y mantel con Antonio, ha sido poder colaborar con todas las fundaciones a las que Starlite destinará todo este dinero ", comentó Raquel a sus amigos.

Otra de las anécdotas de esta subasta también tuvo a Banderas como protagonista. Fue cuando el actor anunció que estaba dispuesto a donar 5.000 euros de su propio bolsillo si Paco, un empresario malagueño y gran amigo de Banderas que todos los años colabora con esta causa, le cantaba la famosa canción Bésame mucho a la mismísima Mia Farrow, de la que Paco es un fan incondicional. Al poco, el empresario estaba cantándole a capela a la actriz norteamericana, quien no dudó en acompañarle y cantar con él en español, logrando uno de los momentos más entrañables de la noche.

Starlite, la fundación que capitanean Antonio Banderas y la empresaria Sandra García San Juan, y que ha llegado a su sexta edición, se ha convertido ya en un referente y en una de las galas más prestigiosas, no sólo por los famosos que acuden a la llamada de Banderas, algo que le aporta glamour, sino al gran número de sponsors como Ford, principal patrocinador, y empresarios que les apoyan. En esta edición, Mia Farrow ponía el toque de glamour, y el empresario Carlos Slim el del poder económico.

Antonio Banderas Marbella
El redactor recomienda