Logo El Confidencial
en el teatro del barrio

Hablamos con Pedro Casablanc, el álter ego de Bárcenas sobre las tablas

El extesorero del PP se convierte en protagonista de una obra en la que el guión repasa el interrogatorio del juez Ruz al político. Entrevistamos al actor que da vida a Bárcenas

Foto: Cartel de la obra que se representa en el Teatro del Barrio
Cartel de la obra que se representa en el Teatro del Barrio

El caso Bárcenas se ha vuelto tan popular que da hasta para una puesta en escena. La relación entre el extesorero del PP y los sobres, la supuesta contabilidad B, los pagos detallados a políticos… De todo eso se habla en Ruz-Bárcenas, la obra de teatro que vuelve a escena después del éxito cosechado el año pasado en Barcelona y Madrid.

Dirigida por Alberto San Juan, la obra acorta el interrogatorio del juez Pablo Ruz a una hora de duración, pero pone en escena la conversación mantenida por el magistrado y el imputado. “No se ha añadido ninguna información que no esté contenida en la transcripción. Todas y cada una de las palabras y de los nombres que se dicen y se pueden escuchar en este espectáculo se dijeron y se pudieron escuchar el 15 de julio de 2013 en la Audiencia Nacional”, explican en la página de Facebook del Teatro del Barrio.

Nunca Bárcenas tuvo tanto protagonismo como ahora. El expreso más relevante de la España actual, que se encuentra en Baqueira esquiando junto a su hijo, podrá ir al teatro para ver cómo el actor Pedro Casablanc hace de él ante un Pablo Ruz interpretado por Manolo Solo. Eso sí, su presencia en el patio de butacas puede perturbar a Casablanc, tal y como confiesa en conversación telefónica con Vanitatis.

Bárcenas comparece en la Audiencia cada quince días (Efe)
Bárcenas comparece en la Audiencia cada quince días (Efe)

 

“Me costaría mucho hacer la función porque al fin y al cabo soy humano y me gustaría que tuviéramos una conversación previa. Yo siento mucho reparo y mucho respeto y también una cierta timidez ante el hecho de hacer de una persona que está delante y que no conozco”, asegura.

Tras varios meses interpretando a Bárcenas por los teatros españoles, Casablanc cuenta que no se ha leído todo el interrogatorio de Ruz y Bárcenas, incluso desvela que no sigue de cerca el caso. “No me interesa demasiado. Pierdo el tiempo en otras cosas como leer literatura. No me interesa mucho la actualidad, leo titulares”, explica.

Sin embargo, sí que se ha interesado por la sombra que proyecta Bárcenas para, como él mismo dice, “interpretar su alma, o como yo creo que es”. Y la manera en la que lo hace provoca “cierta simpatía del público hacia Bárcenas, hay un momento en que la gente se compadece de él, por muy culpables que sean lo hechos que haya cometido la persona. En el momento en que se ve acorralado contra la pared nadie se alegra de ese mal ajeno. Somo así, somos buenas personas en el fondo la mayoría”.

Pregunta: Después de tanto tiempo haciendo de Bárcenas, ¿cómo ha evolucionado el personaje?

Respuesta: Como actor me siento mucho más cómodo con lo que estoy haciendo, porque es un trabajo muy difícil, pero creo que ya lo domino bastante, con toda modestia. Empecé demasiado encorsetado con un texto muy difícil y una situación en la que tenía que estar totalmente quieto en una silla.

P: Habla de estar sentado, ¿cómo se ha acomodado?

R:También es cómodo interpretar sentado, es más fácil porque de pie tienes que utilizar todo el cuerpo. Lo que pasa es que al estar una hora entera tienes el miedo de que vaya a aburrir, de que vaya a ser algo demasiado monótono. Como el personaje ha salido de la cárcel y tiene tantas entrevistas, recrearme ahora en el alma de Bárcenas es más fácil.

P: Ahora que dice que ha estudiado a la persona, ¿cree que tiene algo en común con Bárcenas?

R: No, la verdad es que no me identifico en absoluto con él salvo un cierto parecido físico y una cierta corpulencia. Aunque creo que en persona es más alto que yo. Sí que es verdad que tengo una cierta empatía y una cierta simpatía por el personaje.

 

P: ¿Cree que estamos haciendo una estrella de Bárcenas?

R: En este país se suele hacer estrellas de gente que hace cosas incorrectas, la televisión exalta a gente que hace cosas mal, aunque ese no es el caso de Bárcenas. Efectivamente Bárcenas es un personaje muy carismático y es un poco el folklore de este país. ¿A cuántos ídolos tenemos en la cárcel?

P: Imagine que un día Bárcenas acude a la función.

R: Me costaría mucho hacer la función porque al fin y al cabo soy humano. En ese caso me gustaría que tuviéramos una conversación previa. Yo siento mucho reparo, mucho respeto y una cierta timidez ante el hecho de hacer de una persona que está delante y que no conozco..

P: ¿Es más difícil entonces interpretar a alguien que está vivo?

R: No tiene por qué, simplemente que se da la condición de que te lo puedes encontrar y que, en lugar de saludarte, a lo mejor te parte la cara. Pero personajes que no han existido nunca como Hamlet son más difíciles de interpretar que Bárcenas.

P: Si usted tuviera tantos millones en Suiza como dicen que tiene Bárcenas, ¿qué haría?

R: (Risas) Si los tuviera en Suiza sería por algo, así que dejarlos allí. Si los tuviera aquí, probablemente compraría y gestionaría un teatro en Madrid.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios