Logo El Confidencial
MINISTERIO DE SANIDAD

Alfonso Alonso, el ministro de Sanidad que se casó con una 'joyera' de San Sebastián

'Vanitatis' descubre la faceta más personal del recién nombrado ministro de Sanidad. Está casado con Beatriz Maylin, empresaria de Donosti, y tiene cuatro hijos

Foto: Montaje fotográfico de Alfonso Alonso y su mujer, Beatriz Maylin
Montaje fotográfico de Alfonso Alonso y su mujer, Beatriz Maylin

“Es un monstruo. Un tipo fascinante y con una memoria prodigiosa”. Así describen a Alfonso Alonso desde su entorno. La trayectoria política de este alavés, que acaba de convertirse en ministro de Sanidad tras la dimisión de Ana Mato, es de sobra conocida. A raíz de su ascenso, los diarios de toda España han ofrecido la evolución de un joven que con solo 32 años llegó a convertirse en alcalde de su tierra natal, Vitoria. Sin embargo, Vanitatis quiere ir más allá y conocer al hombre que se esconde detrás del político. Alfonso Alonso Aranegui visto desde otra perspectiva.

Dos de los hijos de Alfonso Alonso, Jaime, de 16 años, y Juanito, de 8 (Facebook)
Dos de los hijos de Alfonso Alonso, Jaime, de 16 años, y Juanito, de 8 (Facebook)

Que está casado y tiene cuatro hijos es todo los que los medios han publicado sobre él en estos días en que ha acaparado la actualidad política. Su mujer, Beatriz Maylin, nacida en San Sebastián, es una empresaria que regenta su propio negocio de bisutería y menaje del hogar en el centro de Vitoria. Con Alfonso ha formado una familia numerosa con cuatro hijos. Jaime, que tiene 16 años; Javier, de 13; Alfonso, de 11; y el pequeño Juanito, de solo 8. Con ellos el ahora ministro pasa todo el tiempo que su agenda le permite. De lunes a viernes vive en Madrid, pero los viernes viaja a Vitoria para estar con los suyos hasta el domingo. “Es mi mujer la que ayuda a los niños a hacer los deberes, la que se entrevista con los profesores o la que les cuida cuando tienen fiebre. Yo procuro echar una mano por teléfono y entregarme a ellos los fines de semana”, dijo el propio Alfonso a Diario Montañés en 2011.

No se prodigan mucho en público. Ellos se han cuidado mucho de que no se conozcan muchos aspectos de su vida personal”, dicen algunos periodistas que han vivido de cerca la trayectoria política de Alonso. Sus apariciones públicas son tan escasas que apenas existen documentos gráficos de ambos juntos. De hecho, según ha podido saber Vanitatis, a Beatriz, su mujer, los medios la confundieron durante la proclamación de Felipe VI con la esposa del socialista Pedro Sánchez. Un error que hasta ahora no ha sido corregido, quizá por lo difícil que resulta ponerle rostro a la pareja del ministro.

Una de las escasas ocasiones en las que han sido retratados juntos fue durante la despedida de Alfonso Alonso como alcalde de Vitoria en 2007. Entonces, en tan amargo trance, Beatriz estuvo a su lado y a los dos se les pudo ver fundiéndose en un apasionado beso.

ETA marcó su vida

Alfonso Alonso jurando su cargo ante el Rey (Gtres)
Alfonso Alonso jurando su cargo ante el Rey (Gtres)

Es un buen padre. Los sábados madruga para ir a ver a sus hijos jugar al fútbol”, dice su amigo Pablo Gay-Pobes, quien fuera además jefe de su gabinete durante la segunda legislatura de Alonso como alcalde. Gracias a Pablo, Vanitatis descubre la parte más desconocida del 'popular'. “Es un vitoriano de toda la vida. Su máxima aspiración era ser alcalde y lo consiguió. Luego pudo continuar en su tierra, pero optó por irse a la política nacional. Fue el asesinato de Gregorio Ordóñez a manos de ETA el detonante que le hizo dedicarse a ello”, dice a este medio Gay-Pobes, quien también recuerda cómo para Alonso presenciar otro asesinato de la banda terrorista con solo 12 años también marcó su infancia.

Una infancia que fue más corta de lo habitual debido a una madurez que le sobrevino antes de tiempo. Su padre, un pintor muy conocido en Vitoria, abandonó el hogar familiar cuando él y sus hermanos eran aún muy jóvenes. Él, como el mayor de los varones, se hizo cargo de la familia y ayudó a que todos los suyos salieran adelante. Sobre todo Ramón, el pequeño, un periodista que también trabajó al lado de Alfonso cuando ambos estaban en el ayuntamiento y al que el ministro siempre ha cuidado mucho.

Dicen quienes le conocen que todo esto marcó mucho su carácter y es lo que le ha convertido en el hombre que es hoy. Sensato, locuaz y vehemente.

Sus anécdotas

Amante de El señor de los anillos, de cuya saga se sabe todos los personajes, y aficionado a la lectura y la música clásica, dicen que además Alfonso Alonso posee un humor muy fino. Hace unos días él y su amigo fueron al monte a coger setas. Allí un vecino de los alrededores les saludó y le pidió a Alfonso si podía hacerse una foto con él. “¿No serás tú el ‘pequeño Nicolás’?”, le dijo el político entre risas.

Alfonso Alonso (EFE)
Alfonso Alonso (EFE)

Pero no es el humor lo único que le caracteriza, la tozudez también le define. “Él me dice a mí que yo soy tozudo, pero él lo es más que yo”, asegura su amigo. Pablo y Alfonso se conocen desde hace años y comparten una buena relación. “Somos de la misma generación y tenemos una amistad muy sólida con nuestros más y nuestros menos. Somos amigos de verdad, aunque a veces no opinemos igual”, concluye.

Con sus amigos es con quien también pasa gran parte de sus estancias en Vitoria. Suele salir con ellos y reunirse en populares bares de la ciudad. Sonadas son algunas de sus visitas nocturnas que han estado marcadas sobre todo por su hábito de fumar. Una adicción que, precisamente, ha confesado que pretende abandonar tras ser nombrado ministro de Sanidad.

Vecinos de Iñaki Urdangarin

A través de su declaración de bienes entregada al Congreso se puede saber que Alfonso Alonso tiene un piso en propiedad y una casa en Álava. Una de ellas está en el monte, en la zona de Campezo y es donde suelen ir a pasar los periodos vacacionales. Sin embargo, la familia vive de alquiler y “siempre ha sido así”. Los Alonso Maylin residen en una zona adinerada de Vitoria, muy cerca de donde vivía Iñaki Urdangarin antes de conocer a la infanta.

Pero pese a vivir con una desahogada situación económica, Alonso y su mujer son de los que dejan para última hora las compras de Navidad. Según ha podido saber este medio, el año pasado la pareja compró los regalos navideños en unos grandes almacenes a pocos días de la llegada de Papá Noel. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios