Logo El Confidencial
DESPUÉS DE TRES AÑOS DE NOVIAZGO

Mari Luz Barreiros casa a su hijo en la finca que compartió con Jesús Polanco

Este sábado se celebra la boda de Alberto Comenge en la finca Valmayor, propiedad de Mari Luz Barreiros, que la heredó de su padre y en la que vivió con su exmarido

Foto: Mari Luz Barreiros en compañía de sus hijos Cristina y Alberto Comenge, en una imagen de archivo (Gtres)
Mari Luz Barreiros en compañía de sus hijos Cristina y Alberto Comenge, en una imagen de archivo (Gtres)

Este sábado se celebra la boda de Alberto Comenge y Laia Cervelló en la finca Valmayor, propiedad de la madre del novio, Mari Luz Barreiros, quien la heredó de su padre Eduardo Barreiros, uno de los empresarios automovilísticos más importantes de la España de los cincuenta y sesenta, a quien se le bautizó como “el Henry Ford español”.

En este lugar también se casó hace dos años Cristina, hermana del novio, con Diego Gómez-Monche y allí es donde se han festejado habitualmente las reuniones familiares importantes. Pero Valmayor se recuerda, sobre todo, por haber sido el lugar de retiro de Jesús Polanco, fundador del grupo Prisa, que estuvo casado durante 19 años con Mari Luz y que mantuvo siempre una estupenda relación con sus dos hijos, los ya citados Cristina y Alberto, fruto de un primer matrimonio de Barreiros con el conocido empresario Alberto Comenge.

Mari Luz Barreiros, en una imagen de archivo (Gtres)
Mari Luz Barreiros, en una imagen de archivo (Gtres)

Los novios han querido una boda de perfil bajo y no acudirán a la finca grandes apellidos del Ibex, como hubiera sido lo normal dadas las relaciones y amistades de los padres de los contrayentes. Y de esta manera lo corrobora a Vanitatis la propia Mari Luz Barreiros: “Lo han organizado todo ellos. Es una boda de gente joven y en la que yo no he intervenido para nada. Lo quieren así y me parece espléndido, porque tampoco es momento para grandes celebraciones. De hecho –remata con humor– yo tengo para mí dos mesas”. Insiste en que “son los amigos de Laia y Alberto los que van a estar con ellos”.

Entre estas amistades se encuentran Javier Hidalgo, María Fitz-James, Alfonso de Borbón, Eugenia Silva, Alejandra Rojas, Fabrizia Ruffo di Calabria, Carolina Herrera, el matrimonio Wolken, Luis Medina, Laura Ponte, Olivia de Borbón… Rostros jóvenes, aunque sobradamente preparados, que ocupan la prensa del colorín desde que nacieron.

Boda tras tres años de noviazgo

Alberto Comenge, de 37 años, hijo del arquitecto y empresario del mismo nombre, es abogado y economista con un máster por la Universidad de Harvard. Es patrono de la Fundación Barreiros y colabora en los veranos con proyectos humanitarios en África. Se encarga también de la bodega familiar y es propietario de la cuadra de caballos de carreras Barreiros. Una de sus aficiones es el polo. Desde siempre mantuvo una relación espléndida con Jesús Polanco, con el que convivió durante 19 años. Tras la separación matrimonial de su madre y el editor, en 2003, Alberto continuó viéndose con él. Se trata de un joven sin apenas perfil público, salvo porque en su día se le relacionó sentimentalmente con Blanca Romero –exmujer de Cayetano Rivera– o Tamara Falcó, entre otras mujeres conocidas.

La novia, Laia Cervelló, es arquitecta. Estudió en la Universidad Politécnica de Cataluña y posee varios máster en urbanismo y planificación. Ha sido editora de Cuadernos de Arquitectura y Urbanismo. Se hicieron novios hace tres años y como ambos tienen trabajo y vivienda decidieron casarse. Laia ha elegido para el “sí, quiero” un vestido de la diseñadora Sybilla, que además de amiga es una de sus modistas preferidas.

Alberto Comenge junto a su exnovia, Tamara Falcó (Gtres)
Alberto Comenge junto a su exnovia, Tamara Falcó (Gtres)

El cóctel previo al banquete nupcial lo servirá Mallorca, la firma de restauración que suele encargarse de los catering de la familia Barreiros. La madre del novio explica a Vanitatis que “no se hará en el jardín porque en cuanto se va el sol hace frío. Se ha organizado todo en el espacio donde se ubica el museo Barreiros”. La finca de Valdemorillo es también la sede de la fundación, dedicada a la memoria del industrial automovilístico.

No acudirán Norman Foster y su esposa, Elena Ochoa. La razón tiene que ver con compromisos profesionales. La famosa doctora es íntima de Mari Luz desde hace muchos años: “No pueden venir porque al día siguiente acuden a la presentación en Segovia del libro Havana Autos and Architecture que publica Ivory, la editorial de Elena”, explica. La boda, aunque es de tarde, acabará de madrugada, por lo que hace incompatible la asistencia al evento con las labores de dirección de Lady Foster.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios