Logo El Confidencial
asistió a una charla

Pedro Sánchez se deja ver en Válgame, local de 'izquierda caviar' y derecha liberal

El candidato del PSOE a la presidencia del gobierno llegó, vio y venció en un escenario atípico, como principal protagonista de una de las tertulias de opinión ideadas por Beatriz Álvarez con el apoyo de las periodistas Joana Bonet y Rocío Márquez

Foto: Pedro Sánchez, durante la charla con Joana Bonet y Rocío Márquez (Vanitatis)
Pedro Sánchez, durante la charla con Joana Bonet y Rocío Márquez (Vanitatis)

Como si fuera Julio César tras la batalla de Zela, Pedro Sánchez, el candidato del PSOE a la presidencia del gobierno llegó, vio y venció en un escenario totalmente atípico, al que acudió para participar en una tertulia. No era un mitin de partido ni tampoco esos encuentros de líderes políticos con el mundo empresarial donde, habitualmente, suele estar “el pescado vendido”, como definen los jefes de prensa las actuaciones de sus jefes en esos ambientes. En este caso, Sánchez se enfrentaba a un público muy diferente e indefinido en uno de los lugares punteros de Madrid. Era el que llenaba el local Válgame Dios, situado en la calle del mismo nombre en el barrio de Chueca. En el local comparten copas y música gente variopinta y de ideología contraria sin problemas.  

La 'izquierda caviar' se une allí con la derecha más liberal y a estas tribus se les suma el mundo pijo y el artisteo conformando la ‘tribu del Válgame’. Desde Alonso Aznar Botella al 'pequeño Nicolás' (cuando no lo era), pasando por Iñaki Oyarzábal, Antonio Miguel Carmona, Borja Semper, Ana Belén,  Almodóvar o Bibiana Fernández; todos suelen ser habituales.

Pedro Sánchez, durante la tertulia (Vanitatis)
Pedro Sánchez, durante la tertulia (Vanitatis)

Extrañó la presencia de Pedro Sánchez en ese lugar tan poco convencional. Sin embargo, el líder tiene muy claro que los escenarios de siempre ya no valen y que si hay que hacerse visible, lo mismo vale una llamada al programa Sálvame que acudir a estas tertulias de opinión ideadas por Beatriz Álvarez, con el apoyo de las periodistas Joana Bonet y Rocío Márquez, en las que las únicas reglas que existen las marca la educación. No hay consignas ni listas negras ni preguntas inconvenientes, y si las hay, el protagonista –en este caso Sánchez-  debe saber cómo hacerles frente. En este caso, y tras su participación, Sánchez salió como César, vencedor.

Una tertulia muy animada

Pedro Sánchez, con Beatriz Álvarez, Joana Bonet y Rocío Márquez (Vanitatis)
Pedro Sánchez, con Beatriz Álvarez, Joana Bonet y Rocío Márquez (Vanitatis)

Llegó al local a las siete y media de la tarde y con retraso, alegando que “la agenda y el tiempo real son incompatibles”. Lo primero que hizo fue quitarse la chaqueta y, desde ese momento, el sector femenino se entregó. Sánchez es guapo, pero también tímido e inseguro cuando no controla el entorno. Y un bar de copas como Válgame era para esa noche un territorio sin explorar. Nada más llegar rompió el hielo pidiendo un gin-tonic. Le hicieron el especial de la casa: copa de balón, ginebra Martin Miller's, granos de pimienta roja y tónica Premium.

Brindó con el resto de clientes y entonces comenzó el turno de preguntas con gente tan dispar como el productor musical Carlos Jean, la investigadora Carola García Calvo, Raúl del Pozo, Fernando Lafuente, Lorenzo Díaz, Fernando Garrigues, Casilda y Chía -ex mujer e hija de Paco de Lucía-, Maxim Huerta, Adela Penedo, Sandra Barneda, María Figueroa, Juan Ribó, Pastora Vega y gente anónima que, al ser viernes, había empezado la ruta lúdica en el mercado de San Antón, situado enfrente, y que, al enterarse de la presencia de Sánchez, optaron por verlo en directo.

Pedro Sánchez, con una de las asistentes (Gtres)
Pedro Sánchez, con una de las asistentes (Gtres)

Hubo preguntas de todo tipo. Se habló de la educación pública, de la privada, de los jueces, de corrupción, del paro... También se contaron anécdotas, chistes y hasta se trató el tema de la literatura erótica. En este caso, ese asunto tenía que ver con el anuncio de la puesta a la venta, el próximo 15 de diciembre, del libro Válgame, lleno de relatos eróticos escritos por mujeres. Las dos horas dieron para mucho y, por supuesto, no faltó la referencia al partido de Pablo Iglesias. Sánchez les dedicó la mejor frase de la noche: “El problema que tiene Podemos es que no saben qué quieren ser de mayores”.

Esta manera diferente de captar adeptos puede llenar las discotecas y lugares de copas de políticos ejercientes. Pedro Sánchez, 'el guapo', ha sido el primero. ¿Quién será el siguientenbsp;

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios