Logo El Confidencial
PRIMERAS DECLARACIONES DE LA PERIODISTA

Marina Castaño: “Yo he vivido siempre de mi trabajo, no de saquear a mis padres”

El alto tribunal rechaza el recurso de su viuda contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que otorgaba dos tercios del legado al hijo del fallecido

Foto: La periodista Marina Castaño, en una imagen de archivo (Gtres)
La periodista Marina Castaño, en una imagen de archivo (Gtres)

Ya hay sentencia firme. El Tribunal Supremo ha puesto orden en el controvertido asunto de la herencia del escritor Camilo José Cela. El alto tribunal rechaza el recurso de su viuda, Marina Castaño, contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que otorgaba dos tercios del legado al hijo del fallecido. Camilo José Cela Conde deberá recibir 5,2 millones de euros, cantidad que no se cubrió con la donación de un cuadro de Joan Miró (Miró rasgado), la única herencia que recibió en un primer momento. Vanitatis ha conseguido hablar con la periodista y escritora Marina Castaño poco después de que conociese este fallo judicial.

PREGUNTA: ¿Cómo se encuentra?

RESPUESTA: Estoy bien. Es la misma sentencia que dictó la Audiencia Provincial, con lo cual no hay nada nuevo. En ese sentido no hay sorpresa. Cuando se recurre puedes ganar o no y eso es lo que ha sucedido en el Supremo. Lo llamativo es que se haya filtrado con tanta celeridad.

P: ¿Cómo se enteró del contenido del fallo?

R: Pues por la prensa. Estaba trabajando y leyendo las noticias. Lo vi en internet. Me sorprendió muchísimo y llamé a mi abogado, que estaba tan asombrado como yo. Me dijo: “Ya me he puesto en contacto con la procuradora para que me localice la sentencia”. Es quizá lo  que más me ha desconcertado.

El hijo del escritor, Camilo José Cela Conde (Gtres)
El hijo del escritor, Camilo José Cela Conde (Gtres)

P: ¿Qué le parece enterarse más tarde que los periodistas?

R: Qué quiere que le diga, que esto debería funcionar de otra manera. Es como dicen que pasa en los matrimonios: el cornudo es el último en enterase de que su mujer le es infiel. En fin, es una historia que se repite demasiado a menudo.

P: ¿Acepta la sentencia?

R: Claro, no hay más remedio. El Supremo es la última instancia.

P: ¿Qué le dice su abogado? ¿Cuál es la hoja de ruta ahora?

R: Que la situación es la misma que cuando dictaminó la Audiencia Provincial. No hay ningún cambio, ya sabíamos que era así. Por eso estoy tranquila.

Marina Castaño y Cela en una imagen de archivo (Gtres)
Marina Castaño y Cela en una imagen de archivo (Gtres)

P: ¿Todo esto es por una herencia o es más una cuestión afectiva?

R: Es bastante lamentable. Leí hace unos días un artículo muy interesante en el que se decía que los padres están obligados a enseñar a los hijos a ganar dinero pero no a enriquecerlos. Me entristecen los comportamientos de los hijos que no se comportan como debería ser.

P: Estamos hablando de 5,2 millones…

R: Vamos a dejarlo así. No merece la pena ni comentarlo ni moverlo, no tiene vuelta de hoja.

P: El abogado de Cela Conde ha dicho que si en el plazo que marca la ley no paga se le embargarán sus bienes…

R: Bueno, pues que hagan lo que les parezca. De hecho, los derechos de autor ya están embargados por la sentencia de la Audiencia Provincial.

P: ¿Y no le preocupa que le puedan embargar sus casas, su patrimonio?

R: No es así. Sería otro pleito totalmente diferente. Esta sentencia es contra una sociedad que es la propietaria de los derechos de autor.

P: También dicen que el hijo de su marido está dispuesto a negociar como medida de buena voluntad…

R: ¡Pues qué bien! No sé nada de ese tema.

Marina Castaño junto a una ilustración de Cela (Gtres)
Marina Castaño junto a una ilustración de Cela (Gtres)

P: ¿Y tampoco sabía que Camilo José Cela Conde ha convocado una rueda de prensa para explicar su visión del asunto?

R: ¡Qué fuerte! No tenía ni idea. ¿Y luego qué? ¿Ira por los platós de televisión a contar su historia?

P: Retomando el tema del pago, ¿cómo hará frente al mismo? ¿No se agobia?

R: ¡Sí ya está ejecutada la sentencia. Ya le digo que hubo que avalar con el dictamen anterior. De todas formas, le diré que se habla muy alegremente de dinero, como si fueran patatas fritas o cacahuetes.

P: ¿Prefiere usted un Miró al dinero de la herencia?

¡Qué va! Si yo no quiero nada. Las cuestiones materiales me aburren que me matan. Que la gente se pelee por dinero, por cuadros. Yo estoy muy tranquila y he vivido siempre de mi trabajo, no de saquear a mi padre ni a mi madre.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios