Fran Rivera sobre su madre: "O me iba de casa o me arrastraba con ella"
  1. Noticias
ACUDIÓ ESTE DOMINGO A 'VIAJANDO CON CHESTER'

Fran Rivera sobre su madre: "O me iba de casa o me arrastraba con ella"

Este domingo, Fran Rivera se sentó en el ‘Chester’ de Risto Mejide para hablar de algunos de los aspectos más importantes y controvertidos de su vida

Foto: Francisco Rivera, este domingo en 'Viajando con Chester' (Cuatro)
Francisco Rivera, este domingo en 'Viajando con Chester' (Cuatro)

Este domingo, Francisco Rivera se sentó en el ‘Chester’ de Risto Mejide para hablar de algunos de los aspectos más importantes y controvertidos de su vida. Descalzo y hablando sobre el aikido, un arte marcial japonés, y Steven Seagal, el extorero comenzó una entrevista en la que su madre, Carmina Ordóñez, Isabel Pantoja, su hija Tana y su exmujer han copado la mayoría de los titulares.

Orgulloso de sus orígenes, Fran comenzó recordando la figura de su padre, que falleció en la plaza de toros de Pozoblanco cuando él apenas tenía 10 años. Gracias a él, el extorero conoció a importantes nombres del mundo del arte, el cine y la literatura, de quienes habló desde la cercanía. “Fíjate quiénes han pasado por mi casa. Desde Orson Welles, Hemingway, Picasso, Dalí, Paco de Lucía... a Ava Gadner”.

Pero uno de los momentos más duros fue cuando Rivera recordó la muerte de su madre, de quien habló en algunos momentos en presente. “Mi madre tenía dos cojones y tiraba para delante con todo. Es una ‘fenómena’. Vivía todo con unas ansias, con unas ganas… Era fantástica”, comentó. Con un final muy controvertido y protagonista de las revistas tras su muerte, Carmina Ordóñez llevó una vida tan frenética que ni ella misma fue consciente de a quién dejaba atrás. De hecho, no ha sido hasta ahora cuando Francisco Rivera ha confesado las adicciones de su madre. “El tema de las drogas es brutal. Es una enfermedad como cualquier otra, o peor incluso. Te hace mentir, te hace engañar, te aleja de los tuyos. A nosotros esto nos hizo mucho daño. Ella nunca admitió su adicción”, desveló. “Ves a una persona que se va destrozando, cómo entra en un círculo vicioso… Es una impotencia en la que ves que no puedes hacer nada”, añadió.

Me enfrenté a ella y estuvimos un año sin hablarnos porque me hizo daño”, contó el torero, a lo que añadió: "Mi decisión fue egoísta, no me siento orgulloso de ello, pero hubo un momento en el que me tuve que alejar. O me iba de allí o me arrastraba. Cuando eso entra en una casa, acaba con todo", sentenció.

Otra de las mujeres de su vida es su hija Tana, uno de los temas más delicados en la vida del diestro y que, incluso, llevó hasta los tribunales. "Yo quería la custodia porque mi hija había demandado que quería vivir conmigo. Podré verla solo ocho días al mes, pero no hay manera humana de alejarme de mi hija". Además, denunció que el caso de la custodia de su hija no fue normal: "De mí se cachondeó todo el mundo, lo mío fue de vergüenza", y aseguró que lleva dos años sin hablar con su exmujer, Eugenia Martínez de Irujo. “Tan solo puedo comunicarme vía email, incluso en los temas referentes a mi hija Cayetana”.

Coincidiendo con las horas más bajas de Isabel Pantoja, Fran desempolvó sus problemas con la tonadillera: “Isabel se negó a darnos las cosas de mi padre. Y me refiero a cosas de valor sentimental, como trajes de torear, capotes, muletas…, que lo normal es que se hubiesen repartido entre los tres hijos que tenía mi padre. Ella se negó”. Parecía que la cosa iba a quedar ahí, pero Fran continuó: “Mi madre la llevó a juicio, ganó y justo al día siguiente de salir la sentencia robaron en Cantora”.

Más allá de los recuerdos de su padre, Francisco Rivera no quiso entrar a valorar la situación judicial de la madre de su hermano Kiko, a quien mostró su apoyo.

Isabel Pantoja Francisco Rivera Risto Mejide
El redactor recomienda