Tita y Borja Thyssen, juntos pero no revueltos
  1. Noticias
"SI NO LA QUIERES, AL MENOS RESPÉTALA"

Tita y Borja Thyssen, juntos pero no revueltos

Tenían que llegar a un acuerdo para salvar el patrimonio y tras hablar decidieron pasar las vacaciones juntos. Ha sido el primer paso, pero todavía queda mucho por recorrer

placeholder Foto: Blanca Cuesta, Borja Thyssen y Carmen Cervera en una imagen de archivo (Gtres)
Blanca Cuesta, Borja Thyssen y Carmen Cervera en una imagen de archivo (Gtres)

Por fin en julio hubo reconciliación materno-filial. Carmen Cervera se percató que no tenía sentido mantener un contencioso con su único hijo biológico y no disfrutar de los tres nietos a los que no conocía. Solo había tratado al mayor hasta que cumplió un año, al que organizó un bautizo enVilla Favorita (Lugano), donde nadie se hablaba. Este verano ha sido diferente y una vez que se percató que tenía que llegar a un acuerdo con Borja para salvar el patrimonio, el hijo planteó que ya era hora de romper el hielo. Una de las pocas cosas que pidió a su madre fue que cejara en su empeño de separarlos. Después de quince años de relación, tres hijos y un cuarto en camino, Borja era la representación de la a familia feliz. Fue claro: “Si no la quieres, al menos respétala”, fue la frase clave del reencuentro.

Y a partir de ahí las cosas empezaron a funcionar. Borja, Blanca y los tres niños se instalaron en Ibiza y la abuela se desplazó en su barco hasta la isla. Jornadas marineras y divertidas, almuerzos en el barco y vuelta a casa. El matrimonio a su lujoso apartamento recién comprado en Es Pouet y Carmen a su megayate Matamua, el mismo nombre de la casa de Marbella. Con ella, el padre biológico de Borja, Manuel Segura, y su mujer. De las mellizas Sabina y Carmen, ni rastro. Se quedaron en la casa de San Feliu al cuidado de las nanis. Según parece las razones para este alejamiento tiene que ver con un proceso de adecuación de las niñas con esta nueva familia a la que no han tratado desde que nacieron. Que de pronto aparezca un hermano y tres sobrinos merece una explicación que su madre ya las habrá dado o está a punto de dar.

Por eso la segunda parte del veraneo de la mecenas tampoco hay mezclas. Los Thyssen/Cuesta en Ibiza y las mellizas Cervera en la villa de la Costa del Sol, donde han empezado a hacer vida pública. Su madre las lleva a los cacharritos y tiovivo de la zona y también la acompañan de compras. Por ahora la relación bilateral es inexistente, pero seguramente en octubre, cuando se celebre el cumpleaños de Enzo, la tías del niño sean invitadas de excepción. Habrá que esperar.

Carmen Cervera Borja Thyssen Blanca Cuesta Marbella Ibiza Starlite Festival Patrimonio
El redactor recomienda