Nieves Zuberbühler, los verdaderos motivos de su boda con Julio Mario Santo Domingo
  1. Noticias
enlace con un rico heredero

Nieves Zuberbühler, los verdaderos motivos de su boda con Julio Mario Santo Domingo

La periodista argentina se casó hace unos días, en secreto, con el hermano de Tatiana Santo Domingo. Además del amor, la novia necesitaba renovar su Green Card

Foto: Nieves Zuberbühler, la flamante esposa de Julio Santo Domingo (Facebook)
Nieves Zuberbühler, la flamante esposa de Julio Santo Domingo (Facebook)

Sucedió en Manhattan. Como en la película. En un juzgado de lo civil del distrito neoyorquino se casaronhace dos meses el hermano de Tatiana Santo Domingo, Julio (29 años), y la periodista argentina Nieves Zuberbühler (27).A pesar de que, según la prensa, la boda se celebró en secreto, la reportera porteña se ha encargado de desmentirlo a través de su cuenta de Facebook. Vanitatis ha podido conocer cuál ha sido el motivo por el que los contrayentes –se conocieron hace escasos meses– han pasado por la vicaría.Tal y como afirma un amigo de Nieves a este medio, la pareja contrajo matrimonio para evitar una separación forzosa: "Fue un mero trámiteburocrático. Casándose con Julio dejaba de tener problemas para renovar la tarjeta de resdiencia; al unirse legalmente conun neoyorkino, ya no tenía que preocuparse por renovar la Green Card", asegura.

Nieves decidió hacer las Américas en 2012, después de colaborar en Buenos Aires con el diario La Nación. La joven beldad rubia se instaló en Nueva York junto a su novio, Manuel Maximino, con quien contrajo matrimonio el 30 de noviembre de2013. ConMaximino, un joven de 34 años licenciado en Economía por la Universidad de San Andrés de Buenos Aires,viviósu primera aventura marital.Atrás quedó aquella fastuosa luna de miel cuyo destino fue África. Botsuana o Ciudad del Cabo fueron algunas de las ciudades que visitaron durante su viaje de novios.Pero el amorles duró tan solo un año. Con el divorcio, Nieves comenzó a tener problemas con migraciones: "Estaban apunto de echarla", insiste la misma fuente.

La joven periodista, ahora reconvertida en 'mujer de', ha resuelto su situación legal compartiendo su vidaun heredero que trabaja comoDJ en Nueva York. Además de ser el cuñado de Andrea Casiraghi, Julio Mario heredó tras la muerte de su padre, en 2009, una importante fortuna. El imperio cervecero familiar está gestionado por su hermana Tatiana y dos de sus tíos: Andrés y Alejandro.

Por su parte, Nieves es la mayorde cinco hermanos. Pertenece a una de las familias más distinguidas de Argentina. Es hija de Ignacio Zuberbühler y de Marina Blaquier, además de nieta de Malena Nelson Hunter de Blaquier. Se licenció en Periodismo, con matrícula de honor, por la Universidad Austral de Argentina. En la actualidad trabaja como productora en el programa 60 Minutos, de la CBS. Un espacio televisivo que se emite los domingos y cuyos hitos más recientes han sido conseguir entrevistas con Héctor Timerman y Diego Lagomarsino, a propósito del caso demuerte del fiscal porteño Alberto Nisman.

A pesar de que hace unos días declaró a Infobae, “sentir tristeza” porque sus logros tengan que ver con un tema tan complicado para su país, dice estar segura “de pertenecer a un proyecto muy poco politizado que me da mucha libertad de actuación”.

Amplio círculo social

Su estilo boho-chic o su impresionante figura son dos de las cualidades que la hacen parecerse peligrosamente a su cuñada Tatiana Santo Domingo. Ysin duda, habrán sido sus armas de itgirl –ha ejercido como modelo ocasional– las que hayan conquistado a su actual marido. Pero lo cierto es que Nieves posee un círculo social envidiable. Tanto dentro como fuera de su país. Es pariente de la diseñadora porteña Concepción Cochrane Blaquier y también tiene amistad con la bloguera española Vega Royo-Villanova. Suele veranear en Punta del Este (Uruguay) donde, casualmente, tiene casa la madre de Beatrice Borromeo. Aunque retirada, en la alta sociedad mundial, todo queda en familia.

Tatiana Santo Domingo Uruguay Bodas de famosos Nueva York Vega Royo-Villanova
El redactor recomienda