Logo El Confidencial
deben comparecer como testigos

Pablo Alborán y Mario Casas tienen una cita con la justicia en Pontevedra

Ambos prestarán declaración como testigos en un juicio sobre unos bolos de discoteca que nunca se celebraron. El cantante ha pedido comparecer por videoconferencia

Foto: Pablo Alborán y Mario Casas (Gtres)
Pablo Alborán y Mario Casas (Gtres)

Este martes Mario Casas y Pablo Alborán tienen una cita ineludible con la justicia. Ambos deben comparecer como testigos ante el Juzgado de lo Penal Número 2 para dar su versión sobre su participación en unos bolos de una conocida discoteca de Pontevedra que finalmente nunca llegaron a producirse.

Los hechos se remontan a principios de 2012 cuando, según informa La voz de Galicia, el local de fiestas Carabás, muy popular entre la juventud pontevedresa, anunció al actor para el día 7 de abril y al cantante para el 18 y 19 de mayo. Sin embargo, ni Casas ni Alborán tenían previsto dejarse caer por la discoteca y su presencia en el citado local parecía no ser más que un reclamo para atraer al gran público que ambos personajes generan.

Según el fiscal instructor, el único acusado se hizo pasar por representante de ambos artistas y utilizó sus nombres para conseguir un contrato con los titulares de la sala de fiestas y así embolsarse una cuantiosa suma de dinero que podría haber alcanzado los 5.000 euros. Por su parte, el imputado, que siempre ha defendido su inocencia, argumenta que mantiene con ambos una “amistad” y que en ningún momento existió la intención de estafar.

Por ello y para tratar de avanzar en la investigación, se reclama la presencia en la vista oral de Alborán y Casas aunque, al menos el primero de ellos, se prevé que no se persone en los juzgados. El malagueño ha solicitado dar su declaración por videoconferencia ya que está inmerso en la promoción de su tercer trabajo, tal y como ha podido confirmar Vanitatis.

Este portal se ha puesto en contacto con la agencia de representación de Mario Casas para tratar de resolver si éste se personará o no finalmente en los juzgados, pero desde desde A6 Cinema no se ha obtenido respuesta.

Sheila Casas: “Esta gente debe ir a juicio”

Con las versiones de Casas y Alborán ante el juez se da un paso más en el procedimiento de un caso que lleva abierto más de dos años. Las primeras investigaciones se dieron poco tiempo después de que se anunciara la presencia del actor gallego en la popular discoteca. La noticia empezó a correr como la pólvora y fue su propia hermana, Sheila Casas, la que denunció públicamente el engaño a través de Twitter. “Corred la voz para que a nadie lo engañen!!! Es MENTIRA que Mario Casas va a una discoteca de Pontevedra el día 6 de abril!!!, decía la joven en su perfil a la vez que pedía los carteles que lo anunciaban para destapar la estafa y añadía: “Esta gente merece que se las lleve a juicio”.

Unos tuits que hicieron saltar las alarmas pero que no impidieron que muchos de los seguidores de Mario y Pablo vieran frustrados sus deseos de conocer a sus ídolos y que tuvieran que asumir un fatal engaño. El fiscal pide para el acusado dos años de prisión por un delito continuado de estafa.

 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios