Logo El Confidencial
SUELEN COLABORAR CON MENSAJEROS DE LA PAZ

Ana Rosa, Mariló Montero, Bordiú y las Segrelles, el escuadrón del padre Ángel

No quisieron faltar al acto que organizó el fundador de Mensajeros de la Paz, un cocido que cada una de ellas pagó para recaudar dinero para los más necesitados

Primero se celebró el acto oficial en la Biblioteca Nacional, donde el padre Ángel, alma, corazón y vida de Mensajeros de la Paz, recibió la medalla de Oro al Mérito en el Trabajo. Entrega institucional por parte de la ministra Fátima Báñez y con la presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Un acto protocolario y compartido con el resto de premiados.

Fue después, en un almuerzo multitudinario en el Mirador de Cuatro Vientos, donde 600 personas aplaudieron y se emocionaron ante la labor de este hombre que durante más de cinco décadas ha sido capaz de organizar una plataforma de ayuda constante. Gente anónima que compartieron un cocido madrileño donde cada uno pago su menú. Nada de invitaciones. Todo lo recaudado fue directo a los más necesitados. Como dijo el homenajeado, “cada vez son más las prioridades, pero lo bueno es que también son más las personas que, aunque tengan poco, lo comparten”. Subió al estrado y, además de dar las gracias, explicó a grandes rasgos las trayectoria de la ONG: “Cincuenta y dos años dan para mucho. Solo en España se han creado 3.400 puestos de trabajo y se gestionan 260 proyectos”.

No faltaron caras conocidas y solidarias que, desde el principio, han estado con el padre Ángel ejerciendo de altavoz de sus peticiones. Ana Rosa Quintana, Juan Muñoz, Carmen Martínez Bordiú, Mariló Montero, el expresidente y exconsejero de FCC Baldomero Falcones, el matrimonio Segrelles y su hija Paloma, Sandra Ibarra, el candidato a la alcaldía de Madrid Antonio Miguel Carmona, Mari Luz Barreiros, Carmen Quesada, María Moreno, presidenta de la fundación Ciudad de la Alegría, Ángela Carrasco, José Angel Mayayo, Manuel Cuadrado y Yolanda González… Todos ellos forman parte del escuadrón solidario de Mensajeros de la Paz. Hay que sumar también al grupo de “las marquesonas”, señoras con título para las que el homenajeado tuvo palabras de agradecimiento: “Las bauticé con este nombre y no hay que pedirlas nada porque siempre están”.

Mariló Montero saluda al padre Ángel (Gtres)
Mariló Montero saluda al padre Ángel (Gtres)

Cada una de los asistentes famosos aportó con su presencia esa visión pública que necesita este tipo de organizaciones. Ana Rosa Quintana, recién llegada de Nueva York, donde estuvo apoyando a su marido, que participó en el maratón, apareció en las instalaciones del club aéreo Cuatros Vientos nada más terminar su programa. “Del aeropuerto fui directa a Telecinco y cuando acabé me vine para estar con el padre Ángel. Es un hombre con una capacidad de trabajo y de entrega impresionante. Es el ejemplo de todo lo que se puede hacer cuando hay ganas”.

Una de las presencias más inesperadas fue la de Carmen Martínez Bordiú, de la que se desconocía su vinculación con esta ONG. “Hace tiempo que colaboro. Cuando participé en Mira quien baila doné los premios al padre Ángel”. Fue una de las más solicitadas y no tuvo problemas para fotografiarse con quien se lo pedía, que fueron muchos. “La gente es muy cariñosa y resulta muy agradable que te piropeen. ¡Si hasta me han dicho que parezco que tengo treinta años!”, asegura la nietísima. Carmen se encuentra en un momento muy tranquilo de su vida. Con su ex Luis Miguel Rodríguez mantiene una buena relación. El empresario la sigue dejando su coche y su chófer y corre con los gastos del piso de la calle Velázquez que durante un tiempo fue residencia común. “Luismi es una gran persona, lo admiro y le tengo mucho cariño”. Y aseguró que salvo con una de sus exparejas (el innombrable José Campos) con el resto “somos amigos”. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios