Isabel Preysler rompe su silencio en un reportaje valorado en 150.000 euros
  1. Noticias
15 DÍAS DESPUÉS DE LA MUERTE DE MIGUEL BOYER

Isabel Preysler rompe su silencio en un reportaje valorado en 150.000 euros

Dos semanas después de que Miguel Boyer falleciera tras sufrir una embolia pulmonar, Isabel Preysler ha hablado 15 días después de despedirse de él

Foto: Isabel Preysler y Miguel Boyer en una imagen de archivo (Gtres)
Isabel Preysler y Miguel Boyer en una imagen de archivo (Gtres)

Dos semanas después de que Miguel Boyer falleciera tras sufrir una embolia pulmonar, Isabel Preysler ha querido contestar a la llamada de su revista de cabecera en un complicado momento para ella y hablar, por primera vez, de cómo están siendo los primeros días sin su marido.

A pesar de que aún mantiene su encierro en su vivienda de Puerta de Hierro, Isabel se encuentra arropada por su familia, en especial por su madre, Beatriz Arrastia, y sus hijas, Ana y Tamara. La segundaha abandonado su áticodel barrio Salamancapara vivir durante un tiempo en la residencia familiar. “Para mí, eso ha sido una grandísima ayuda”, asegura la socialite, que ha encontrado en ella no solo su mejor apoyo sino también a esa persona que debe resolveralgunas gestiones. “No te preocupes, mami, yo me encargo”, es la frase que desde hace días más se escucha en su casa. “Es un premio de niña”, revela Isabel que, además, explica el motivo de las ausencias de sus hijos Enrique y Chábeli. “Se han ofrecido a venir, pero no tenía sentido estando yo tan acompañada. No necesito su presencia física para sentirme unida a ellos. Sé que si los necesitase vendrían inmediatamente, pero soy yo la que les ha pedido que no vinieran”, puntualiza.

Esteamplio reportaje, de siete páginas, pero sin fotografías,estávaloradoen el mercado en unos 150.000 euros,tal y como aseguran expertos del sector a Vanitatis. Se desconoce si Isabel ha cobrado esta vez, ya que le unen numerosos compromisos a esta revista. De hecho, su reportaje se completa esta semana con una segundaentrevista que ofrece en el mismo número su hija Tamara Falcó y que fue realizada la semana pasada en Barcelona durante la apertura de la nueva tienda de Pronovias.En ella, Tamara ha asegurado que Miguel fue una luz en su vida y quien, entre otras cosas, le enseñó a nadar. "Incluso, escribió una novela mientras esperaba que mi madre se arreglara porque la situación le desesperaba", dice.

"Era un hombre único"

El protagonismode Miguel Boyer en las primeras declaraciones de Isabel es casi absoluto. En ellas, la reina del papel cuché se deshace en halagos con un "hombre único".“Mi relación con Miguel estaba, en un principio, basada exclusivamente en el amor y no es fácil que una relación dure así tanto y sea tan sólida. Ha sido una historia de amor preciosa”, asegura. “Me quedo con la tranquilidad de haber estado con él hasta el último momento. Me consuela que no ha sufrido”, confiesa Preysler que, según revela, llegó a la clínica en la que ingresó de urgencia solo unos minutos después de que lo hiciera su marido. Allí los médicos le impidieron su entrada a la UVI y le comunicaron el peor de los desenlaces: no había nada que hacer.

Como si de un presentimiento se tratara, el día anterior a la muerte de Miguel Boyer la familia celebró por adelantado el santo del exministro -29 de septiembre, día de su fallecimiento- con una cena y una película.

Aquel día, el presente y el pasado de Boyer aparecían juntos, casi fuisionados. Por una parte Ana Boyer estuvo acompañada de su sobrino Gonzalo, hijo de su hermana Laura, que salía abrazada a Tamara Falcó.Pero la mayor de las representaciones era la imagen que abría el cortejo. Isabel Preysler abandonaba el recinto sacro de la mano de uno de los nietos de Miguel Boyer.Hugo, hijo de Laura, y la viuda recorrían agarradosel largo camino que conducía a la prensa. Una escenografía que parecía calculada.

Isabel Preysler Miguel Boyer
El redactor recomienda