Logo El Confidencial
a los 96 años

Muere Manuel Pertegaz, el hombre que vistió de novia a la reina Letizia

El diseñador y modisto español Manuel Pertegaz ha muerto este sábado en Barcelona a los 96 años de edad, informaron fuentes de su estudio de diseño

Foto: En el último acto al que acudió, como diseñador de joyas (Luis Romo)
En el último acto al que acudió, como diseñador de joyas (Luis Romo)

El diseñador y modisto español Manuel Pertegaz ha muerto este sábado en Barcelona a los 96 años de edad, informaron fuentes de su estudio de diseño. La muerte de Pertegaz supone la desaparición de uno de los grandes maestros de la alta costura y del hombre que vistió de novia a la reina Letizia aquel lluvioso día de mayo de 2004.

Durante unos meses, aquel fue el vestido del que todo el mundo hablaba. Letizia Ortiz se convertía en la princesa de Asturias un 22 de mayo de 2004 con un vestido confeccionado por Manuel Pertegaz. Aunque actualmente se encuentra en el Palacio Real de Aranjuez, sigue siendo el vestido más fotografiado de la carrera del diseñador, creador indispensable a la hora de entender la moda española desde los años 40 hasta la actualidad. Los últimos años del mítico diseñador los ha vivido en reclusión, sin querer dar ningún tipo de declaraciones a los medios de comunicación y sin acudir a ningún acto social. Su retirada ni siquiera se interrumpió cuando Televisión Española ha grabado, recientemente, un documental que repasa su carrera y en el que participaron desde la condesa de Romanones a Lorenzo Caprile.

El diseñador, en una imagen de archivo
El diseñador, en una imagen de archivo

Nacido en 1918 en Olba (Teruel), y considerado como maestro de la alta costura y el diseñador del vestido de novia de la reina Letizia, pasó casi 80 años de su vida dedicado a la moda femenina, entre mujeres, telas, hilos y agujas, una pasión que empezó poco después de que su familia se trasladara a Barcelona, cuando apenas tenía 9 años.

Un año después entró a trabajar en un taller de joyería de la calle de los Ángeles, y acababa de cumplir 13 años cuando empieza en la sastrería de Angulo, que abre una pequeña sección de mujer.

En ese establecimiento es donde descubre que lo que de verdad le gusta, que es el mundo de la moda femenina, y donde aprende a coser.Poco a poco empieza a practicar y a diseñar vestidos para las amigas y las mujeres de su familia (su primera prenda fue un abrigo negro para su hermana), y enseguida empieza a ser conocido y reconocido.

Su carrera fue meteórica y con sólo 25 años, y en plena postguerra, abrió su primera casa de modas de alta costura en un entresuelo de la Avenida Diagonal. En 1948 abre su primera tienda en Madrid, en la esquina de la calle Hermosilla con Velázquez, y viaja por primera vez a París.

En 1954 empezó a ser conocido internacionalmente, cuando con 36 años marchó a Estados Unidos junto a Valentino, Pierre Cardin, Pierre Balmain y las hermanas Fontana, y presentó su colección en Nueva York, Boston, Atlanta y Filadelfia.

En EEUU sorprende y recibe pedidos de los grandes almacenes más selectos, y hasta la Universidad de Harvard le otorga el prestigioso Oscar de la Costura, convirtiéndose en el primer español que llevó sus vestidos hasta la lujosa y elitista Quinta Avenida de Nueva York.

Una carrera meteórica

Vestido de novia de la reina Letizia expuesto en Aranjuez
Vestido de novia de la reina Letizia expuesto en Aranjuez

En 1957 traslada sus salones de Madrid al Paseo de la Castellana, y ese mismo año Christian Dior muere súbitamente de un ataque al corazón. En París se habla de Manuel Pertegaz como posible sucesor, pero él declina el ofrecimiento.

En estos años sus trajes se exportan a Inglaterra, Suiza y Canadá y sus colecciones se presentan en El Cairo, Venecia, Londres, Santiago de Chile y Copenhague.

En 1960 Pertegaz asiste con Valentino y Pierre Cardin, como invitados de honor, a la Primera Gala de la Moda Europea celebrada en México, y cuatro años después triunfa con su desfile en el Pabellón Español de la Exposición Universal de Nueva York.

En 1965 Nace "Pertegaz", el primer perfume firmado por un modista español de proyección mundial, y tres años después inaugura la primera de sus cinco "boutiques" de "prêt-à-porter" en España. Sus salones madrileños se quedan pequeños de nuevo en 1969 y los traslada a un palacete en El Viso. En ese momento de su carrera más de 700 personas trabajan para Pertegaz en los talleres de Madrid y Barcelona.

Este mismo año presenta su nueva colección en Nueva York, y es nombrado Comendador de la Real Orden de Isabel la Católica y "Amigo" de la ciudad de Barcelona. En 1970 el "prêt-à-porter" gana cada vez más adeptos y Pertegaz se adapta perfectamente y para ello prepara colecciones "boutique". Ese mismo año viaja a San Antonio (Texas, EEUU) y presenta su colección en la Gala de España, con Joan Crawford como invitada de honor.

Los años siguientes sigue con su trabajo al tiempo que recibe numerosos reconocimientos como la Medalla de Oro de la ciudad de Berlín, la Medalla de Oro de Boston, y en 1973 la Cruz de Caballero de San Jorge en Teruel. En 1975, y en colaboración con la casa Puig aparece su segundo perfume Muy Pertegaz, al que seguiría en 1982 su nueva fragancia Diagonal y Diagonal Sport, y recibe por segunda vez el Premio Galena.

En los años 80 viaja a Japón invitado por la Cámara de la Moda, y a México. Para la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona'92, viste a la "top model" Pat Cleveland como Dama del Paraguas, y después se le concede la "Peseta de Oro" en agradecimiento a su colaboración en los JJOO. En 1993 Recibe la Medalla de Oro de la Universidad Complutense de Madrid, y un año después la del Fomento de Artes Decorativas.

La reina, el día de su boda en mayo de 2004
La reina, el día de su boda en mayo de 2004

En 1997, con 79 años, debuta en la moda masculina con una primera colección, y empieza a vender licencias con su nombre para comercializar productos Pertegaz como bolsos, gafas de sol, y otros complementos de moda, para hombre y mujer. Sin embargo, su logro más recordado en las dos últimas décadas es el diseño del vestido de novia de la reina Letizia.

Realizado en faya de seda natural tramada con hilos de plata fina, con un pico en cuello corola, y manoplas y bajo con bordados de plata y oro, el traje nupcial de la princesa dio mucho que hablar y se fotografió desde todos los ángulos posibles aquel lluvioso día de mayo. El día que Pertegaz vio su creación sobre Letizia, como un invitado más del enlace real, aseguró que era consciente de que el modelo en cuestión pasaría a la historia y, ante los periodistas, hablaba del futuro día en que la princesa fuese reina. “Yo ya no estaré cuando eso ocurra”, aseguraba.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios