Logo El Confidencial
JAVIER HIDALGO, UN AFECTADO MÁS

Los problemas económicos de Cipriani, el anfitrión de las 'celebrities' en Ibiza

Cipriani, conocido por sus exclusivos restaurantes a los que acuden las celebrities, lleva dos meses sin pagar a los 130 empleados de la discoteca Booom de Ibiza

Foto: Pintada en los exteriores de la discoteca Booom de Ibiza facilitada a 'Vanitatis'
Pintada en los exteriores de la discoteca Booom de Ibiza facilitada a 'Vanitatis'

El empresario italiano Giussepe Cipriani, el propietario de la exclusiva cadena de restaurantes Cipriani, está a punto de llevar a concurso de acreedores una de sus empresas en España, Play Club by Cipriani SL, sociedad que gestiona la discoteca Booom de Ibiza. El veneciano, de 47 años, es uno de los hombres más influyentes de la isla pitiusa, donde posee varios establecimientos de restauración y ocio a los que acuden todos los veranos grandes celebrities internacionales y magnates de todas partes del mundo, además de los rostros más conocidos y poderosos de la vida social y económica de nuestro país.

Imagen exterior de la discoteca Booom Ibiza (Web)
Imagen exterior de la discoteca Booom Ibiza (Web)

Según ha podido confirmar Vanitatis, la empresa no ha abonado a sus empleados las dos últimas nóminas y las correspondientes liquidaciones tras el cierre del negocio. De hecho, los trabajadores de la discoteca propiedad del magnate Cipriani ya han puesto el asunto en manos de abogados con el fin de emprender las acciones legales oportunas para cobrar lo que se les adeuda. "Alrededor de 130 familias se han quedado sin cobrar sus nóminas de septiembre y octubre y las liquidaciones a pesar de la millonada que este señor factura en verano. Nos dicen que no hay dinero. Sabemos que la empresa no ha pagado tampoco a varios de sus proveedores", señala a este medio uno de los trabajadores afectados.

Desde Vanitatis nos hemos puesto en contacto con la empresa para confirmar la información. Hablamos con Iker Monfort Pineda, uno de los gestores de la sociedad, quien posee también grandes negocios en Ibiza. Monfort confirma a este medio que tienen dificultades de liquidez: "Hay un problema de flujo de efectivo, por lo que no se puede hacer frente a los pagos que nos requieren”. Además, Montfort indica a Vanitatis la determinación que ha adoptado la propiedad de la compañía: “Se ha tomando la decisión de llevar a la sociedad (Play Club by Cipriani S.L.) a concurso de acreedores".

El malestar entre los trabajadores es notorio. Ya han aparecido pintadas en la fachada de la discoteca dirigidas al empresario italiano: “Cipriani ladrón”. “Es increíble, este verano los clientes árabes, rusos y estrellas del mundo del espectáculo se han dejado verdaderas fortunas en su local", indica el trabajador, quien señala que “no nos sorprendería que no hayan pagado ni la seguridad social ni la cuota obrera (porcentaje que nos retienen en la nóminas) ni el IRPF, algo que nuestros abogados están investigando”.

En las redes sociales ya se pueden encontrar infinidad de comentarios al respecto. Por ejemplo, en el Facebook personal de Giuseppe Cipriani, bajo una fotografía que había colgado de la visita de Barack Obama a uno de sus restaurantes, se podía leer el siguiente comentario: "Paga a tus empleados de Ibiza Cipriani. ¿O solo tienes para putas? Somos más de 100 trabajadores que necesitamos comer". El comentario ya ha sido eliminado. 

Javier Hidalgo, afectado colateral

Además de sus trabajadores y proveedores, este problema también ha afectado a otras personas. Es el caso del empresario Javier Hidalgo, director general de Globalia. El hijo de Juan José Hidalgo tenía previsto abrir en Madrid un restaurante Cipriani para diciembre, tal y como adelantó Vanitatis. Para ello, según ha podido saber este medio, se había formado una sociedad en la que Javier Hidalgo y sus hermanas poseían el 75% de las acciones y Cipriani el 25% restante. También se habían puesto ya en contacto con el famoso diseñador de interiores Pascua Ortega para encargar el proyecto de decoración. Sin embargo, según revelan a este medio, la apertura del establecimiento está paralizada.

El empresario Javier Hidalgo en una imagen de archivo (Gtres)
El empresario Javier Hidalgo en una imagen de archivo (Gtres)

Puestos en contacto con Javier Hidalgo, simplemente nos comenta que “es cierto que hay problemas que lamentablemente han paralizado el proyecto”. Preguntado por si tiene una fecha prevista para la apertura, el empresario es tajante: “Hasta que no se resuelvan, esperemos que pronto, no continuaremos".

Cipriani, cadena de restaurantes fundada en 1931, es uno de los símbolos del glamour en los diferentes lugares donde ha embarcado. Nueva York, Los Ángeles, Miami, Montecarlo, Dubái, Venecia, Abu Dhabi, Moscú o Hong Kong, entre otras grandes y exclusivas ciudades. Pero el más conocido para los españoles, es el de Ibiza, el único que, por ahora, seguirá existiendo en España.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios