Logo El Confidencial
MUERTE DE LA DUQUESA DE ALBA

Eugenia en su cumpleaños más amargo: “La vida sigue, pero no tengo nada que celebrar”

Hoy cumple 46 años, seis días después del fallecimiento de su madre. No va a celebrarlo, aunque estará arropada por algunos de sus hermanos y su hija, Tana

Este miércoles es su cumpleaños. Eugenia Martínez de Irujo cumple 46 años en uno de los peores momentos de su vida. Sin duda alguna este es su aniversario más amargo. Hace apenas seis días su madre fallecía en Sevilla y todavía están presentes las imágenes en las que se la ve rota de dolor. “No tengo nada que celebrar”, señala la duquesa de Montoro en conversación con Vanitatis.

Embargada por una profunda tristeza que se percibe mientras se habla con ella, Eugenia explica a este medio que “no tengo pensado hacer nada. En lo último en lo que pienso ahora es en que cumplo años”. No está para celebraciones, pero eso no significa que vaya a estar sola. Pasará el día junto a su hija Tana, de 15 años, quien no se ha separado de ella desde el pasado jueves. A ambas se las pudo ver muy unidas durante los actos fúnebres de la duquesa de Alba.  

En las que son sus primeras declaraciones tras la desaparición de su madre, Eugenia asegura a Vanitatis estar viviendo “un momento muy duro y muy doloroso”, pero también es consciente de que no se puede detener aquí y que tiene que seguir con su día a día. “La vida continúa”, señala con resignación y una voz que demuestra agotamiento físico y espiritual. Por todos es conocida la buena relación que mantenían madre e hija. Así lo aseguran también personas cercanas a la duquesa de Montoro: “Está destrozada. Estaba muy unida a su madre. La va a echar mucho de menos”.

Los Alba, durante el funeral de la duquesa en Sevilla (Gtres)
Los Alba, durante el funeral de la duquesa en Sevilla (Gtres)

Agradecimiento eterno a Sevilla y a los sevillanos

Esta es la segunda vez que Eugenia decide ignorar su cumpleaños. Hace dos años, en su 44 aniversario, tampoco se encontraba con ánimo para celebrarlo. La duquesa de Montoro estaba entonces inmersa en pleno proceso judicial por la custodia de Tana, ya que su exmarido, Francisco Rivera, le puso una demanda.

No obstante, a su honda tristeza se le une un inmenso agradecimiento hacia el pueblo sevillano por la gran respuesta y las infinitas muestras de cariño que ha recibido la familia estos días. Eugenia ha querido mostrar su gratitud al pueblo sevillano a través de Vanitatis: “Es un orgullo para una hija ver cómo la gente se ha volcado para despedir a su madre. Tanto mis hermanos como yo estaremos eternamente agradecidos a Sevilla y a los sevillanos”.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios