Luis Miguel Rodríguez, ex de Bordiú, un nuevo adepto de la prensa del corazón
  1. Noticias
LANZAMIENTO DE ‘CUCHÉ’

Luis Miguel Rodríguez, ex de Bordiú, un nuevo adepto de la prensa del corazón

El propietario de Desguaces La Torre habló de la demanda que tuvo que interponer contra un programa de televisión “porque atentaban contra mi honor”, aunque defendió la profesión

Foto: Luis Miguel Rodríguez en la fiesta de 'Cuché'
Luis Miguel Rodríguez en la fiesta de 'Cuché'

Luis Miguel Rodríguez, dueño de Desguaces La Torre, Gloria Camila Ortega, Fernando Martínez de Irujo, el cantante Juan Peña y muchos personajes más acudieron al restaurante Thai Garden para festejar la presentación de Cuché, la revista de nueva publicación que dirige Saúl Ortiz. Un apuesta empresarial y periodística importante en un momento donde los medios de papelsufren dificultades y una lenta recuperación.

“La novedad es que Cuché no se venderá en los lugares habituales, sino que se repartirá gratuitamente en varios puntos de Madrid. Hemos empezado poco a poco y nuestro objetivo futuro será distribuirlo por toda España”, cuentan Ortiz y la subdirectora, Joana Morillas, en presencia del hijo de la duquesa de Alba, que siempre ha tenido una magnífica relación con la prensa.

Muy parecida es la actitud del que fuera novio de Carmen Martínez-Bordiú, el empresario Luis Miguel Rodríguez. Aunque no le gusta tener una visibilidad más allá de temas relacionados con su mundo laboral, acudió acompañado de la abogada Teresa Bueyes, quien le ha ganado todos los pleitos que en su día interpuso por derecho al honor. La letrada fue también la que gestionó el divorcio, que fue de mutuo acuerdo, de Rodríguez después de treinta años de matrimonio.

“La ‘Bordi’ es así”

Luismi, como le llaman sus amistades, aseguraba a Vanitatis en el transcurso de la cena que “yo no soy de poner demandas y si lo hice en ese momento, fue porque atentaban contra mi honor, pero los periodistas de la prensa del corazón sois buenos…”, contaba mientras los reporteros le preguntaban por sus últimas conquistas.

Se convirtiómuy a su pesar en personaje al que seguían los paparazzi y efectivamente en varias ocasiones le pillaron con otras señoritas que no eran ni su mujer ni la nietísima. Esta fue una de las razones por las que se rompió la relación amorosa con Bordiú, que no la de amistad.En la fiesta de Cuché contaba el último viaje aventurero de su amiga “la bordi”(así la llama) a Omán, donde vivió una experiencia peligrosa y complicada. “Ella es así. Si se le mete algo entre ceja y ceja lo hace… como viajar sola a Omán. Cuando después me lo contaba, me dijo que al llegar al aeropuerto y ver que nadie laesperaba se agobió, pero que después lo paso muy bien”. Rodríguez charló con la mayoría de los invitados y disfrutó de la cena asiática del ThaiGarden, aunque él es más de “marisco y chuletón”.

Otros invitados que acudieron a la presentación fueron Susana Uribarri, Paloma Cela, Rosa Valenty, Emilio Carcur (dueño de Thai), los empresarios Fernando Encinar (Idealista) y Carlos Dexeus (Altex), Javier Trincado Mateo (propietario de la marca de ginebra Vones), Fernando Candela, que vuelve con su obra Los pijos también lloranlos domingos por la mañana en el Teatro Gran Vía de Madrid, y muchos periodistas que quisieron dar su apoyo a la nueva iniciativa. “Cuantos más medios, mejor viviremos”, decían. Una de las periodistas presentes, Esther Pedraza, convocaba para días después a un encuentro en el mítico Café Gijón, donde colegas como Raúl del Pozo, Nieves Herrero, José Ribagorda o Fernando Jáuregui participarán en un encuentro para reivindicar que el chorizo ibérico no se utilice para calificar delincuentes.

Luis Miguel Rodríguez Gloria Camila Ortega Mohedano Teresa Rodríguez Prensa
El redactor recomienda