Logo El Confidencial
una semana en la polinesia francesa

Los dos motivos por los que Mariló no quiere que vean la luz las fotos de sus vacaciones polinesias

La agencia de representación de la presentadora trataba de parar este jueves, mediante un comunicado remitido a varios medios, la publicación de varias imágenes de ella en topless

Foto: Mariló Montero
Mariló Montero

Frenazo en seco. La agencia de representación de Mariló Montero trataba de parar este jueves, mediante un comunicado remitido a varios medios, la publicación de varias imágenes de la presentadora en bikini y en un bungaló realizadas durante sus vacaciones en una isla de la Polinesia Francesa. Pese a que en otras ocasiones Montero ya había aparecido fotografiada en bikini, en esta ocasión ha puesto especial interés y empeño en que las imágenes no se publiquen en ningún medio. Además, la presentadora hizo ver que se iba de vacaciones a las Bahamas, lo que muchos interpretan como una maniobra de distracción para que no se supiese cuál era el verdadero destino de sus vacaciones. ¿Cuál es el motivo de tanta estrategia? Según ha podido confirmar Vanitatis, una de las razones principales es que la presentadora no quería que la mujer anónima con la que hizo el viaje fuese identificada.

Según tiene constancia este portal, algunas de esas fotos, pese a lo que dice el comunicado de los representantes de Montero, sí se han realizado en una playa pública. Además, no se trata únicamente de fotografías en bikini, sino también en topless, lo cual, según fuentes cercanas a la presentadora, la ha incomodado mucho.

Mariló Montero durante una entrevista con 'Vanitatis' (Pablo López Learte)
Mariló Montero durante una entrevista con 'Vanitatis' (Pablo López Learte)

Una escapada de seis días

La historia de las vacaciones de Montero comienza el sábado 28 de marzo, cuando tanto ella como su acompañante vuelan hasta el Hotel InterContinental de una de las islas de la Polinesia. En total, la conductora de La mañana de la 1 estuvo en la paradisíaca isla hasta el Sábado de Gloria. Tanto ella como su amiga pasaron cuatro noches en un bungaló situado en primera línea de playa. Sin saberlo, Montero estaba siendo fotografiada en espacios diferentes, entre ellos una playa pública y el propio bungaló.

Según ha podido confirmar este portal, existen fotografías de la presentadora en bikini, en pijama y en topless. Esas imágenes, que se han intentado vender a varios medios, estarían circulando todavía por algunas redacciones, lo cual ha provocado la airada reacción de la presentadora, que se enteraba a su vuelta de la existencia de las mismas. Su estado de nerviosismo la llevaba a instar a su agencia, Pop Management, a enviar un comunicado a diferentes medios.

“Las instantáneas han sido tomadas subrepticiamente en lugar privado, la terraza de un bungalow que pertenece al único resort que existe en la isla, lo cual atenta contra la intimidad y propia imagen de la presentadora. Estos hechos suponen una intromisión en su imagen y vulneran gravemente su derecho a la intimidad y familiar”, asegura el comunicado.

Todavía está por ver si las instantáneas hechas en lugar público acabarán viendo la luz o no. Las realizadas en el bungalow será difícil que las veamos algún día. Lo que está claro es que Montero ha puesto especial cuidado en que sus vacaciones en la Polinesia queden en la más estricta intimidad. 

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios