Tú a Rivas y yo a Vallecas: las últimas horas de Tania Sánchez y Pablo Iglesias como pareja
  1. Noticias
punto y final a su relación

Tú a Rivas y yo a Vallecas: las últimas horas de Tania Sánchez y Pablo Iglesias como pareja

Pusieron fin a su relación tras pensarlo mucho. Tania se lo comunicó a su familia pocas horas antes de emitir el comunicado. El pasado mayo tuvieron una crisis

placeholder Foto: Tania Sánchez y Pablo Iglesias (Gtres)
Tania Sánchez y Pablo Iglesias (Gtres)

Doce kilómetros separan la casa de Tania Sánchez en Rivas Vaciamadrid de la de Pablo Iglesias en Vallecas. Una distancia que, ahora mismo, parece inabarcable. Los políticos han anunciado su ruptura a través de Facebook en una estrategia medida y estudiada. Vanitatis reconstruye las últimas horas de Tania y Pablo como pareja.

Domingo 22 de marzo de 2015 (12:00 horas).- Tania coge el teléfono y llama a algunos de sus más allegados. Utiliza la misma vía para comunicarles que ha roto con Pablo Iglesias que cuando abandonó Izquierda Unida. Habla con sus asesores de prensa, también con sus padres. No así con su hermano, con quien, según ha confesado, no tiene ningún tipo de relación. “Me llamó y me contó que lo habían dejado, pero no voy a hablar nada más del tema”, dice una persona cercana en conversación con Vanitatis.

Lo habían dejado, pero eso no impidió a Tania aparcar la tristeza para seguir las elecciones andaluzas. Por eso, tras comunicárselo a los más cercanos, Sánchez se informó de cómo iban las urnas.

15:00 horas.- Escribe un tuit: “De momento, cinco puntos más de participación en las elecciones andaluzas. La gente tiene ganas de implicarse en el cambio”.

21:00 horas.- Da la enhorabuena a Ganemos Colmenar por su proceso de primarias. Pablo, por su parte, retuiteaba una foto de Teresa Rodríguez junto a sus padres.

22:00 horas.- Viendo que Podemos tenía 15 escaños en la Junta, Pablo tuiteó: “Se hace camino al andar. Gracias Andalucía, gracias @TeresaRodr_ , gracias caminantes, por dar el primer paso. Seguimos. #Podemos22M”.

23:30 horas.- Se produce el comunicado. Una hora después del último tuit de Pablo Iglesias, con ya más del 80 por ciento de los votos andaluces escrutados, Tania y Pablo lanzan por sus respectivas cuentas de Facebook el mismo texto firmado por ambos en el que se aseguran que “ya no somos pareja”. Un total de 15 líneas con el que anuncian que han puesto punto final a su relación.

“No puedo hablarte del tema porque han dicho que no van a hacer más declaraciones”, explican a Vanitatis desde el departamento de prensa de Tania Sánchez. Eso sí, niegan con rotundidad que detrás de este comunicado, sobre todo por el momento en el que lo emitieron –en pleno recuento de las elecciones andaluzas– haya una estrategia. “¿Qué estrategia? Ella nos dijo que habían cortado y luego lo anunciaron”.

Aunque desde el entorno de Tania sí reconocen que “tras las elecciones europeas hubo una crisis”, aseguran que no ha sido hasta este fin de semana “cuando se ha terminado la relación”.

En enero se habló de ruptura

De la ruptura de Tania y Pablo se lleva hablando desde mitad de enero, cuando Vanitatis destapó las informaciones que desde el propio grupo político llegaron a esta redacción que señalaban que la pareja había puesto punto final a su noviazgo. En conversación con miembros de Izquierda Unida aseguraron a este medio que la propia Tania Sánchez fue difundiendo entre algunos de sus compañeros de partido que había roto con el líder de Podemos. En aquel entonces algunos vieron en este distanciamiento una estrategia política para desmarcar a Iglesias de los escándalos de corrupción en los que Tanía se ha visto envuelta.

No se sabe si esta ruptura será definitiva, pero parece que Pablo ya tiene hombros en los que apoyarse para superar la pérdida de “la mujer que más admiro”. Según afirman a Vanitatis, Iglesias ha hecho un buen grupo de amigos en Bruselas, donde trabaja cuatro días a la semana. Entre ellos se encuentra una traductora marroquí “con la que se lleva muy bien”, aseguran.

Muchos veían que tarde o temprano la ruptura llegaría. Que ambos se habían convertido en políticos con entidad y en personajes, y que eso les terminaría pasando factura como pareja. Como en su día dijo Pablo Iglesias, Tania cometió dos pecados: “uno, ser mi novia”. Ahora, ya no hay relaciones personales de las que hablar.

Pablo Iglesias Izquierda Unida Tania Sánchez Noticias de Podemos
El redactor recomienda