Logo El Confidencial
‘FLORES A MARÍA’ ES SU ÚLTIMO TRABAJO

Ruth Martínez, la ex de Jaime Martínez Bordiú, resurge como cantante

Después de cinco años centrada únicamente en el cuidado de su hija, la otrora pareja del nieto de Franco vuelve a apostar fuerte por la música y saca nuevo disco

Foto: Ruth Martínez durante una actuación (Facebook)
Ruth Martínez durante una actuación (Facebook)

Cinco años después de protagonizar un gran escándalo mediático que la puso en el punto de mira de todas las televisiones, Ruth Martínez, la que fuera novia de Jaime Martínez Bordiú, ha logrado quedar al margen de todo lo acontecido y hacerse un hueco en la que siempre había sido su principal vocación: la música.

Flores a María es el título de su segundo y último álbum. Un trabajo que desde hace unos meses promociona por toda España y que le ha servido de bálsamo para curar las heridas que una tormentosa relación le había dejado abiertas. “La música fue una terapia para mí, como lo es con todas las personas. Dicen que la música cura y yo creo que es verdad”, confiesa la catalana a Vanitatis.

Jaime Martínez Bordiú y Ruth Martínez en una imagen de archivo (Gtres)
Jaime Martínez Bordiú y Ruth Martínez en una imagen de archivo (Gtres)
Aunque de un tiempo a esta parte Ruth ha logrado desmarcarse de aquel apellido Bordiú que la persiguió durante mucho tiempo y, poco a poco, se ha hecho un nombre como cantante, lo cierto es que hace seis años alcanzó la popularidad de la mano del nieto pequeño de Franco. Mantuvieron una corta pero intensa relación con idas y venidas que terminó de forma definitiva cuando ella le denunció por malos tratos debido a un altercado sucedido en 2007 en un hotel de Málaga, fruto, según relató la propia Ruth por entonces, de las adicciones de su pareja.

Aunque tras la denuncia, ambos decidieron darse una segunda oportunidad, la cantante terminó por darse cuenta de que no podía combatir los problemas de Jaime y, finalmente, decidieron emprender caminos por separado. “Nunca más supe nada de él. Se acabó para siempre. Se celebró el juicio, fue condenado y a partir de ahí nunca más volví a tener relación con él”, dice la joven a este medio.

Ruth se refiere a enero de 2010, cuando la Audiencia de Barcelona se reafirmó en lo dictado por el juez de Primera Instancia en 2009 y condenó a Jaime a un año de prisión por un delito de malos tratos. Una pena que el hijo de Carmen Franco nunca cumplió por carecer de antecedentes penales.

No reniega de su pasado

Con aquella historia ya superada, Ruth se muestra más sincera que nunca cuando dice que “jamás reniego de algo o de alguien que ha estado en mi vida. Lo que ha estado, ha estado y punto. Si he cometido errores pues todo es aprendizaje en la vida”. Y es que, aunque ella prefiere hablar de su carrera como cantante, sabe que no puede borrar esa parte de su pasado que tanto recuerdan los medios de comunicación. Sobre si aquella experiencia le ha influido o no a nivel profesional, Ruth se muestra muy dubitativa: “No sé si me ha influido lo de Jaime o no, porque la verdad es que después de todo aquello me retiré por completo y supongo que por un lado si y por otro no. Lo cierto es que mi trabajo está ahí, está terminado y hay que defenderlo. Es que no sabría responder a eso. Me perjudicó más a nivel personal, eso sí, porque fueron momentos muy difíciles”.

Desde aquello, la catalana se refugió en la música y en su hija (Ruth tuvo dos hijos de su primer matrimonio, pero el mayor murió de meningitis siendo sólo un niño). A ella se dedicó por completo los cinco años que ha estado “alejada de todo”  hasta que volvió a tener fuerzas para volver a luchar por su sueño musical.

Ruth Martínez (Facebook)
Ruth Martínez (Facebook)

Promocionando su último disco

Cantando y formándose como artista desde los 15 años, ella dice que “con los problemas te bloqueas, pero una vez superados vuelve a fluir todo”. Como resultado está su trabajo Flores a María. El disco lo terminó hace ocho meses, momento en el que quiso “volver a luchar”, y con el que ya tiene previsto dar conciertos en Barcelona (noviembre) y Madrid (febrero). Compuesto por diez temas, es La Carretera, una versión de la canción que popularizó Julio Iglesias, el que más se está promocionando y, personalmente, su favorito.

Aunque se muestra satisfecha de los resultados, Ruth confiesa que es su formación como interiorista la base principal de sus ingresos. “La situación de la música en estos momentos es tremenda. Está todo muy complicado. Faltan plataformas de promoción para que los artistas podamos vender nuestro trabajo y es una lucha constante. Entre eso y la piratería, vivir de la música es muy complicado”, explica en conversación con Vanitatis.

A la hora de hacer un recorrido por estos años en los que Ruth Martínez ha vivido centrada en su familia y apostando por nuevos retos, sólo hay un tema del que prefiere no hablar: los Bordiú. “No tengo contacto con ninguno de ellos, pero no quiero hablar de ellos. Eso ya pasó”, sentencia.

 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios