Logo El Confidencial
durante una conferencia en marbella

Risto se blinda para que los periodistas no le pregunten sobre su abandono del 'Chester'

El mediático presentador se ha fabricado un sofá de lujo a su medida con el que va dando conferencias por toda España, a un coste rentable para su bolsillo. Sin embargo, no suelta prenda sobre Mediaset

Foto: Risto Mejide, en una fotografía de Cuatro
Risto Mejide, en una fotografía de Cuatro

Risto Mejide ya no tiene Chester. Pero se ha fabricado un sofá de lujo a su medida con el que va dando conferencias por toda España, a un coste muy rentable para su bolsillo. Mientras la polémica tras su salida de Mediaset continúa, él sigue sus bolos como si no pasara nada. Una de ellas ha sido este jueves y viernes en el Smart Living Marbella, un congreso sobre tecnología. Después de que el presentador anunciase el martes que no volvería a presentar Viajando con Chester en Cuatro, ha ido cebando, a través de Twitter, frases como que dará “explicaciones más precisas” sobre su salida más adelante. De momento, no quiere decir nada. Ayer la consigna era clara para los responsables de Smart Living por parte del comunicador: “No quiero periodistas y no voy a atender a nadie”.

Tanto fue así que, para blindarse al cien por cien, hizo que la responsable de prensa le acompañase hasta el mismo cuarto de baño. Vanitatis esperó a Risto Mejide y, a su salida del lavabo, la pregunta fue clara: “¿Qué va a hacer Chester ahora sin Risto? Sin caérsele ni un momento la sonrisa de los labios y con las sempiternas gafas negras contestó: “No me puedes preguntar nada, porque vengo a dar una conferencia y no a contestar tus preguntas”. Nuestro medio insistió: “Pero, señor Mejide, si le quiero preguntar también por su libro, Urbrands, premio Espasa de ensayo......y por esta conferencia que va a dar hoy (Créate una marca personal antes de que alguien la cree por ti)". De nuevo, esbozó una sonrisa. Otra pregunta no tuvo respuesta: “Señor Mejide, ¿qué le prohíbe Mediaset para que no pueda atendernos?”. Su respuesta: “Espero que te guste la conferencia, luego me cuentas”.

Risto Mejide, durante su conferencia (Vanitatis)
Risto Mejide, durante su conferencia (Vanitatis)

En un tuit, Mejide comunicó el martes que, con todo dolor, no seguiría en el programa. Ni precisó más detalles ni dio razones de su alejamiento. Lo cierto es que todo estaba preparado para el lanzamiento de una nueva edición del programa. A finales de 2014, Cuatro informó que Viajando con Chester regresaba con nuevos invitados, nuevos chesters, nuevos tapizados y un horizonte en cuanto a invitados mucho más internacional. La responsable de comunicación de Smart Living precisó a este portal que “no puede hablar con nadie por su contrato con Mediaset”. A tal extremo llegó el blindaje que la misma responsable de comunicación y otra compañera le llevaron escoltado por la puerta de atrás del Palacio de Congresos de Marbella hasta el salón de actos donde pronunció su alocución para que nadie pudiese acceder a él.

“¿Se me pone gorda con eso? Sí” 

Con un aforo adolescente pendiente de él, al cual le prohibieron que hicieran fotos mientras daba la conferencia, Mejide se convirtió en un pispás en el perfecto gurú publicitario. En su repaso sobre el escenario fue contando, paso a paso, como se convirtió en publicista y después dio el salto a la fama con sus ácidas intervenciones en el programa Operación Triunfo. Con una claridad meridiana, fue dejando perlitas como “a mí me cambiaron la vida frases como esta: “Si dices algo, molesta. Si nadie se queja es que no has dicho nada. Es mi teorema”. También tuvo palabras menos delicadas cuando se refirió a las altas audiencias que hizo OT: “¿Os preguntaréis que si se me pone gorda con eso? Pues sí. Y es que para él “el talento es la capacidad de producir algo en los demás”. 

Risto Mejide para 'Viajando con Chester' (Cuatro)
Risto Mejide para 'Viajando con Chester' (Cuatro)

Para no defraudar, Risto aportó la lección de cómo examinar nuestra propia marca. Y dijo: “Pon en Google tu nombre, tu apellido y la palabra ‘es’ a continuación. Sin llegar a pulsar intro, verás cómo el buscador te propone varias formas de acabar la frase. Serán normalmente adjetivos. Y con más de uno igual te llevas una sorpresa. Este es el resultado de mi última comprobación: Risto Mejide es...gallego de derechas, un personaje, ciego, alentador”.

Además, abundó en todo momento en la idea de que para él es un placer “haber sido copiado hasta por El jueves. Eso es signo de éxito. Una marca tiene que conseguir que la imiten”. Después exclamó que están “sobrados de ingenio”, y como muestra puso un video donde Rajoy no daba pie con bola. 

Su libro Urbrands

Mejide aprovechó su estancia en Marbella también para hablar de su libro. “Ya que no lo vais a comprar. Os explicaré un poco. Urbrands intenta poner al lector en medio de lo que está ocurriendo, trata de explicárselo y le ofrece algunos consejos. Y así va contando que hay una revolución en marcha, una revolución que no es digital”. Mejide emplea otro término: democratización. Las marcas les pertenecen a sus consumidores. El talento se democratiza”. Y en ese ejercicio de democratización, se hizo la foto con las autoridades y, arrastrando su talento, se fue sin querer fingir que no es una estrella.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios