Logo El Confidencial
LA REINA DEL BURLESQUE VISITA MADRID

Dita Von Teese nos enseña a hacer un 'striptease' con elegancia

Noche de vodka y burlesque en la capital con el icono 'pin-up' como reina del evento, a la que acompañaron algunos rostros conocidos en una fría noche

Pensar en Dita Von Teese supone imaginar a la reina del burlesque bañada en una enorme copa de Martini, ataviada con lencería de encaje y con sus níveas piernas dibujando una imaginaria línea recta que culmina en sus interminables tacones Louboutin. Sin embargo, anoche era Belvedere, un vodka de lujo, el que traía a la pin-up a la capital. Las invitadas apostaron por sus looks más Von Teese, con faldas lápiz, corsés lenceros, estampados de leopardo y tacones vertiginosos. Pero Dita solo hay una. Una Dita que, por cierto, ya ni pincha, ni corta.

Lo de corta lo decimos porque apostó por una falda de largo midi, ya que ella afirma que jamás la veremos en minifalda. Lo de pincha, porque tras posar en el photocall, ya en la fiesta, subió al escenario junto a Monarchy DJ Set y se limitó a permanecer ante el ordenador del pinchadiscos con los brazos en jarra y la boca ligeramente entreabierta, como una pin-up de calendario. Permítanme la broma, pero estuvo algo para-Dita Von Teese.

En la alfombra roja, sin embargo, respondió a los medios con amabilidad, hasta que un periodista con una curiosa revista de Oriente Medio en las manos le hizo una pregunta, imposible de entender por culpa de la música, que obligó a su guardaespaldas a alejar al osado reportero. A Vanitatis le dio sus mejores consejos para hacer un striptease con elegancia y su opinión acerca del burlesque, que podría ser la nueva arma del feminismo.

Elena Furiase reconoce no tener el manejo de Dita a la hora de despojarse de la ropa, aunque afirma haberlo intentado con algún novio. David Delfín nos contó que diseñaría unas pezoneras con delfines para la reina del burlesque. Quizás también para Alaska, a la que tildó de 'la Dita española'. Hablando de expertas en burlesque patrias: a Vinila Von Bismark le agradecimos personalmente haber demostrado que en España hay más formas de hacer striptease que las que vimos en Ana y los Siete.

Hamburguesas mini (aunque a Dita no le gusten las faldas XS, la comida rápida del evento sí tomó esa medida como referencia), tartar de atún y rollitos de salmón con aguacate sirvieron a las celebridades como armas contra la resaca que los deliciosos combinados de Belvedere prometían traer consigo a la mañana siguiente. Nosotros, como alumnos aventajados y aplicados, abandonamos pronto la velada para asegurarnos de que los consejos de Dita acerca de cómo conseguir despojarnos de la ropa con clase no desaparecieran de nuestra mente. Una lástima que el esquijama siga siendo necesario para afrontar las gélidas noches. Ni Von Teese ni nadie habría logrado quitarse la ropa con elegancia en esta fría velada.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios