Logo El Confidencial
CARMEN CERVERA Y BORJA THYSSEN SON UN PIÑA

La familia Thyssen pasa unas vacaciones familiares en Andorra

La baronesa, Borja, Blanca y sus cuatro hijos han disfrutado de unos días en Andorra para esquiar y ver algunas inversiones. Tita ejerció de abuela con sus nietos

Foto: Borja Thyssen y Blanca Cuesta en Baqueira Beret (Gtres)
Borja Thyssen y Blanca Cuesta en Baqueira Beret (Gtres)

Desde que Carmen Cervera y Borja Thyssen hicieron las paces y pusieron fin a una guerra mediática en los juzgados tras acusaciones graves de robo y revelación de secreto, han vuelto a ser familia. Como tal organizan planes juntos, como el último viaje en el que los Thyssen Cuesta han hecho con Tita a la estación de esquí de Andorra. Los motivos: ocio y negocios. Y no es la primera vez que madre e hijo viajan juntos. Ya hace unos meses estuvieron también en Andorra mirando algunas inversiones.

Blanca Cuesta, Borja Thyssen y Tita Cervera (Gtres)
Blanca Cuesta, Borja Thyssen y Tita Cervera (Gtres)
Estas Navidades ya las pasaron juntos. Hubo almuerzos y regalos para todos, e incluso participaron las gemelas Carmen y Sabina, que viven habitualmente en Barcelona. Seguramente por esa lejanía geográfica la relación de las niñas con los Thyssen Cuesta sigue siendo inexistente. Salvo un reportaje en el que aparecieron juntos en San Feliú en el año 2009, no se les ha vuelto a ver reunidos. En el caso de que la baronesa se instale en Madrid, las hermanas de Borja formarían parte del núcleo familiar e incluso podrían ir al mismo colegio que los sobrinos Sacha y Eric, de siete y cinco años. Pero por ahora no hay ese reagrupamiento.

En cambio, Blanca y Borja se mueven en grupo, los padres y los cuatro hijos. Como hicieron hace unos días aprovechando unas vacaciones de los niños mayores. Viajaron primero a Barcelona y desde allí se trasladaron a Andorra, donde estuvieron esquiando. El esquí es una de las aficiones del matrimonio, que ya practican también los hijos mayores. Pero esta vez les acompañaba la baronesa, que también se tomó esa semana libre. Mientras el hijo querido y la nuera, a la que ya ha aceptado sin condiciones, se dedicaban a esquiar, Carmen Cervera permanecía en el hotel, que se encontraba a pie de pista, supervisando a los pequeños. Una vez que regresaban los esquiadores, organizaban las reuniones familiares y cenas compartidas, que ha sido siempre la aspiración de la baronesa y por lo que llevaba suspirando desde que se rompieron los lazos afectivos con su hijo.

Los Thyssen en el cumpleaños de Blanca Cuesta (Gtres)
Los Thyssen en el cumpleaños de Blanca Cuesta (Gtres)

Ahora solo falta que las mellizas adoptadas por Carmen Cervera formen parte de estas excursiones lúdicas. Gracias a los posados periódicos de la baronesa con Sabina y Carmen se observa el desarrollo físico de las niñas, que según su madre reciben una educación renacentista, dando mucha importancia a la música, la pintura y los idiomas. Las niñas nacieron el 6 de julio de 2006 en Los Ángeles mediante gestación subrogada, algo perfectamente legal en la jurisdicción estadounidense.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios