Logo El Confidencial
banco santander tendrá nuevo avión en 2016

Los Botín y otros vips con Global Express, el jet privado de 50 millones de euros

Poco antes de su inesperada muerte, el banquero dejó atada una transacción para renovar su última aeronave, una Bombardier Global Express XRS, por una mejor

Foto: Montaje con imágenes de un Global Express similar al de Ana Patricia Botín, Amancio Ortega y Julio Iglesias (Fotos: globaljetconcept.com)
Montaje con imágenes de un Global Express similar al de Ana Patricia Botín, Amancio Ortega y Julio Iglesias (Fotos: globaljetconcept.com)

Inesperada. Así definía el círculo más cercano de Emilio Botín su muerte a pocas horas de enterarse de la noticia. Para muchos fue toda una sorpresa. El banquero no estaba enfermo y en los últimos días no había manifestado ninguna dolencia que indujese a pensar en tan fatal desenlace.

Lo súbito de su fallecimiento también se aprecia en algunas de las últimas gestiones que Botín llevó a cabo como presidente del Banco Santander. Por ejemplo, el cántabro dejó atada una transacción para renovar el avión privado que ya poseía, un Bombardier Global Express XRS, y así poder disfrutar de las prestaciones que incluye el nuevo modelo de esta marca canadiense, según ha publicado El Mundo. Botín siempre apostó por estas aeronaves, que solía renovar a los seis u ocho años de haberlas adquirido. En esta ocasión, dejó previsto que el jet empezase a operar para ellos en 2016.

Para entonces, será su hija Ana Patricia, como nueva presidenta de Banco Santander, la que disfrute del nuevo avión. Un avión que aterrizará en el particular aeropuerto que construyó su padre en la finca de 11.000 hectáreas ubicada en Ciudad Real. El banquero logró convertir su pista de aterrizaje de El Castaño en el aeropuerto privado de mayores dimensiones de toda España y allí será donde descanse el nuevo Bombardier Global Express.

Imagen del interior de un Global Express similar al de Emilio Botín (globaljetconcept.com)
Imagen del interior de un Global Express similar al de Emilio Botín (globaljetconcept.com)

El nuevo jet privado de Botín está valorado en 50 millones de euros, un precio que puede verse incrementado según los deseos del comprador, que puede diseñar a su gusto algunos detalles interiores. El Global Express está considerado uno de los jets privados más modernos, rápidos y autónomos del mercado, dado que es capaz de volar sin escalas hasta distancias de 11.000 kilómetros. O lo que es lo mismo, se puede volar desde Nueva York a Moscú sin repostar combustible. Un factor que unido a su rapidez –alcanza una velocidad de 950 kilómetros por hora– ha hecho que se convierta en el avión favorito de muchos multimillonarios.

Otros millonarios con este avión

Steven Spielberg, Bill Gates, Oprah Winfrey o Celine Dion son algunos de los pudientes internacionales que adquirieron esta aeronave para facilitar sus trayectos. Sin embargo, dentro de nuestras fronteras esta lujosa aeronave también ha encontrado importantes dueños. Entre ellos están Amancio Ortega, Julio Iglesias o Francisco Hernando, más conocido como El Pocero.

En el caso del empresario gallego, considerado el tercer hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, el Bombardier Global Express fue adquirido no para uso privado, sino más bien pensando en un ámbito más profesional. Gracias a las prestaciones de este avión, el fundador de Inditex consiguió optimizar tiempo en los viajes pero no solo para él, también para sus empleados a los que presta habitualmente el jet.

Julio Iglesias bajando de su avión privado (Gtres)
Julio Iglesias bajando de su avión privado (Gtres)
Otro empresario que vio en el Global Express una buena opción fue El Pocero. El artífice de la macrooperación inmobiliaria de Seseña vio en el alquiler de este tipo de aeronaves un negocio paralelo al de la construcción. Suyo era, por ejemplo, el avión que trasladó a Rocío Jurado de Houston a España, cuando la cantante estaba siendo tratada de su enfermedad en la ciudad americana. Sin embargo, finalmente El Pocero cesó este negocio y vendió tres de sus aviones para quedarse con el Bombardier, el único que posee en la actualidad y que solo alquila en contadísimas ocasiones.

Pero si hay un español que sabe de aviones privados, ese es Julio Iglesias. Después de utilizar varias naves, en 2006 el cantante se decantó por un Global Express XRS. Su afición por los aviones le llevó a ser de los primeros en confiar en la marca canadiense y fue a él al que siguieron figuras como Steven Spielberg o Bill Gates a la hora de escoger capricho.

El intérprete de La vida sigue igual pagó por el Bombardier 35 millones de euros y participó activamente en el diseño de los interiores. Entre ellos, ordenó ubicar una bodega aclimatada que permitiera conservar todos sus vinos. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios