Logo El Confidencial
ÉL PRESIDE TELEFÓNICA

Las emotivas palabras de César Alierta en el funeral de su esposa, Ana Cristina Placer

El empresario hizo suya la frase de Lavoisier “la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma” para honrar a su mujer en su sepelio este lunes en la iglesia de Santiago el Mayor de Zaragoza

Al mediodía de este lunes, 6 de abril, se celebraba en la iglesia de Santiago el Mayor, en Zaragoza, la misa funeral por Ana Cristina Placer, la mujer de César Alierta, presidente de Telefónica, que falleció el domingo en Madrid a causa de una insuficiencia respiratoria. El lugar elegido para la liturgia religiosa era el mismo templo donde Ana y sus hermanos se habían bautizado, recibido la primera comunión y celebrado todos los acontecimientos religiosos importantes de la familia. “Era su parroquia y donde ella quería que la rezáramos. Así lo dijo y así se ha hecho”, explican desde el entorno familiar a Vanitatis.

A pesar del estado de shock en el que se encuentra Alierta, ha sido capaz de subir al altar para dedicarle unas últimas palabras a la que ha sido la mujer de su vida. Sin papeles, conciso y  conteniendo la emotividad del momento, el viudo recordó cómo se conocieron, el recorrido vital de ambos “siempre juntos” y cómo compartían su puerto de atraque en las tierras de Aragón, el referente de ambos. Finalizó el recordatorio dando las gracias a su esposa por el tiempo que han estado juntos.

César Alierta junto a Ana Cristina Placer, en una imagen de archivo (EFE)
César Alierta junto a Ana Cristina Placer, en una imagen de archivo (EFE)

Uno de los momentos que más emocionó a todos los presentes tuvo lugar cuando el presidente de Telefónica, tomando como suya la frase de Antoine Lavoisier “la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma” quiso mostrar que su mujer siempre estaría presente en su vida. Mientras el viudo mantuvo la entereza, los hermanos y parte de la gran familia que formaban el matrimonio Alierta-Placer no pudieron contener las lágrimas. Aunque era una muerte anunciada, porque el cáncer que padecía era irreversible, para Alierta afrontar la realidad ha sido una tragedia. Y cuentan cómo el día de antes de su muerte, cuando se puso en contacto con los íntimos para comunicarles la noticia, no podía casi hablar. 

“Como buen aragonés es un hombre duro, recio y no se derrumbó. Formaban una pareja muy especial, siempre juntos y compartiendo todo en la vida. Venían mucho a Zaragoza y se unían siempre ambas familias para celebrar lo que fuera. La Navidad la pasaban aquí y podías verles pasear por El Tubo (la zona de bares) con los hermanos y sobrinos. Eran una piña”, dice alguien de su entorno.  

 

Multitud de rostros conocidos

Al funeral no faltaron Luisa Fernanda Rudi, presidenta de la Diputación General de Aragón; Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno; Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza; la empresaria Mari Cruz Soriano; Manuel Pizarro, presidente de Endesa; Yolanda Barcina, presidenta del Gobierno de Navarra; Florentino Pérez, presidente de ACS y del Real Madrid; Rodrigo Rato (Telefónica), Isidro Fainé (La Caixa), José Carlos Lacasa (Grupo Lacasa), Pilar Muro (Grupo Quirón), la exministra de Ciencia e Innovación Cristina Garmedia, la cúpula directiva de Telefónica, altos cargos de empresas de Aragón y mucha gente anónima que apreciaba a Ana Placer.   

El entierro se oficiará este martes en el cementerio de Zaragoza.

 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios