Logo El Confidencial
LA NIETÍSIMA ESTÁ SOLTERA Y SIN COMPROMISO

Así celebrará Carmen Martínez Bordiú su 64 cumpleaños

La nieta del general Francisco Franco cumple 64 años este jueves en un momento de su vida en el que se siente libre. Su relación con Luis Miguel Rodríguez continúa, aunque solo como amigos

Foto: Carmen Martínez Bordiú, en una imagen de archivo (Gtres)
Carmen Martínez Bordiú, en una imagen de archivo (Gtres)

Carmen Martínez Bordiú cumple 64 años este jueves y su estado de ánimo es excelente, aunque reconoce a Vanitatis con el sentido del humor que nunca le falta que “esto de cumplir años es una putada”; no obstante, añade que lo va a celebrar: “¡Por supuesto! A mediodía almuerzo con mi madre y mis hermanos. Por la tarde tengo merienda con mis nietos y por la noche ceno con los amigos”. Carmen es una mujer muy positiva y como contaba en la fiesta de aniversario de Antena 3, a la que acudió acompañada de su hermano Jaime, “estoy encantada con mi vida, con lo que hago y, por supuesto, y lo más importante, con que no tengo que dar explicaciones de dónde o con quién voy. No tengo pareja y no me preocupa. Lo que tenga que llegar llegará”. 

Meses antes había abandonado a Luis Miguel Rodríguez. Una ruptura oficial que comunicó a través de ¡Hola!, el BOE familiar, y que aparentemente no le creó ningún problema ni económico ni afectivo. Sigue manteniendo una buenísima relación con el dueño de Desguaces La Torre, con quien ha coincidido en monterías y compartido almuerzos y cenas tanto en casas de amigos como en restaurantes. Los dos son buenos cazadores y disfrutan con esa afición, aunque ya no sean pareja. Carmen sigue viviendo en el piso del barrio de Salamanca que alquiló el empresario cuando comenzó su historia afectiva, y Rodríguez, que es un caballero, le cede coche y chófer cuando lo necesita.

Carmen Martínez Bordiú junto a Luis Miguel Rodríguez (Gtres)
Carmen Martínez Bordiú junto a Luis Miguel Rodríguez (Gtres)

Carmen es una mujer muy positiva que ha sido capaz de reinventarse a lo largo de su vida. Salvo la gran tragedia que supuso la muerte de su hijo Fran, el resto de su existencia ha estado marcada por cambios radicales que aparentemente iba superando con traslados de ciudad y estrenos de nuevas casas. París, Sevilla y Santander han sido algunos de sus puntos de referencia. En la ciudad cántabra se convirtió en “muchacha rural” cuando se casó con José Campos. De su tercer marido no quiere oír ni hablar y cuando se le pregunta por él es de las pocas veces que tuerce el gesto. Presume de sus hijos y está encantada con sus tres nietos, que la adoran. De Luis Alfonso y Cynthia dice que “he tenido mucha suerte con ellos. Son buenos y responsables, pero sobre todo son felices, que es lo más importante”, asegura a Vanitatis.

Carmen no hace planes a largo plazo “porque después el destino te lo revuelve todo”. Una de sus grandes pasiones son los viajes y le encantaría ser la protagonista de un programa relacionado con este tema, pero “por ahora no le interesa a nadie”, cuenta a este medio al preguntarle si no le gustaría volver a trabajar en televisión, como ya hizo en 1990 con el espacio Domingo en rojo.
Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios