Logo El Confidencial
VELABAN POR LA INTIMIDAD DE SU HIJO LEO

Penélope Cruz y Javier Bardem vuelven a 'tumbar' a la prensa española en los juzgados

Como ya ocurriese hace cuatro años, la pareja de actores ha vuelto a ganar en los tribunales después de que la revista ‘Lecturas’ publicase una foto de su hijo pixelada

Foto: Penélope Cruz y Javier Bardem, en una imagen de archivo (Gtres)
Penélope Cruz y Javier Bardem, en una imagen de archivo (Gtres)

Penélope Cruz y Javier Bardem vuelven a recibir el amparo de la justicia en detrimento de la libertad de expresión de los medios de comunicación. En esta ocasión, la pareja de actores reclamaba judicialmente el auxilio de la justicia después de que la revista Lecturas publicase una imagen de su hijo Leo en un reportaje del pasado mes de septiembre de 2013 centrado en sus progenitores, en el que retrataban su faceta más íntima y personal.

A pesar de que la imagen del pequeño estaba pixelada en la zona de los ojos, como así establece la ley de protección al menor, y que fue captada en “un lugar abierto al público”, un juez ha considerado que el niño era perfectamente reconocible en las fotografías y por ello condena a dicha publicación. Por el momento, se desconoce la cuantía a la que asciende la multa que la revista Lecturas debe pagar a los actores más internacionales de nuestro país, pero, al tratarse de una decisión judicial tomada en primera instancia, cabe la posibilidad de que este medio recurra la sentencia con la intención de lograr un vuelco en el resultado.  

La pareja de actores, junto a su hijo Leo, en una imagen de archivo (Gtres)
La pareja de actores, junto a su hijo Leo, en una imagen de archivo (Gtres)

En la decisión ha primado el hecho de que tanto Penélope como su esposo son profesionales que viven alejados de la información de la crónica social. Son dos de los personajes más cotizados del mercado del papel cuché, pero su reticencia a prestar declaraciones a este tipo de publicaciones ha jugado a su favor.

Este hecho también tuvo peso a la hora de ganar un juicio similar en relación con una información publicada en septiembre de 2010 por El Mundo. En este artículo se informaba de las supuestas técnicas de reproducción asistida a las que la actriz había recurrido para convertirse en madre de su primer hijo. La pareja vio vulnerado su derecho fundamental a la intimidad y al honor al entender que, “además de ser una grave intromisión, estaba repleto de datos falsos”. Finalmente y tras varios recursos, el Tribunal Supremo estimó que llevaban la razón, por lo que condenó al diario al pago de una compensación económica de 50.000 euros para subsanar el daño ocasionado.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios