Logo El Confidencial
Una mujer con carácter

Las otras veces en las que a Valérie Trierweiller 'se le fue la mano'

Este jueves abofeteó a un excandidato a la alcaldía de Compiègne por la UMP. Pero el historial de trifulcas de la ex primera dama viene de lejos. Aquí, el repaso a sus momentos más enconados

Foto: La ex primera dama de Francia, Valérie Trierweiler (Reuters)
La ex primera dama de Francia, Valérie Trierweiler (Reuters)

El distrito 15 de París no no es un buen territorio para Valérie. El pasado jueves, Trierweiler, la ex primera dama gala (más conocida como la ‘segunda novia’ de Francia), protagonizó un altercado en un café de la zona. Un cliente del local –enclavado en este distrito cuyos votantes son de derechas– se dirigió a ella de forma inapropiada y, en tono irónico, le pidió “noticias de François Hollande”. Recordarle a la periodista su tormentosa historia de amor con el mandatario, debe ser algo que no termina de encajar. Trierweiler pidió al joven Mohammed Rizki, excandidato a las elecciones municipales en Compiègne (Oise) por la UMP –el partido de Nicolás Sarkozy–, que se excusara. Y este se negó. Por segundos, la conversación adquirió tintes de tensión que Valérie zanjó con una bofetada. Según la cadena de radio francesa RTL, el hombre ya la ha denunciado ante la policía.

Pero esta no ha sido la primera vez. La periodista gusta de sacar las uñas de vez en cuando. Fue el pasado septiembre cuando, tras la publicación de Gracias por este momento –el libro donde narraba cómo vivió la infidelidad del presidente francés–, protagonizó una monumental bronca con dos antiguas amigas. Todo sucedió durante una fiesta organizada por el teniente de alcalde de París, Jean Luc Romero, y su marido, Christophe Michel. En ella, y según France Dimanche, Trierweiler se entregó a la música y al alcohol. Pero la cosa se torció cuando descubrió la presencia de dos excolegas en el local: Valérie de Senneville, periodista y esposa del ministro de Finanzas francés, y Nathalie Mercier, su exconsejera de prensa. Ambas rompieron su relación con la ex primera dama cuando vieron de qué forma describía a Hollande en su epítome.

El presidente francés, François Hollande, junto a su expareja, la periodista Valérie Trierweiler (EFE)
El presidente francés, François Hollande, junto a su expareja, la periodista Valérie Trierweiler (EFE)

“Te voy a destruir, a ti y al cerdo de tu marido”. De esta forma se dirigió a De Senneville al tiempo que la arañaba en el brazo. La otra, Nathalie, en un intento por calmarla, salió escaldada. Trierweiler la cogió del cuello y la zarandeó mientras le gritaba: ¡Tú, gorda, márchate de aquí y ponte a los pies de esa puta de Gayet (la novia de Hollande)! Pese a lo caldeado del ambiente, la ex primera dama declaró a Canard Enchaîne que solo se había tratado de “una simple discusión en un ambiente festivo y, para nada, de bronca”.

La apodaron Valérie Rottweiler

De su etapa como pareja de Hollande, Valérie también supo defender a su amado. En un vídeo de Le Petit Journal de abril de 2013, mostró su capacidad para plantarle cara a sus propios compañeros. Sucedió en un acto público. Un cámara perseguía al presidente francés y la periodista no dudó en cogerlo de la capucha y apartarlo. Sin duda, ahí demostró a sus súbditos por qué siempre tuvo fama de periodista incendiaria.

 

Por algo sus compañeros de profesión la apodaron Valérie Rottweiler. Su fama de ‘perro de presa’ se remonta a su etapa como aspirante a primera dama. Cuando la crónica rosa de medio mundo se afanaba en elaborar retratos personales de la periodista, no tardó en desvelar la afición que tiene Trierweiler de ‘sacar su mano a paseo’. A su paso por la cadena de televisión Direct8 fue capaz de abofetear a una compañera por esgrimir un comentario sexista. La Valérie de antes, durante y después de ser (la traicionada) primera dama sigue siendo igual. Una mujer con carácter.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios