Logo El Confidencial
ortega, abelló, botín, andic...

Los herederos de las grandes fortunas

Con la precipitada muerte de Emilio Botín a causa de un infarto, el Banco Santander debía nombrar un nuevo presidente y Ana Patricia Botín fue la elegida

Foto: Ana Patricia Botín, nueva presidenta del Banco Santander, en una imagen de archivo (Gtres)
Ana Patricia Botín, nueva presidenta del Banco Santander, en una imagen de archivo (Gtres)

Con la precipitada muerte de Emilio Botín el pasado miércoles a causa de un infarto, el Banco Santander debía nombrar nuevo presidente. El repentino fallecimiento convertía en dramática la situación de tener que pensar en el futuro de la compañía ese mismo día. Unas horas después, el consejo de Administración del Banco Santander daba a conocer que la nueva presidenta sería Ana Patricia Botín, hija del banquero cántabro y Paloma O’Shea.

Ana Patricia Botín tiene 53 años y lleva más de 25 trabajando para el imperio que creó su padre. Estudió un grado de Economía en Filadelfia, un master en Harvard e inició su vida laboral en JP Morgan desde Estados Unidos. Sin embargo, como suele ocurrir con los hijos de las grandes fortunas, se debía a su apellido y pronto recaló en el Banco Santander.

A nivel familiar, la nueva presidenta del gigante bancario tiene tres hijos y está casada desde hace tres décadas con Guillermo Morenés, ingeniero agrónomo e hijo de los marqueses de Borghetto.

Cuando se habla de grandes patrimonios es el nombre propio que viene a la cabeza por encima de los demás: es el de Amancio Ortega. El empresario de origen leonés es la mayor fortuna en España y es el tercer hombre más rico del mundo, según informa la revista Forbes.

Aunque tiene tres hijos, será Marta, la menor de los tres, la que herede el gigantesco imperio textil. Marta es fruto de su unión con Flora Pérez, con quien se casó con ella en segundas nupcias después de haber pasado previamente por el altar con la ya desaparecida Rosalía Mera, con la que tuvo a sus hijos Sandra y Marcos y de la que separó en 1986.

Marta Ortega Pérez, de 30 años, heredará en un futuro la fortuna que durante años ha amasado su progenitor. Aunque es difícil de cuantificar, se estima que el empresario tiene un patrimonio valorado en casi 50.000 millones de euros. Ahí es nada.

Entre tanto, y después de que terminase sus estudios en Londres,  Marta lleva ya varios años trabajando en la cadena que fundó su padre. Una labor en la que empezó desde abajo como dependienta de una de las miles de tiendas que tiene la marca alrededor del mundo desde donde pudo conocer todos sus entresijos. Ahora, ya iniciada por la experiencia que ha ido cogiendo, trabaja en la sede de Inditex en Arteixo, donde siguiendo los pasos de su padre.

La futura heredera del imperio no vive sólo volcada en la empresa familiar. Además compagina esta labor con sus dos grandes pasiones: su familia y la hípica. A esta última le dedica todo el tiempo que puede, ya que es una amazona reconocida en nuestro país y le debe la suerte de haber conocido a su marido, el jinete Sergio Álvarez, con quien contrajo matrimonio en una sobria ceremonia en 2012 y con quien ya ha tenido a su hijo Amancio, el nuevo heredero.

Marta Ortega (Gtres)
Marta Ortega (Gtres)

La fortuna de Juan Abelló

Otro imperio es el que ha creado la undécima fortuna de nuestro país, Juan Abelló, a lo largo de su trayectoria profesional. Fruto de su dilatada experiencia como financiero construyó Torreal, el grupo inversor que fundó en 1990 y que actualmente funciona como sociedad patrimonial de la familia. De ella se encarga el primogénito del millonario y Ana Gamazo, Juan Claudio Abelló, que controla la sociedad y es consejero de varias de sus participaciones. Precisamente, los trajes a medida de estilo british de esta marca son la prenda clave para el hijo mayor de Abelló, que comparte firma de moda con políticos, actores y otros ricos empresarios como él.

Sin embargo, pese a ser el vástago mayor del matrimonio Abelló-Gamazo aún no esta claro si será él quien recoja el testigo de su padre, ya que su hermano Cristian es el más parecido —a nivel profesional— a su progenitor. Juan Claudio está llamado también a heredar (o al menos entra en la quiniela) parte del imperio de El Corte Inglés, ya que está casado con Marta del Rey, la hijastra de Isidoro Álvarez, quien, tras casarse en segundas nupcias con su madre, María José Guil, tomó a Marta como hija propia. A su enlace celebrado en el año 2000, acudió desde lo más selecto del mundo empresarial hasta el Príncipe Felipe.

Isak Andic y su hijo Jonathan
Isak Andic y su hijo Jonathan

Jonathan Andic, el soltero de oro

No todos los herederos de las grandes fortunas españolas han pasado ya por la vicaría. El joven sucesor de Isak Andic, fundador de Mango, a sus 33 años no tiene novia formal reconocida, aunque seguro que pretendientes no le faltan. Jonathan Andic es un chico bien parecido que hace escasos cuatro meses debía afrontar un nuevo reto: hacerse cargo de la fortuna de su padre, que según Forbes se estima en 4.180 millones de euros. Sin embargo, el joven, licenciado en Comunicación Audiovisual y con estudios superiores en Contabilidad y Finanzas, ya llevaba tiempo formándose sobre los pormenores de heredar el imperio textil de su padre. Desde hace dos años es presidente adjunto de la empresa y consejero delegado, aunque ya en 2007 se responsabilizó de la creación de línea masculina de Mango que abrió su primera tienda en 2008. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios