Logo El Confidencial
la popular jugó un torneo en ribadesella

Esperanza Aguirre, toros y golf en Asturias

La expresidenta de la Comunidad de Madrid está pasando la segunda etapa de sus vacaciones en el Principado donde suele veranear cada año

Foto: Esperanza Aguirre jugando al golf (Gtres)
Esperanza Aguirre jugando al golf (Gtres)

“Los toros simbolizan mejor que nada la esencia misma de nuestro ser español”, dijo en abril Esperanza Aguirre, muy criticada por ello. A la expresidenta de la Comunidad de Madrid le gustan los toros y prueba de ello es que este fin de semana acudía a la plaza El Bibio de Gijón para ver una corrida de toros. Allí coincidía con su compañero de partido, Rodrigo Rato, y su novia, la periodista Alicia González. Juntos disfrutaron de una buena tarde de toros, como hace años vienen haciendo.

A los dos políticos se les pudo ver comentando cada una de las actauciones y aplaudiendo las faenas de El Cid y Fernando Robleño, que salieron a hombros por la puerta grande. No era la primera vez que coincidían en el palco. Aguirre y Rato comparten afición desde hace mucho tiempo y ya en 2011 coincidieron en la misma plaza para ver al diestro José Tomás.

Pero los toros no es la única afición de la que está disfrutando la lideresa. Aguirre, junto a su marido Fernando Ramírez de Haro, participó en un torneo de golf en la Rasa de Berbes de Ribadesella. Se trataba del III Desafío Pravia-Ribadesella que enfrenta a las dos localidades asturianas y en él que la conservadora quedó muy satisfecha con su participación. “El mérito ha sido ganar a mi hermano”, dijo Aguirre en declaraciones que recoge El Comercio. Y es que en Asturias tiene su residencia un hermano de la política del PP donde la familia al completo pasa parte de las vacaciones.

Aguirre veranea desde hace tiempo en el Principado y en más de una ocasión se ha declarado una enamorada de esta tierra. “El veraneo asturiano es incomparable a otros y su clima es maravilloso”, dice.

Largas vacaciones

El encuentro con Rato en los toros no ha sido el único que Aguirre ha protagonizado con personas del entorno político durante sus vacaciones. A su paso por Asturias, la expresidenta compartió mesa y mantel con el empresario Arturo Fernández. Ambos se dieron cita en el restaurante Vista Alegre, ubicado en la playa La Griega de Colunga.

Para Esperanza Aguirre mantenerse alejada de la primera línea política le está permitiendo hacer escapadas más largas que cuando era presidenta de la Comunidad de Madrid. Este verano es prueba de ello. En julio Aguirre pasó unos días en la sierra de Madrid con todos sus nietos para luego poner rumbo al norte. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios