Logo El Confidencial
SU HIJA ES SU PRINCIPAL MOTIVO DE FELICIDAD

Aitor Ocio: "Estoy en el grupo de Whatsapp de las madres del colegio de mi hija"

Tras dejar el fútbol, decidió abrir varias empresas dedicadas a la salud, el bienestar y la estética. Está concienciado con la idea de que "el tiempo que no disfrutas con tus hijos es tiempo perdido"

Aitor Ocio dejó el futbol y no se arrepiente. Fue una de las figuras más importantes del Sevilla, equipo en el que se mantuvo varias temporadas. Del club andaluz regresó a Bilbao para jugar de nuevo en el Athletic, donde definitivamente dijo adiós como deportista de elite. Una profesión que le ha servido como hilo conductor para montar sus empresas relacionadas con el bienestar, salud, belleza y estética, y publicar el libro Entrenamiento personalizado y nutrición en colaboración con Nacho Villalba. Ocio se encuentra en un buen momento de su vida, feliz con su novia, Covadonga Riva, y con un trabajo que le gusta. Y por encima de todo ello, su hija de ocho años, con la que forma un buen equipo. Aparentemente han pasado a segundo plano las disputas legales con la modelo Laura Sánchez por la custodia de la niña, que vive con él en Bilbao. De vez en cuando hay algún desencuentro con su ex que procura solucionar para evitar males mayores. Aitor Ocio disfrutó de un fin de semana de nieve en Andorra, donde además de promocionar la firma Jaguar y sus novedades se dedicó a esquiar.

Pregunta: Tengo entendido que no suele aceptar ofertas de trabajo los fines de semana. De hecho le ofrecieron participar en la Challenge de Land Rover con otros personajes vip y dijo que no.

Respuesta: No es así exactamente. Viajo y trabajo si Naia está con su madre y, por lo tanto, este tiempo lo puedo dedicar a otras cosas. He viajado a Andorra para promocionar los nuevos sistemas de seguridad de Jaguar precisamente por ese motivo. Y lo de la Challenge es que era demasiado tiempo fuera de casa.

P: Por lo que cuenta, casi todo en su vida gira en torno a su hija, de 8 años.

R: Sí, y estoy encantado. Tengo mi filosofía de vida. Si uno quiere cambiar de trabajo y dedicarle muchas horas, lo de divertirse o viajar por placer lo tiene que dejar para más adelante, que es lo que hago yo. En cambio el tiempo que dejas de estar con un hijo no lo recuperas. Le puedo asegurar que no es ningún sacrificio.

Aitor Ocio aprovechó el fin de semana en Andorra para esquiar
Aitor Ocio aprovechó el fin de semana en Andorra para esquiar

P: ¿Se lo pasa bien con su hija?

R: Estoy encantado y feliz con mi hija y disfruto con ella una barbaridad. Ahora hemos montado una portería en su cuarto porque le encanta jugar al futbol.

P: ¿Y para su pareja no es demasiada presión?

R: Apareció en un momento difícil y me hizo recuperar la ilusión. Ella vivía en Madrid y se vino a Bilbao sabiendo las circunstancias en las que yo estaba. De la misma manera que yo sé las suyas. Dejó Madrid y se vino a Bilbao, donde ha montado su propia empresa de relaciones públicas, y tenemos una vida muy normal.

P: ¿Se plantea un nuevo matrimonio?

R: Yo vivo en pareja y estamos muy bien. La boda por ahora no la veo necesaria.

Yo soy el padre de Naia y me involucro porque es lo que quiero y me gusta. Mi hija es una niña feliz, absolutamente normal, independiente, solidaria, que sabe que tiene a su padre y por supuesto a su madreP: ¿Le da miedo comprometerse o tener otro hijo?

R: No, lo que ocurre es que cuando no ha funcionado una relación de pareja, como me sucedió con Laura, eres más precavido. Las experiencias vividas, ya sean en el apartado laboral como en el afectivo, sirven para procurar no repetir las negativas. Soy consciente de que una ruptura sin hijos es dolorosa, pero tiene mucha menos repercusión. Nunca vas a tener la seguridad de que el amor es para siempre, pero cuando decides tener hijos con esa persona que quieres piensas que es para toda la vida.

P: El 14 de junio de 2012 se despedía del Athletic de Bilbao en una rueda de prensa muy emotiva en la que se le saltaron las lágrimas…

R: Tengo que reconocer que soy de lágrima fácil. Ese día cerraba una puerta muy importante de mi vida y eso siempre es difícil. En un momento se me pasaron todas las imágenes desde que era un niño, desde que mi padre me llevaba a jugar a un campo de tierra a mi paso por los diferentes equipos de futbol donde desarrollé mi vida deportiva.

P: ¿Hay vida más allá del futbol?

R: Por supuesto, aunque mucho de lo que tengo se lo debo precisamente al futbol. Pero una vez que lo dejé, mis inquietudes han ido por otra camino. He montado mis empresas y ahora me dedico a otras cosas.

P: ¿Y lo echa de menos?

R: No, en absoluto, porque fue una decisión muy meditada y consensuada. No me retiré por una lesión ni porque ya no tuviera espacio. En agosto de 2006 mi escala de valores se movió de una forma definitiva con el nacimiento de mi hija. En aquel momento mis vidas personal y profesional estaban muy unidas. La decisión que tenía que tomar estaba en función de lo que yo consideraba que era lo mejor para Naia. Y era vivir en Bilbao. Cuando se plantearon los temas legales que todos conocéis yo estaba en activo y planteé al club rescindir el contrato si tenía que irme a otro lugar. En aquel momento todavía recibía ofertas de otros equipos.

R: Otra vez su hija…

R: Sí, ya sé que puedo resultar un poco pesado, pero es así. En nuestra sociedad no se está acostumbrado a que sea el padre el que cambie de vida y por eso puede sorprender. Pero le aseguro que cada vez es mayor la implicación del hombre en la vida familiar y de los hijos. Ahora ya no choca que si la mujer tiene un puesto directivo o de responsabilidad y dedica más horas al trabajo, sea el hombre el que se encargue del día a día. Yo voy a las reuniones de padres, la acompaño a las actividades extraescolares, voy a verla a los partidos, que le encanta que esté en la grada, estoy en el grupo de whatsapp de las madres del colegio… Yo lo que quiero es crecer con ella cada día y no perderme ni un momento de su vida.

Aitor Ocio en Andorra, en un acto promocional de la firma Jaguar
Aitor Ocio en Andorra, en un acto promocional de la firma Jaguar

P: Las madres y las hermanas mayores de los alumnos del colegio deben estar encantadas con usted…

R: Qué quiere que le diga. Yo soy el padre de Naia y me involucro porque es lo que quiero y me gusta. Mi hija es una niña feliz, absolutamente normal, independiente, solidaria, que sabe que tiene a su padre y por supuesto a su madre. Eso es lo más importante.

P: Ha habido momentos en los que la relación entre Laura y usted ha sido bastante compleja. ¿Cómo se llevan ahora?

R: No tengo que esconder que ha habido momentos difíciles que se han hecho públicos a través de la prensa. Por mi parte hay una relación de absoluto respeto hacia ella como persona y profesional, y por supuesto como madre de Naia. Hay una realidad y dos puntos de vista que, en ocasiones al ser tan diferentes, han necesitado una mediación legal. En el último encuentro que tuvimos se marcó el convenio actual. El lugar de residencia de Naia es Bilbao y a partir de ahí se marcaron los tiempos de uno y otro. Lo importante es que nuestra hija tiene lo mejor de cada uno. Y ya termino con este tema porque es algo de lo que no me gusta hablar porque después se pueden sacar de contexto y no es bueno para nadie.

P: Durante un tiempo usted parecía el malo de la película y su imagen no era buena. La lectura que se hacía al permanecer callado y solo tener una versión era que no facilitaba a su ex la convivencia con su hija. ¿Le ha dolido esa percepción?

R: Cada uno es dueño de sus palabras y de sus actos. Yo me he limitado a hacer lo que creía más conveniente y cuando hubo desencuentros legales, que fuera un juez el que decidiera. Lo que he hecho ha sido porque lo consideraba lo mejor para mi hija al margen de si mi imagen era buena o mala o no coincidía con lo que quería Laura. Cada cierto tiempo me llegaban comentarios, pero tampoco quiero remover historias pasadas.

P: Estos días has estado en Andorra para probar los coches de la firma Jaguar que han incorporado nuevos sistemas de seguridad a sus vehículos. ¿Le gusta conducir con nieve? ¿Y esquiar?

Aitor Ocio en Andorra, en un acto promocional de la firma Jaguar
Aitor Ocio en Andorra, en un acto promocional de la firma Jaguar

R: Conducir en esas circunstancias si tienes seguridad de llevar un buen coche como los Jaguar sí. Si no, prefiero evitarlo. Y en cuanto a esquiar me gusta mucho. Es una sensación de inmensa libertad. La verdad es que han sido unos días muy gratificantes.

P: Cambiando de tema… Tiene varias empresas relacionadas con la salud y el bienestar, los Oriental Spa en Bilbao y Santander, y la clínica Henao en el centro de Bilbao y quiere montar nuevas franquicias ¿Qué tal le van los negocios?

R: La verdad es que están funcionando muy bien tanto las clínicas de estética como los centros de spa y nutrición. Me gusta lo que hago y desde luego el público responde. Hay un servicio absolutamente personalizado. Por ejemplo, en el centro Oriental Spa tenemos lo último en técnicas orientales. También está funcionando muy bien el Hefit Sports Bilbao, que es el primer centro de asesoramiento y entrenamiento integral para el deporte y la salud.
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios