Logo El Confidencial
se incorpora a una telenovela argentina

Dalma, la hija actriz de Diego Armando Maradona

Maradona ha protagonizado no pocos titulares relacionados con su vida privada. Su hija, sin embargo, trata de acapararlos por su trabajo como actriz

Foto: La actriz, en una presentación teatral (Gtres)
La actriz, en una presentación teatral (Gtres)

Maradona ha protagonizado no pocos titulares relacionados con su vida privada. Su hija, sin embargo, trata de acapararlos por su trabajo como actriz. A partir de este mes, la joven Dalma Maradona tratará de mostrar sus dotes interpretativas en la telenovela argentina Guapas, a cuyo reparto se incorpora. "Todas las mujeres que están en la serie tienen muy buena energía. Y ahora va a entrar Dalma Maradona", asegura uno de los jóvenes que forman parte del famoso culebrón. A sus 27 años, la joven siempre tuvo claro que quería dedicarse al mundo de la interpretación y en esa dura profesión siempre ha contado con el apoyo de su padre.

Dalma apenas levantaba dos palmos del suelo cuando su progenitor protagonizó noticias escandalosas, como aquella suspensión producida durante el Mundial de Fútbol del 94 por supuesto dopaje. Ella apenas tenía siete años y ya estaba sometida a una vida nómada a causa de la profesión de su progenitor, descubriendo cuál iba a ser su futuro entre Nápoles y Sevilla, ciudad en la que no se sentía cómoda, por lo cual decidió irse a vivir con su abuela a Argentina. Esa decisión le evitaría, en lo sucesivo, algún disgusto familiar que otro. Tenía 9 años cuando, en 1997, superó un casting para ser una de las pequeñas estrellas de Cebollitas, una serie en la que se retrataba a un pequeño grupo de jugadores de fútbol. Aunque parezca que fue elegida a causa de la profesión de su padre, ella jura y perjura que tuvo que pasar un casting.

Lo que está claro es que, gracias a la obtención de esos trabajos, también vivió en la lejanía uno de los peores momentos de su padre, cuando se retiró del mundo del fútbol en 1998 y ganó peso hasta convertirse en una sombra de lo que había sido. Desde pequeña pareció huir de ese tipo de controversias. Por ejemplo, la detención en 1991 por posesión de cocaína u otra que tuvo lugar en 1994 por agredir a varios periodistas. En los 2000, de hecho, la etapa más obtusa de la carrera y la vida de su padre coincidió con su ascenso como actriz, cuando debutó en  teatro con la obra infantil Caperucita y el lobo, en donde ya aparecía encarnando a una adolescente.

Pieza fundamental en la vida de su padre

El futbolista y su hija, en una imagen de archivo (Gtres)
El futbolista y su hija, en una imagen de archivo (Gtres)

Pese a que la historia de su crecimiento pueda parecer la de una huida progresiva de su familia, su círculo asegura que tuvo un papel clave en el encuentro que mantuvo su padre con un hijo ilegítimo al que sólo reconoció cuando una jueza se lo ordenó. El joven, llamado Diego Sinagra, solicitó varias pruebas de ADN y finalmente fue autorizado a utilizar el apellido Maradona. El astro del fútbol tuvo que comenzar a pasarle una pensión mensual de 4.000 dólares. En mayo de 2003 padre e hijo vivieron un encuentro a solas y aseguran que fue Dalma la que convenció al jugador para que mantuviese una conversación con el hijo que no conocía.

Este no estaba muy convencido de su paternidad: “Aceptar no es reconocer. Tengo dos hijas con mi amor de toda la vida. Se llaman Dalma y Gianina. Estoy pagando con dinero mis equivocaciones del pasado. Un juez me obligó a darle dinero, pero no puede obligarme a sentir amor por él”, dijo Maradona.

El entendimiento de Dalma con su padre ha ido en aumento a medida que se iba haciendo mayor. Ahora le resulta más fácil comprender las adicciones que minaron la genialidad del jugador, sus deudas con el fisco italiano (de unos 34 millones de euros) o sus innumerables líos de faldas. Ella también ha sufrido algunos en carne propia: Fernando, su novio desde los 16 hasta los 24 años, cometió una infidelidad y los medios latinoamericanos no tardaron en publicar que esa había sido la razón fundamental de la ruptura entre ambos.

Ahora, su carrera como actriz da un paso de gigante incorporándose al reparto de una de las series más exitosas del país andino. Y por si eso fuera poco, en los últimos días su padre suena como firme candidato a ser el entrenador de la selección palestina de fútbol, un ejemplo de que todavía tiene mucho que dar en el mundo del balón. Un regreso esperado que coincide con la incorporación televisiva de su hija que, por una vez, no tendrá que vivir la telenovela en su propia casa. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios