Logo El Confidencial
MANTIENEN UNA RELACIÓN DESDE HACE AÑOS

Espartaco, ante una futurible boda: "Nunca se puede decir de este agua no beberé"

El diestro, que regresa a los ruedos el Domingo de Resurreción en la Real Maestranza de Sevilla, asegura que se encuentra en un momento de su vida “muy sereno, tranquilo y feliz”

Foto: Juan Antonio Ruiz Espartaco y Macarena Bazán, en una imagen de archivo (Gtres)
Juan Antonio Ruiz Espartaco y Macarena Bazán, en una imagen de archivo (Gtres)

Juan Antonio Ruiz Espartaco siempre ha sido un hombre conciliador, tanto en su vida privada como en el mundo taurino, donde no se le conocen desplantes ni vetos a compañeros, como sí han hecho otros, ni participa en conspiraciones para presionar a empresarios. No forma parte del grupo denominado G4 (Julián López ‘El Juli’, Alejandro Talavante, Miguel Ángel Perera y Morante de la Puebla), que han dicho no a la Maestranza sevillana. Espartaco vuelve a los ruedos para torear en la corrida del Domingo de Resurreción con Manzanares y Borja Jiménez, un torero novel al que ese día dará la alternativa.

No se ha cortado la coleta y su vida está centrada en el campo, su ganadería y todo lo que tiene que ver con la agricultura ecológica y las nuevas tecnologías aplicadas a este sector. Por ahora no se siente con ganas ni tiene tiempo para apoderar, como hace Ortega Cano. No obstante, es algo que no descarta. En el aspecto más personal y afectivo, afirma que se encuentra en un momento “muy sereno, tranquilo y feliz”. Aunque no nombra a Macarena Bazán, su “amiga entrañable”, los que le conocen aseguran que la relación “funciona muy bien”. Al preguntarle si se volvería a casar, zanjó la cuestión de una manera muy diplomática: “Nunca se puede decir de este agua no beberé”. Con sus tres hijos mantiene una relación espléndida y del pequeño comentó que “creo que no será torero. Le gusta el campo, pero sobre todo el fútbol”.

Espartaco acudió a la entrega de los premios taurinos organizados por el restaurante La Pesquera, donde también le homenajearon.

Juan Antonio Ruiz Espartaco, en una imagen de archivo (Gtres)Pregunta: Vuelve a torear. ¿No se había cortado la coleta?

Respuesta: No, no me la he cortado y no creo que lo haga nunca. Los toreros somos así. Vuelvo el Domingo de Resurrección en la Maestranza para dar la alternativa a Borja Jiménez, un paisano en el que confío plenamente. Un chico con un futuro prometedor. Es una tarde extraordinaria.

P: ¿Entonces sigue en activo?

R: Yo sigo participando en festivales. Lo que no estoy es dedicado en exclusiva a ello, como cuando estaba al cien por cien.

P: Vuelve Jesulín, los hermanos Rivera, usted… ¿Qué pasa, que no hay figuras que llenen la plaza? ¿Influye tanto el dinero?

R: Lo mío, como le he dicho, es solo una tarde y por mucho que me puedan pagar le aseguro que no me soluciona la vida. En cuanto al resto de compañeros, cada uno tendrá sus razones y no entro a valorar por qué lo hacen.

P: El mundo del toro no está en su mejor momento. ¿Qué le parece que haya algunas figuras que se nieguen a torear en algunas plazas de primeranbsp;No les beneficia…

R: Al toreo se le defiende toreando. Hay que colaborar a que no se cierren más plazas. ¿Que cómo se hace...? Toreando las figuras. ¿Que en esas plazas hay menos dinero…? Pues esa debe ser su aportación. Aquí se ha creado afición cuando han salido toreros fuertes y han dicho vamos, vamos y vamos.

P: Da la sensación de que en el mundo del toro hay poca unidad…

R: Es como en cualquier profesión. Podemos ser amigos y mantener una buena relación fuera de la plaza, pero cuando toreamos cada uno quiere ser el mejor. Y luego están las negociaciones de cada uno. Estamos viviendo una época muy difícil. Y si las familias tienen que apretarse el cinturón, lo primero que hacen es suprimir lo que es menos necesario. Tenga en cuenta que en la fiesta se aplica el 21% de IVA, como cualquier espectáculo.

Juan Antonio Ruiz Espartaco, en una imagen de archivo (EFE)
Juan Antonio Ruiz Espartaco, en una imagen de archivo (EFE)

P: ¿A qué se dedica ahora?

R: A mi campo, a la ganadera, a la agricultura. Me falta tiempo.

P: ¿Cómo están sus hijos?

R: Muy bien, muy centrados en sus estudios y disfrutando de la vida. Pasan tiempo conmigo en el campo.

P: ¿Juan, el pequeño, quiere ser torero?

R: Juan no quiere ser torero, a él lo que le gusta es el futbol.

P: ¿Y su vida afectiva con Macarena Bazán?

R: Estoy muy bien, con serenidad y tranquilo. Como bien sabe no hago comentarios sobre mi intimidad.

P: ¿Se volvería a casar?

R: Tengo por costumbre no negar el futuro a ningún aspecto de mi vida. Nunca hay que decir de este agua no beberé.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios