Un cumpleaños "agridulce" para Rocío Flores y una bronca por su error en Twitter
  1. Noticias
SU MAYORÍA DE EDAD FUE CELEBRADA CON ALTIBAJOS

Un cumpleaños "agridulce" para Rocío Flores y una bronca por su error en Twitter

La hija de Rociito se sorprendió al ver la repercusión de las noticias que hablaban de su distanciamiento con su madre. Además, tuvo que ser amonestada por su padre

El pasado lunes, la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores cumplía 18 años de edad, abriéndole las puertas de par en par a la atención mediática. La joven vio cómo una jornada tan especial como esa se convirtió en un acontecimiento “agridulce”, aseguran desde su entorno, ya que tuvo que revivir alguno de los episodios más difíciles de su corta vida. Entre ellos destaca el distanciamiento que mantiene desde hace más de dos años con su madre, con la que no habla desde que en 2012 una disputa entre ellas terminó con la mediación de la Guardia Civil.

Vanitatis ha tenido acceso a la denuncia que describe ese amargo enfrentamiento entre Rociito y su hija mayor, donde se narran los hechos que provocaron que la menor terminase viviendo de nuevo con su padre y poniendo tierra de por medio con su madre. Pese a todo, la denuncia, presentada por la joven y firmada por el propio Antonio David, no fue ni siquiera admitida a trámite en los tribunales, lo que no evitó que la familia se rompiese definitivamente y que Rocío Carrasco lo haya pasado “muy mal”, según fuentes de su entorno. Es más, en un segundo proceso judicial, las autoridades dieron la razón a la madre.

La ruptura entre madre e hija se hizo especialmente evidente en las redes sociales. La nieta de Rocío Jurado celebró su mayoría de edad abriendo sus espacios personales al público y dejando ver aquellos comentarios que escribió cuando su disputa con su madre estaba aún al rojo vivo. En esos mensajes, que por aquel entonces tan sólo podían leer aquellos afortunados a los que la joven consideraba amigos, se podían leer duras pullas hacia Rociito: “Ni te espero, ni te busco. Si me necesitas, si me quieres, si de verdad te importo, entonces aquí estaré. Quien mucho se ausenta, pronto deja de hacer falta”, escribía. Pero hay muchas más. “No la echo de menos (…) si la quisiera ver, la vería” o “mi madre se llama Olga” son algunos de los dardos envenenados que lanzaba contra ella.

La decisión de Rocío Flores de abrir sus perfiles y dejar a la vista de todos sus pensamientos y reflexiones más personales no fue bien recibida por su padre, tal y como narran a Vanitatis fuentes de su entorno más directo. La reprimenda de Antonio David a su hija dio su resultado y la joven cerró de nuevo pocas horas después las puertas de su Twitter a personas ajenas a ella. “Pagó la novatada”, aseguran. Este medio se ha puesto en contacto con el propio Antonio David que, al igual que Rocío Carrasco, ha preferido no entrar a valorar la nueva circunstancia de su hija tras cumplir la mayoría de edad para respetar así su intimidad.

Sin embargo, desde su círculo más próximo confiesa que el cumpleaños de Rocío no fue tal y como lo esperaba. La ilusión que arrastra el hecho de convertirse en ‘mayor’ al cumplir los 18 años y todas las posibilidades que ello conlleva se vieron empañadas. “Se metió en distintos medios para ver lo que se había escrito sobre ella el día de su cumpleaños. Le afectó mucho la repercusión que había tomado la noticia de su distanciamiento con su madre. Fue muy duro e inesperado para ella”, reconocen estas mismas fuentes a Vanitatis, que tildan de “agridulce” un día tan importante como fue el pasado lunes para la hija de Rociito.

Rocío Flores Carrasco Rocío Carrasco Antonio David Flores
El redactor recomienda