Logo El Confidencial
EL SECRETARIO DEL PSOE ACUDIÓ A 'PLANETA CALLEJA'

Begoña Gómez, mujer de Pedro Sánchez, no quiere tener que vivir en La Moncloa

La estrategia de comunicación del equipo de Pedro Sánchez continúa sorprendiendo. Después de intervenir en 'Sálvame', acudió este domingo a 'Planeta Calleja'

Foto: Pedro Sánchez junto a su mujer, Begoña Gómez, el pasado mes de julio (PSOE)
Pedro Sánchez junto a su mujer, Begoña Gómez, el pasado mes de julio (PSOE)

La estrategia de comunicación del equipo de Pedro Sánchez continúa sorprendiendo. Después de intervenir telefónicamente en el programa Sálvame y prometer ante más de 2 millones de espectadores impulsar una ley contra el maltrato animal que finalmente no cuajó en el Congreso de los Diputados, el secretario general del PSOE abrió de par en par las puertas de su intimidad este domingo en Planeta Calleja de Cuatro –logrando máximo histórico– y presentó en televisión a su mujer, Begoña Gómez.

A pesar de que esta bilbaína de poco más de 40 años ya se dejó ver durante los mítines que Pedro Sánchez hizo de federación en federación para recabar apoyos de cara a su candidatura a las primarias del PSOE, Begoña Gómez quiso ser protagonista de la otra vida del, quien sabe, futuro presidente del Gobierno después de participar hace cinco meses en un vídeo protagonizado por el círculo de familiares y amigos de Sánchez.

Recién llegada de la consultoría de la que es directora, Task Force, Begoña se sentó en el sofá de su salón y charló durante varios minutos con Jesús Calleja. “Esta es mi mujer, Begoña, es de Bilbao”, dijo Sánchez. “Vasca, por supuesto”, contestó ella con orgullo. “Esta es la primera cámara que entra en casa, y puede que la última”, bromeó entre risas. Mientras su marido preparaba la cena, Begoña se confesó. “La verdad es que la vida no me ha cambiado, pero sí, de alguna manera tienes más responsabilidades”.

Sin darle demasiada importancia a cómo han surgido y consciente del papel mediático de su marido, Begoña intenta mantener la normalidad en una vida en la que lo más importante son sus dos hijas, Ainhoa y Carlota. Sin embargo, ser ‘la mujer de’ continúa pesando, incluso en su trabajo, donde sus clientes le preguntan en más de una ocasión por su marido: “¡No me habías dicho que eras la mujer de Pedro Sánchez!”, le dicen.

Con horarios dispares y una jornada laboral que a veces supera las 17 horas, Pedro Sánchez echa una mano en las labores domésticas. “En esta casa yo cocino. Él recoge y pone el lavavajillas”, asegura Begoña. “Él cocina los típicos platos de soltero: espaguetis, pizza, una buena tortilla francesa…”

Sin embargo, el punto álgido llega poco después. A menos de un año para las elecciones generales, Jesús Calleja hizo la pregunta de la noche: ¿Si saliera presidente, os iríais a vivir a La Moncloa?”. “Si nos pudiéramos quedar aquí...”, dijo convencida de no querer pisar la actual residencia de Mariano Rajoy y su esposa. “¿Hay opción? ¿Tú puedes decidir no ir?”, insistía ella mientras Pedro Sánchez estaba en la cocina. “No sé si existe esa opción. No tengo ni idea”, contestó él.

Poco celosa de las muchas mujeres que se acercan a su marido, Begoña Gómez no solo dejó que el aventurero compartiera mesa y mantel con ellos, también que durmiera bajo el mismo techo y desayunara con ellos.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios